movida en xiaomi

Xiaomi tiene un problema de decisión

La máxima del maestro, pisoteada.

Los que me conocéis, sabéis de mi admiración por Jobs. Fue a mi entender y porque así lo dice la historia, un genio. No voy a ocultarme por muchos lectores que no tenga que no compartan mis pensamientos. Una de sus máximas, era que a los usuarios hay que darles un producto y que te lo compren. Si les das muchas opciones, acaban por comprar algo con lo que no están del todo convencidos. Eso de ponerle varias alternativas con características similares, acaba siendo perjudicial a la hora de la decisión y es peligroso. Es por eso que creo que Xiaomi tiene un problema.

Actualmente ha reunido un montón de modelos que hacen que la decisión entre uno o el otro sea complicado. Una colaboradora de LaTeclaTec me pasaba una especie de chiste que ahora uso para el artículo. A continuación, os cuento la situación y seguro que veréis que el foco argumental del artículo es muy curioso. Vamos a darle un repaso a como queda la situación a la hora de comprar un terminal en Xiaomi, porque ya os adelanto que es complicado.

 

Me compro un Xiaomi, ¿Cuál?

Venga, vamos a exponer una situación. Voy a la tienda Xiaomi porque estoy decidido a comprar un terminal. Entro y voy a por el Xiaomi Mi9SE de 128gb que cuesta 349 euros. De entrada, y hago un inciso…, estamos comprando un procesador de gama media. Cierto que es un gran procesador, pero no deja de ser un gama media, muy potente, pero gama media. Que quede claro. Porque mi dinámica hasta hace nada, era la de comprar un Xiaomi gastando un máximo de 300 euros y cada año me llevaba el tope de gama.

Mi4, Mi5, Mi6…, cierto que era importación, pero ahora eso se ha terminado y los precios están bastante más caros. Pero bueno, sigamos. La dependienta nos dice que por el mismo precio (349€), tienes el Mi9T Lite. Miramos características y dices, vale, pues quizás si que es mejor opción. Venga, dame ese. A lo que la chica te dice…, ¿has tenido en cuenta que por 20 euros más te puedes llevar el Mi9T? Miramos características, y es cierto, pagas 20 euros más, pero es bastante mejor. Venga, a por todas, dame el Mi9T. ¿Me llevo un buen terminal, ¿no? Por supuesto, pero ya que estás…, tengo que decirte que por un “poco” más, tienes el Mi9 que viene con un procesador de gama alta, y eso se nota para jugar, por ejemplo.

Ya empiezo a estar mosqueado, pero es verdad, pagas más, cierto, pero es bastante mejor en potencia. Venga, me tiro a la piscina. Dame el Mi9. Ahora que te tengo calentito…, el Mi9T tiene la ventaja de que la pantalla es mejor en tamaño y proporción. Tienes la opción de tener el Mi9T Pro por el mismo precio que el Mi9. Y es en ese momento cuando por mucho cariño que le tengo a Xiaomi, salgo de la tienda indignado y me voy a mi casa, hago el esfuerzo y me compro un iPhone donde no hay demasiadas opciones, pero compro un buen producto.

 

Situación ficticia pero real.

Esta situación que os he expuesto es exagerada y ficticia. Pero es perfectamente parte de una realidad. Xiaomi tiene un problema gordo con los modelos y versiones. Está sacando constantemente terminales que se solapan entre ellos. Eso no es bueno. Vale que copan el mercado y aglutinan un sinfín de ventas, pero a costa de marear al usuario con muchos modelos que no son necesarios. Me gustaba muchísimo más cuando tenían bien definidas las gamas. Tenías el gama media (Redmi) y el gama alta (Mi). Luego se sumaron los Mix que eran los Premium. Pero es que ahora hay tantos modelos, gamas, marcas y submarcas que acabas loco.

Android hace poco decidió acabar con las golosinas y llamar a sus productos con números. El motivo era simple, simplificar. Pues bien, en Xiaomi no existe simplificación. Si te digo cual es mejor, un Mi9T o un Mi9SE, no sabes que decirme. Y es normal. Llegamos a un punto donde no tienes ni idea de lo que compras. Y lo que es peor, no sabes si has comprado bien o lo que necesitas. Están usando una estrategia comercial lamentable. Se tenían que alejar de Samsung, y están siguiendo su estrategia comercial, pero empeorándola porque sacan muchos más modelos. No me parece ni bien ni lógico, pero bueno, espero que algún día vuelvan a la senda de sus raíces.

 

Tanto modelo puede ser peligroso.

Tener tantos modelos en el mercado tienen otro inconveniente. Las versiones. Hasta hace poco, cuando Xiaomi era la gran Xiaomi, los Mi recibían la actualización y al tiempo lo hacían los Redmi. Era de cajón, lo mejor para el mejor. Ahora eso no pasa. Y lo peor es que te encuentras supuestos gamas media con versiones superiores a gamas alta y eso, señores, es un feo muy grande hacia el consumidor. No es normal que suceda y lo que es peor, para Xiaomi es un exceso de trabajo ya que tiene que ir adaptando las Roms ya que cada uno de los teléfonos, pese a ser parecidos, tienen características diferentes. Y eso se traslada en más trabajo.

¿Por qué no existe la fragmentación en iOS? Pues sencillamente porque sacan un modelo o dos al año y todos tienen los mismos componentes. Es mucho más sencillo trabajar en los sistemas o actualizaciones cuando los terminales son todos iguales. Eso en Android no pasa, y Xiaomi tiene un problema porque tampoco empieza a pasar. Están cogiendo un rumbo peligroso que veremos a que los lleva. Van a dominar el mercado a medio plazo, eso parece lo único que importa. Pero por el camino van a dejar de lado la calidad de productos que lo llevaron a lo que es hoy.

 

 

Conclusión sobre Xiaomi tiene un problema.

A nivel comercial, entiendo que lo que digo es lógico pero que se lo pasen por el arco del triunfo. Los números manda, y más ahora que están en bolsa. Y los accionistas quieren resultados a la de ya. No le sirven las previsiones ni las cosas a medio plazo. Y eso es lo peor que le puede pasar a cualquier empresa. Depender del que te aprieta para resultados inmediatos te da muy poco margen para hacer lo que quieres. Xiaomi cuando no era internacional, y no estaba en bolsa, hacía lo que quería como quería. Era la envidia de todos.

Ahora son la misma envidia porque venden mucho, pero a nivel interno…, no están evolucionando tan bien como lo hacían antes. Es decir, son un cañón en el mercado, pero antes eran mucho mejores porque estaban más centrados. Ahora piensan más en copar todos los mercados (y no sólo en móviles) que no ofrecer grandes productos en el conjunto, incluyendo Rom. Esperemos que todo esto pase y se deba sólo a una mala racha, pero son muchísimos los usuarios descontentos con sus Roms, que ya no están lo pulidas que estaban antes. Me quedo con la frase de Jobs porque realmente creo que tenía razón. Al usuario, mal que nos pese, las cosas masticadas. Contra menos opciones, mejor. Así no se va con la duda sobre si ha comprado bien. Tengo claro que Xiaomi tiene un problema de seguir así.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las ultimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner