Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

WhatsApp con Facebook o a la calle

8 enero, 2021
whatsaap está drenando baterías

 

Increíble pero cierto. Ya os lo comentábamos el otro día y ahora se hace realidad. Facebook sigue con su hoja de ruta y da otro paso más para unificar servicios, que al final es lo que siempre ha querido. Seguramente os acordareis cuando quiso comprar WhatsApp y la comisión los investigó y se determinó que no iban a usar la empresa para unificar conceptos, compartir datos y demás tonterías, ¿no? Pues ha durado poquito el show. Si con la anterior actualización de condiciones de uso, le daban al usuario la oportunidad de decidir si compartía datos con Facebook…, ahora directamente se quita esa opción y van más allá. “Amenazan” con poderse quedar sin WhatsApp por no aceptar compartir con Facebook. Tremendo. Así que sí o sí, vas a tener WhatsApp con Facebook en cuanto a compartir muchas cosas.

 

¿Qué se comparte?

Bien, a priori demasiado. Por ejemplo. Se comparten con otras compañías de Facebook y asociadas, datos de registro de cuenta como número de teléfono, datos de transacciones, información de como se interactúa con la app, posicionamiento, cuando se usa la app, información del dispositivo móvil, dirección IP, y otros muchos datos. Es decir, pueden hacer lo que les de la real gana. Lo sorprendente es que se atrevan a decirlo tranquilamente sin que nada pase. Me parece una aberración absoluta lo que está sucediendo en el mundo digital. Y lo de Europa…, es de traca. Por suerte esta vez ha sido para bien, pero a niveles técnicos…, madre mía. Si empezara a largar todo los cambios y lo mucho que nos afectan…, no acabaría. Pero os lo puedo resumir en que nos obligan a la protección de datos y mil movidas más, y luego llega Facebook y hace lo que le sale de las pelotas. Así, tal cual.

 

El plan se culmina.

El objetivo principal de la compra de WhatsApp por parte de Facebook era claro, compartir datos entre todo su ecosistema. Ahora con esta renovación de políticas, lo de WhatsApp con Facebook es una realidad. Y lo peor es que lo hacen público sin pudor alguno de vergüenza o remordimientos por habernos (haberos) engañado. Pongo eso entre comillas porque yo desde un inicio lo he tenido más que claro y así lo he manifestado en muchas ocasiones. No es que ahora vaya de iluminado, estaba cantado y muchísimos lo imaginaban. El tema que nos beneficia por ser europeos es que la parte de poderse quedar sin WhatsApp en este caso, no se nos puede aplicar por una serie de movidas de privacidad que no vienen al caso. Es decir, que fuera de Europa, si que corren el riesgo de quedarse sin WhatsApp si no aceptan las condiciones. Aquí en Europa, eso en principio no puede ocurrir.

 

El camino de WhatsApp.

Lo llamamos así pero creo que todavía no ha perdido su nombre original, que es WhatsApp Messenger. Entró en nuestras vidas hace ya casi 12 años. Concretamente el 24 de febrero del 2009. Su puesta en escena rompió con todo lo establecido hasta ese momento y empezaron a caer servicios y maneras de hacer, que nos acompañaban desde hacía años. Los mensajes de texto firmaron su sentencia de muerte y a día de hoy es una evidencia. Apenas se usan. Servicios de entregas, notificaciones medicas y poco más. Es un sistema obsoleto. Es la aplicación que más se usa, superando los 2 mil millones de usuarios. Como pasa con otros muchos servicios, aunque pocos se acuerdan de estas cosas…, se lanzó originalmente para iOS y un año después para Android. Este tipo de cosas suceden porque los programadores no se quieren coger las manos. Y lanzarlo en iOS que es un sistema operativo “menor” por número de usuarios, les asegura un control total sobre fallos, problemas y demás movidas. Lanzar algo tan gordo para Android puede suponer una lápida ya que no es lo mismo lanzarlo para 150 millones que para 850 millones. Por eso algunas cosas se siguen lanzando primero en Android.

 

Más curiosidades.

Otra cosa que recuerdo de sus inicios es que nos costaba dinero. Un euro al año o algo así. Existían trucos como activarlo en un iPhone y como para ellos era gratis para siempre…, colaba y te librabas de pagar. También había otro método que era dejarlo caducar. Yo personalmente lo hice y funcionaba. Tenías un contador y si lo dejabas caducar en cuanto a días, al nada, te lo activaban. Hubo gente que lo hizo y no se lo activaron, pero por norma general, en unas horas o pocos días, te lo activaban. Se convirtió con ese método en la aplicación más cara de Play Store. Estar presente en la mayor parte de los teléfonos y cobrar 1 euro a cada usuario…, fue una jugada maestra. En 2014 la aplicación fue vendida a Facebook por 19 mil millones. 12 mil en forma de acciones de Facebook y el resto en efectivo. Vamos, que para Facebook fue un chollo. Llevarse la app que para entonces ya era la reina única de todas las fiestas, con un dominio absoluto e incontestable fue una ganga.

Facebook

Tocado y hundido.

El mismo año de la compra de WhatsApp por parte de Facebook, se anunció la inclusión de las videollamadas y VozIP. Fue el estoque definitivo a las llamadas de voz pagando, apps concretas de videollamadas, mensajería que hacía años que estaba moribunda por culpa suya…, en definitiva, Facebook compró una app que estaba ya hecha y no había que tocar nada. Todo el camino estaba allanado. El creador de WhatsApp es Jan Koum, un ucraniano llegado a EEUU sin apenas hablar ingles y que hace el invento del siglo. Curioso lo de los países de esa región. Un ucraniano creando la mayor app de mensajería y un ruso haciendo lo propio con la segunda mejor. En este caso, para cambiar un poco la historia, gana ucrania de paliza a los rusos, lamentablemente ya que creo que Telegram es infinitamente superior a WhatsApp.

 

¿Con Facebook mejor?

WhatsApp con Facebook no es que haya ido mejor. Sinceramente…, creo que va igual para lo bueno y para lo malo. No se si a día de hoy la app soportaría ir por libre, supongo que si porque cuando la vendieron ya era la bomba en número de usuarios y se veía que la cosa iba a más y más, pero supongo que siempre será más sencillo cuando perteneces a una gran empresa. En cuanto a modificaciones…, haberlas las hay, seguro, pero a nivel usuario, nada o poco se ha notado. A nivel funcional, si miramos desde que compraron la app, podemos pensar en las llamadas y videollamadas como gran cambio, el resto es prácticamente igual. Y en eso en parte, reside la magia de WhatsApp. Ser una app sencilla y funcional. A mi personalmente la introducción de esos conceptos, especialmente donde están, me supusieron acabar de dejarla. Tener el botón de llamada donde está y hacer llamadas accidentales es de lo más simple. Así que paso de sus movidas.

 

¿Rusos o americanos?

Claramente rusos. Telegram es infinitamente superior. En todos y cada uno de los puntos, excepto en las videollamadas, Telegram supera de calle a WhatsApp. Yo la uso para infinidad de cosas, empezando por la versión web real, que ahora parece que aterriza en WhatsApp. Curioso lo que les ha costado. Llevan unos años con el engaño de WhatsApp web que es un pegote de mucho cuidado. Ligado al teléfono sí o sí para funcionar. Tremendo. Por suerte se copian en todo lo que pueden de Telegram y así les va. Mejoran tarde pero mejoran. Telegram marca el camino y WhatsApp recoge las migajas. Ahora teniendo WhatsApp con Facebook todavía más agarrados de la mano…, espero que la gente se vaya dando cuenta del error que es tenerla como principal habiendo alternativa tan buena. Lo de Facebook es terrorífico. Un plan perfecto trazado sin ningún pudor.

 

Conclusión sobre WhatsApp con Facebook.

Recordar que estos cambios se aplican a partir del 8 de febrero, aunque hay gente que ya está recibiendo dicho mensaje. Veremos si la gente por fin abre los ojos y se da cuenta del abuso al que se les está sometiendo. Pero ya sabemos que la gente es fiel a sus principios, y a WhatsApp le es fiel hasta la muerte. Prueba de ello es que les han hecho las mil y una y siguen allí. Lamentable. Una app con continuos problemas de seguridad, problemas muy gordos que han dejado expuestos a millones de usuarios, la única app de la tienda que no permite modificaciones, que vetan a usuarios por usar apps alternativas, y mil y una movidas más, y la gente sigue allí, apoyando a una app que personalmente no creo que se merezca el status que tiene. Acepto que sea la referencia por haber sido la primera, pero hasta un punto. Teniendo alternativas muy superiores no lo puedo aceptar.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast.Por último, puedes dejarnos un comentario, quejas, dudas o sugerencias aquí o directamente a conmigo en Telegram
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts