Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

¿Volver a Android? Apple tendría la culpa

29 marzo, 2021
FBI desbloquea iPhone

 

Tengo que reconocer que desde que aterricé a iOS, no he encontrado prácticamente nada a faltar de lo que tuviera en Android. Pensaba que lo iba a pasar peor, ya que soy bastante asiduo a probar apps de terceros, que no tiene porque ser sinónimo de piratas, que conste. El tema es que ya van para 3 años y estoy en una situación delicada. Mi iPhone 8 Plus está empezando a dar síntomas de vejez, pese a que aguanta sin problemas el día a día y el tute que le doy. Pero si que es cierto que a nivel cámaras, veo como otras de terminales de gama media, me pasan la mano por la cara, y no me gusta. A esto le sumamos que soy uno de esos que suele cambiar cada año de móvil, así que se dan todos los factores necesarios para que pueda volver a Android. Y si se dan esos factores, es en gran medida por culpa de Apple. Vamos a explicar los motivos para esta afirmación.

 

Apple está haciendo las cosas mal.

El notch supuso un antes y un después en la historia de la telefonía. Todos los fabricantes, menos Samsung, copiaron de manera descarada el tema del notch cuando lo sacó Apple. Pese a que muchos se reían de él, como Samsung que lo hizo públicamente, todos se sumaron al carro. Es lógico que Samsung no lo hiciera puesto que su posicionamiento fue tan descarado que no tenía sentido alguno que se sumasen a una moda que habían criticado tanto. El tema es que al final, ese “no movimiento” fue perfecto para que Samsung sacase una alternativa, el agujero en pantalla, y que ahora, todos los Android, o la gran mayoría, que ponen formato de “todo pantalla”, lleven ese agujero en medio o en un lado. Y si me planteo volver a Android es porque mi iPhone 8 Plus, es perfecto para mi. Reúne todas las características que busco en un terminal, y cambiarlo sería para entrar en cosas que no me convencen.

El notch y su larga historia.

Si nos fijamos en la evolución del notch, Apple está alargando demasiado algo que no tiene sentido. En su día fue un acierto, y hay que reconocerles que dieron con la tecla, pese a que realmente el que lo había inventado antes fue Andy Rubin para sus terminales estrellados. La cuestión es que la copia de todos los fabricantes, es la prueba más palpable de que eso fue un éxito, pero de igual manera, el como todos se han ido pasando a la gota de agua, es otra prueba de que el invento, debía ser temporal. Apple lleva desde el iPhone X con el notch. Su enorme tamaño cada vez tiene menos sentido, y pese a que, en el siguiente modelo, el notch verá reducido sensiblemente su tamaño…, sigue siendo muy grande. Y ese es el motivo de que me plantee volver a Android, porque Apple no me está dando una alternativa que no sea pasar por el notch y perder el botón físico. Dos características que me encantan y que, de cambiar, notaría.

 

De iOS a Android.

El salto de una plataforma a otra, aparte de que puede ser dramática por las diferencias entre ambas, pese a ser muy parecidas, tiene el hándicap de hacerlo de una manera suave. Y lo más suave que hay de pasar de iOS a Android, es hacerlo vía Miui. El motivo es que, de siempre, Miui ha sido una copia de iOS en muchos aspectos, con lo cual, si quieres mantener un poco la esencia de uno en el otro…, es lo más recomendable. Así que para volver a Android habría que apuntar a Xiaomi. Pero tenemos un enrome problema, Xiaomi se está poniendo intocable. Así que tendremos que ir a por un Poco o un Redmi si no queremos invertir mucho dinero. El tema es complicado, y el Poco F3 ha sido el que me ha hecho incluso llegar a dudar si habría que dar el paso vía Poco F3. Las razones son que, pese a no ser un gran móvil, tiene unas prestaciones muy buenas. Pero aún con el tiempo, estamos hablando de cambiar un gama alta por un gama media en toda regla. Y eso quizás sería penalizarme demasiado. Otra opción sería entrar en la locura de precios de un Mi11 o similar, pero sinceramente…, para gastarme la pasta con uno de esos, lo hago con un iPhone, y me como con patatas el Face ID que no me gusta un pelo. Así que tengo una situación complicada. Si quiero cambiar de móvil con las características que quiero…, tengo que ir a por un Mi11 actualmente, así que mal asunto.

 

Xiaomi va muy a lo loco.

Otra razón para no volver a Android, es que Xiaomi, empresa que me gusta y que sería seguramente la elegida, parece que va un poco a lo loco. No sabe o no parece saber bien como abarcar el mercado. Se lo llevan de calle, cierto, pero a base de hacer cosas realmente estúpidas. De otra manera no se explica que un usuario como yo, compre el Poco X3 y a los pocos días, aparezca el Poco X3 Pro por menos de 20 euros más. Es una cosa que no tiene ninguna lógica. Solapando terminales, que es algo que suelen hacer de manera habitual. Es un sinsentido. Y sinceramente…, porque el terminal era para mi madre, porque si llega a ser para mi o para mi mujer…, claramente lo devuelvo y compro el Pro. Pero bueno, para una señora mayor, que no va a notar las diferencias…, ya le sirve. Pero el feo es obviamente grande.

 

Conclusión.

Volver a Android es posible por culpa de Apple, y esa es la parte más preocupante. La falta de opciones en la manzana mordida, y su poca intención de revolucionar el mercado quitando el notch, me llevan a estar desde hace tres años con el mismo terminal y sin saber como cambiarlo. Nunca he creído en el gran gasto de un iPhone, sin ir más lejos, el que tengo no lo compré, me lo cambiaron por el Mi6. Con lo cual…, y viendo que ya han pasado navidades y mi cumpleaños…, no se avista en el horizonte ningún festejo que me haga intuir un cambio. Y en el caso que lo haya…, no veo del todo claro gastar 600/800 euros en un iPhone 11 con el notch que no me convence. Ni hablar ya de un iPhone 12 subiendo el listón a los 900/1000 euros. Tendré que ver todo el arsenal de productos Xiaomi que han presentado en el día de hoy, a ver si algo me convence. El otro día estuve con Miui 12 del Poco X3 de mi madre y tengo que decir que me gusta en el punto en el que están.

 

Curiosidades tecnológicas.

Esta mañana he cometido un delito. Sí, lo reconozco. Voy en bici con los auriculares puestos. Llamarme temerario, pero sinceramente…, no veo ningún sentido que no pueda ir con los auriculares y la música baja y, sin embargo, uno en un coche pueda ir con la música a todo volumen. Si es por seguridad…, soy yo mucho más seguro en esa situación que el otro, sin embargo, se nos persigue a nosotros. El caso es que anda la policía revuelta y he decidido ponerlo los Airdots porque al ser negros, llaman menos la atención que los Airpods Pro blancos. Así que he venido con la bici y esos auriculares. Sinceramente…, no he notado apenas diferencia y estamos hablando de unos de 200 euros y otros de 15 euros. Con lo cual…, se cumplen dos cosas que os he contado muchas veces. Los Airdots son muy interesantes, y el oído humano es capaz de adaptarse a las situaciones. Obviamente entre ambos hay enormes diferencias, si los comparamos y analizamos punto a punto le sacamos los colores, pero en el oído…, todo se disimula más.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts