Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Xiaomi abandona Android One

5 agosto, 2020
xiaomi

 

Pues parece que los rumores apuntan a que Xiaomi abandona Android One, y que no sacará un Mi A4, y si lo hace, seguramente sería sin Android One. De esta manera, un nuevo mazazo para Google que vería como uno de sus principales socios, o uno de los más importantes, abandonaría la idea de Android One. Vamos a darle un repaso a esta mala noticia para Google y quizás buena para el mundo. Veremos hasta donde es un rumor o es algo más. Arrancamos. Os recuerdo que el mes de agosto no hay Podcast de LaTeclaTec, por eso no los estoy promocionando, pero los podéis escuchar si queréis, obviamente.

¿Mala noticia?

Personalmente creo que no. Por un lado tenemos el compromiso de tener que estar al día con las actualizaciones. Ser pioneros o de los primeros es un peso pesado, y a Xiaomi, especialmente con el Mi A3, no le ha ido demasiado bien. Ha habido muchísimos problemas con las actualizaciones y han dejado en evidencia que quizás algo ha fallado en esta alianza. Por otro lado tenemos las ventas del modelo A de Xiaomi. No es que sea uno de los éxitos del año, es más, después del Mi A1, se llegó a rumorear si lo dejaban por su falta de “éxito”. De esta manera, parece que todo está visto para sentencia y no habrá un Mi A4, así que Xiaomi abandona Android One y su idea de Android Puro.

 

Que teléfonos quedan con Android One.

Si Xiaomi abandona Android One, como digo se queda sin su principal valedor. Pero no es el único. Lo malo es que los que quedan…, mejor no digo nada y os los presento. Hasta ahora tenemos los siguientes terminales con este sistema operativo puro. Nokia (5.3, 8.3, 7.2, 6.2, 9 Pureview, 3.2, 4.2, 7.1, 5.1, 3.1, 7 Plus, Siroco y 6). Tremendo el tema de Nokia y los nombres de los terminales. Menos representativos no podían ser. La verdad…, ni sabía que se llamaban así. Clara demostración de lo poco que me ha interesado Android One. Por otro lado tenemos los tres de Xiaomi (A1, A2 y A3). Otro exponente de Android One es Motorola (Action, Vision, One y Moto X4) Luego ya tenemos un popurrí con dos BQ (Aquaris X1 y X2), GM8, HTC U11, GM6, X1, S2, S1 y GM5. Desconozco fabricantes y tampoco creo que sea relevante.

 

Muchos modelos, poca relevancia.

Como veis, hay muchos modelos con Android One, pero realmente son terminales sin relevancia alguna. Ahora que Xiaomi abandona Android One, se quedan con un máximo representante estéril. Nokia. Que una empresa sin alma como Nokia, que ha sido todo y se ha convertido en nada, sea el máximo exponente de Android One…, es complicado. Es una relación comercial complicada ya que el volumen de ventas de todos los terminales juntos quitando los de Xiaomi…, me da que no llegan a alcanzar los de Xiaomi con Android One. Así que mal asunto y claramente un problema para Google.

¿El fin de Android One?

Yo sinceramente…, creo que no tiene demasiado sentido. Ningún fabricante top ha apostado por ellos, quitando Xiaomi. Android One nació tocado ya que apareció junto a Android Go y nunca quedó claro que eran cosas diferentes. Los usuarios simplificaron en que ambos eran prácticamente lo mismo y se le colgó el san Benito de sistema para terminales poco potentes. Esto sin lugar a dudas es un hecho que les ha marcado y que ha hecho que ningún fabricante potente haya apostado por un sistema catalogado como “basurilla”. La idea de tener un sistema puro, sin modificaciones estaba muy bien. Personalmente creo que es interesante, pero que no tiene sentido. Todos los fabricantes optan por poner sus capas de personalización. Le dan un plus muy potente y tenemos a Xiaomi, seguramente como el máximo exponente de modificaciones de Android. Tienen en Miui al rey de las capas de personalización, aunque Miui realmente no es una capa sino un software modificado claramente. Así que si me dicen a día de hoy si creo que Android One tiene sentido…, la respuesta clara es que no.

 

Google y sus problemas.

No están siendo buenos tiempos para Google. La guerra con Huawei por culpa de Trump, que les puso la soga al cuello para romper relaciones con ellos, ha hecho muchísimo daño. A eso ahora le añadimos que su máximo socio de Android One, también abandona la idea. Vamos, que están teniendo un montón de problemas en su sistema de móviles, y la cosa podría ir a peor cuando, tarde o temprano, Samsung también abandone. Es cuestión de tiempo, y lo raro es que no lo hagan ahora mismo y empiecen la andadura paralela con Huawei. Creo que están perdiendo un tiempo precioso si como es de esperar, acaban yendo por libre como ha hecho (obligado) Huawei.

¿Es el momento de Fuschia?

Seguramente es una percepción y la sangre no llegará al río. Pero todo esto de Android y Huawei, Android One y Xiaomi, y todo en general…, dan sensación de que estamos cerca de un final para Android. Sería raro teniendo en cuenta que es el sistema dominante a nivel mundial con casi una cuota del mercado del 85%. Pero hay un problema, hasta desde Google se han encargado de marear la perdiz cuando sacaron Fucshia, que no ha desaparecido, simplemente sigue su curso. Se supone que es el sistema que sustituirá en un futuro próximo a Android, y quizás es el momento de dar ese salto. Recordemos que con Fuschia, Google fusionará totalmente ordenador y móvil y hará de la experiencia de usuario un nivel superior. Todo ello sin dejar la base Linux que hasta ahora tan buen resultado ha dado.

 

Balance de Android.

Si miramos Android, sólo se puede contar de una manera, éxito absoluto. Recordemos que es el responsable de arrasar con Symbian, el sistema operativo que se llevaba hasta su aparición y que si ahora podemos decir que Android domina el mercado con una rotundidad total, con Symbian era mucho más bestia ya que la cuota de mercado era superior al 95%. Es decir, casi todos los teléfonos llevaban su sistema. Pero los propietarios de Nokia, que eran los creadores del sistema ya que Nokia era prácticamente el único fabricante que había porque nadie podía competir con ellos, no quisieron aceptar que su sistema iba a morir si intentaba competir con Android y no quisieron adaptarlo. El resultado fue catastrófico. En apenas un año, Symbian era prácticamente historia y Android se había apoderado del mercado. Las facilidades para piratear y hacer prácticamente lo que querías…, era la antítesis de Symbian. Así que está claro, Android fue, es y será un éxito de Google.

 

Balance de Android One.

Un desastre. Como dije, la torpe presentación junto a un sistema inferior, y la torpe exposición del producto junto a no saberlo vender bien…, han dado como resultado un sistema que nadie quiere. De nada sirve tener una gran idea si luego no la sabes llevar a la practica. Es lo que le ha pasado a Google con Android One y lo más inteligente sería poner punto y final a una etapa que no ha dejado grandes resultados. Veremos si ahora que Xiaomi abandona Android One se deciden a poner punto y final al proyecto. No tiene que ser un fracaso. Google está más que acostumbrada a empezar y a dejar cosas por el camino porque no funcionan. Mal iríamos si todo lo que hacen funcionara. Así que buen intento pero no, los usuarios no andan buscando Android One.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts