Wi-Fi

Wifi en la playa, ¿para qué?

Estaba leyendo un artículo donde se habla de las playas de nuestro país donde puedes encontrar conexión Wifi gratuito. Y la verdad, se me ha generado un debate interno sobre el Wifi en la playa y hasta qué punto esto es bueno o es malo. Y claramente ha ganado el que es malo. No veo ningún punto positivo a tener Wifi en la playa, y el primer punto que destruye a todos los demás es que para mí, la playa es un territorio de relax, donde debería estar prohibido toda la tecnología existente, y por eso, no puedo apoyar o ver bien que un aparato tecnológico tenga una ayuda externa para funcionar bien.

La playa.

Ir a la playa puede ser una tortura de mucho cuidado. Por si no tuviéramos bastante con los niños jugando con la pelota y levantando arena, los que juegan a pie de agua con las palas, arriba con las pelotas de Vóley, otros haciendo agujeros que luego no rellenan de castillos de arena, el otro que va con el flotador dinosaurio dando golpes a todo el que hay por al lado de lo grande que es… Ir a la playa puede resultar ser un deporte de riesgo. Algunas cosas, como los agujeros de castillos de arena, creo que en muchas regiones está incluso estipulado como sanción. Y es que sin exagerar, te puedes romper una pierna por culpa de uno de estos agujeros.

Sin tecnología.

Por si no tuviéramos pocas cosas, hay que añadirle un par relacionados con la tecnología, que a mí, personalmente, me tocan mucho la moral. Por un lado, los que van con el altavoz y hacen que todos los que están cerca, tengan que estar escuchando la maldita música que quiera poner. Eso siempre me ha parecido una canallada. Cada uno que haga lo que quiera, pero desde el momento que me impones tu música porque te sale de las narices…, mal vamos. Por otro lado, los móviles. No tiene sentido alguno que tengas el móvil en la playa. Luego lo argumento, pero esas chicas (especialmente) que se ponen a hacer poses en la orilla, posturas imposibles y ridículas, sin tener en cuenta donde están y que todos la están mirando…, es tremendo.

Móviles no, gracias. 

Los móviles, lo mires por donde lo mires, no tienen cabida en la playa. Es por eso que el Wifi en la playa no me parece una buena idea porque es potenciar estos aparatos. Estoy en contra porque ya con el tema del sol, los teléfonos sufren muchísimo. Por otro lado, con las cremas solares, la arena y la propia humedad del terreno, hacen que estos aparatos estén muy expuestos. Y seguramente no les pasará nada, pero van a sufrir muchísimo. Aparte de todo lo expuesto, con el sol potente que da en la pantalla, y que la sobrecaliente de una manera más que preocupante, y no vas a ver prácticamente nada, porque las pantallas de móvil, pese a su enorme calidad, en esas condiciones sufren mucho.

Disfrutemos del espacio.

Hay sitios donde un móvil no tiene sitio. Nos hemos acostumbrado a usar el móvil para todo y en todo momento. Es por eso que se potencia el Wifi en la playa. En vez de todo lo contrario, buscar espacios libres de móviles, con todas las ventajas que conlleva a nivel estrés y dependencia, no, todo lo contrario. Facilitamos las cosas. Por llamarlo de alguna manera, porque al final, que te habiliten zonas Wifi en la playa lo único que demuestra es una enorme carencia por parte de las operadoras. Porque en un momento de la vida donde tenemos más datos que nunca, que se tenga que potenciar las Wifi…, me da que es más un atraso que un adelanto. Yo, por ejemplo, tengo 55gb a compartir con mi mujer. Me da que los meses los paso relajado no, lo siguiente. Es cierto que esa tarifa la quiero precisamente para los meses de verano que es cuando más caña le das a los datos, pero me sobran. Ni de broma me planteo acceder a una Wifi pública.

El peligro de las públicas.

Lo que más me preocupa es que la gente tenga interés en tener Wifi en la playa. Yo no sé vosotros, pero soy totalmente opositor de conectarme a cualquier Wifi pública. Sea en hoteles, bares o cualquier otro lado. Desconfío de cualquiera, y no por exceso de protección o de miedo, sencillamente porque lo rechazo de raíz. No quiero conectarme a un punto de acceso que no conozco, así de simple. Creo que es una decisión de lo más sensata para evitar cualquier tipo de problema. Desde el momento que entras a cualquier red pública, estás exponiéndote de manera innecesaria. No os lo recomiendo. Usar lo que tenéis contratado, y si no os llega…, no lo uséis, así de simple. Vivir con limitaciones no es necesariamente malo. Yo en esto soy muy extremista. Las vacaciones son para descansar, y el móvil no te ayuda a conseguir esa desconexión. Yo en la playa, sin móvil, en la piscina, sin móvil, y así en muchos sitios. Saber separarse de ese dichoso aparato, es difícil, pero muy gratificante.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner