Windows no acepta el fracaso y prepara una revolución

Windows no acepta el fracaso

 

Tras el fracaso, se reinventan. ¿aprendiendo de los errores?

Windows Phone ha sido un desastre total. No se puede calificar de otra manera. El que estaba destinado a ser alternativa a iOS y Android, ha pasado con mucha pena y nada de gloria hasta llegar a la extinción. Oficialmente Windows Phone ha muerto, aunque nunca ha llegado a estar vivo desde mi punto de vista. Pasó con sus lamentables estadísticas a figurar como “otros” en sistemas operativos usados. Su cuota de mercado era inexistente (1%) lo que lo ha llevado a la extinción. Pero la sorpresa es que no se dan por vencidos, y en parte es lógico y entendible. La clave es la gama Surface la cual le está dando alas a la compañía para creer que algo pueden hacer. El éxito de Surface es incuestionable y según se comenta, estarían trabajando en una especie de Surface móvil. Puntualizar que Surface no es algo nuevo, es un proyecto iniciado en 2012 aunque es ahora cuando han golpeado fuerte.

 

Windows Phone no, Windows, gracias.

El problema que tiene Windows es la falta de compatibilidad con juegos y aplicaciones. La falta de compatibilidad es absoluta teniendo que acudir a alternativas en Apps, y en juegos a no poder jugar directamente. Eso sí, para trabajo y Apps básicas…, no es mala opción. Pero claro, ¿cómo intentas vender eso?  Pero vamos, que creo que es más problema de Windows Phone que otra cosa. En tablets, por ejemplo, Windows arrasa a Android a mi modo de ver. Es muchísimo mejor, pero lo es porque lleva Windows 10 y no Windows Phone. Esa para mi es la clave. Para trabajar es inmensamente superior a Android. De hecho, en mi Tablet Dual, he estado usando desde que la compré, Windows. Y solo he acudido a Android ahora que he instalado un juego que me interesaba jugar y como no, en Windows no está.

 

Los desarrolladores de Apps y juegos son la clave de su éxito.

Todo pasa por ellos. Si ellos no adaptan las aplicaciones para esa plataforma, nunca van a triunfar. A la gente no puedes venderle algo y decirle, mira, es que esto no está. Todos los juegos, o al menos todos los títulos importantes o casi todos salen para ambas plataformas, Android e iOS, sin embargo, pocos o ninguno para Windows Phone. Es lógico, como va un desarrollador a adaptar una aplicación para un sistema operativo que tiene una cuota de mercado del 1% o inferior. Lo hará para Android con el 86% e iOS con el 11% o algo así creo recordar que era, pero, ¿para qué más? Hay que entender a todas las partes, y a mi modo de ver, los desarrolladores son los principales responsables del éxito de un sistema.

 

Microsoft, una compañía con nombres muy potentes.

Lumia, una de las pocas cosas que Microsoft aprovechó de su “operación desmantelar Nokia” pero es un nombre que va asociado a mucha calidad. Surface es otro nombre que mantiene sello de calidad. Pues bien, Microsoft es una de esas empresas que tienen todo el dinero del mundo y más, con lo cual, no les importa invertir en algo que no funciona. Quieren llegar al mercado móvil y para ello internamente se sabe que están trabajando en un nuevo Windows Phone adaptado para móviles.

Bueno, se supone que eso ya lo hicieron y fracasaron, ¿entonces? Pues eso, que están trabajando de nuevo en algo que no sea un fracaso. Se supone que llevar la experiencia Surface a móviles, seguramente usando Lumia como gancho es la idea. Pero vamos, si van a seguir igual…, ¿para qué intentarlo? Van a conseguir un sistema muy bueno, no tengo duda, pero al usuario le van a vender lo mismo, algo con lo que no van a poder usar sus aplicaciones y juegos habituales.

 

Conclusión AAM sobre Windows no acepta el fracaso.

Tengo claro que Windows se ha equivocado, eso es una evidencia. Pero creo que todo es más sencillo que todo esto. Windows es el sistema operativo dominante en el mercado. Las Tablets con Windows funcionan a las mil maravillas. Pues es tan simple como trasladar Windows a móviles al igual que han hecho con las tablets, conseguir la colaboración de los principales desarrolladores y listo.

Si hay que bajarse los pantalones y pagarles más de lo necesario se hace. Pero si la idea es sacar un sistema precioso, rompedor y luego decirles a los usuarios que no van a poder jugar a sus juegos favoritos porque no son compatibles, no lo aceptarán. Será un fracaso. Con lo cual, veremos con que nos sorprenden, pero está claro que están trabajando en algo y que no asumen la derrota y quieren ser el tercer sistema operativo.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner