Vivir sin tecnología, ¿es posible?

vivir sin tecnología

Como sería vivir sin tecnología.

Hoy quiero hablar sobre algo realmente interesante. Como sería la vida de nuestros pequeños sin la tecnología. La verdad es que es un tema recurrente que muchas veces se me pasa por la cabeza, y hoy toca hablar de ello. Veremos que sale porque es un tema realmente extenso. Primero vamos con la cuestión del tema. ¿se puede vivir sin la tecnología? Si. ¿es aconsejable? Es lo que hoy vamos a exponer y a debatir. Está claro que se puede vivir sin la tecnología, faltaría más.

Pero eso seguramente nos va a aislar del mundo ya que la mayor parte del tiempo estamos usando la tecnología. Desde el momento que nos levantamos con un despertador, ya estamos usando tecnología. Luego nos vamos a lavar los dientes, también usamos tecnología. Las baterías que llevan el agua y/o los contadores, son eléctricos. Encenderemos seguramente la luz, otra vez tecnología. Nos haremos un café y/o cogeremos algo de la nevera, de nuevo usaremos la tecnología. Estamos condenados a la tecnología. No hay más.

 

Limitar la tecnología, ¿es buena idea?

Es un tema controvertido. Por un lado, valoro positivamente aquellos que limitan muchísimo la tecnología. He vivido el nacimiento de la tecnología que usamos hoy en día. Me gusta haber vivido la época del disco, del radiocasete, de los DVD, de los ordenadores, de los teléfonos de carraca…, tantas cosas. Me da mucha pena que los niños de hoy, no sepan ni que es ni cómo funcionan muchas de esas cosas. Es triste ver como no valoran nada de eso. Por esa parte sí que me gusta la limitación tecnología. Pero eso tiene también la lectura negativa. No existen límites. No conocerás el camino hasta llegar allí, pero si eliges bien las fuentes de información, estarás mucho más preparado que cualquiera de nosotros en nuestra época. Podemos absorber muchísima más información porque la conseguimos más rápido. Es cierto que nos lo dan todo mascado, pero, por otro lado, estamos recibiendo mucho más.

 

Black Mirror, la serie que nos avisa de todo esto.

Esta genial serie de capítulos independientes continuamente nos dan pistas sobre todo esto. Es una crítica/realidad que vivimos con la tecnología. En muchos de estos episodios nos hablan del daño y del beneficio que nos produce tanta tecnología. De cómo puedes quedar aislado por vivir de ella o por todo lo contrario. Es complicado hallar un punto intermedio del uso de la tecnología, con lo cual, que cada uno la viva como quiera. Eso sí, los adultos que intentan limitar el uso de la tecnología de sus hijos (menores), creo que se pueden encontrar con un problema muy gordo y esos niños pueden vivir en tal burbuja que luego les pase factura. Creo que lo ideal es que las cosas fluyan como tienen que fluir. Marcar unas pautas, unos límites de tiempo, y cosas así. Pero limitar el uso…, me parece peligroso.

 

El caso que me ha inspirado.

Todo esto ha venido por un artículo que he leído donde una pareja (joven) está educando a sus niños con unos límites estrictos en cuanto a tecnología. Sin usar aparatos tecnológicos más que en casos puntuales. Algo de dibujos dos días a la semana de contenido previamente seleccionado. Una película el viernes… poco más. Me parece un error monumental. Sus hijos van a vivir en un entorno tecnológico quieran o no. Tanta selección y adaptación de lo que quieras que vean me parece muy Black Mirror, especialmente un episodio de la nueva temporada (4×2-Arkangel). Básicamente trata de que seleccionas lo que deben o no ver y “manipulas” tanto su vida, que acaban siendo niños desgraciados. Así lo veo. Mi niño mira a veces cosas en la tele no aptas, se le dice y se quita. Mira dibujos de Netflix, si hay alguno que no debe ver, se quita, pero no seleccionamos el contenido. Está allí, se esquiva y listo.

Usa la Tablet (tiene 3 años), pues si, y juega media hora al día. ¿y qué? Mi niño ha nacido con la tecnología, él usa la Tablet mucho mejor que gente mucho mayor. Abre aplicaciones, baja juegos, hace de todo. Los juegos que tiene son de todo tipo, pero todos tiene en común algo, hacen trabajar su mente. Este niño por narices, va a ser más rápido que esos que viven ajenos a la tecnología, porque sus mentes están más entrenadas. Es cierto que los otros valorarán mucho más las cosas y sabrán salir de situaciones que el mío no, pero señores, si la tecnología marca el camino y les impides que sigan el camino, eso tiene que pasar factura.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner