Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Final de temporada.

31 julio, 2020

 

Podemos contar esta temporada como la primera, ya que es la primera en LaTeclaTec, o el final de la temporada 8 si hacemos la continuación de AAM ya que en realidad, esto es lo que es. Sinceramente, no se como enfocarlo. Lo que está claro es que si buceamos un poco en la historia de la tecnología contada por un servidor…, hay una historia que empieza a resultar chula. La primera en LaTeclaTec, la octava desde que inicié mi andadura en el tema blog. Vamos a repasar un poco la historia. Hoy voy a darle un repaso a temas divertidos o interesantes a modo final de temporada. También a la hoja de ruta para este mes de agosto. Pero antes…, promoción. Ni el último día os escapáis. Escucha con la voz de quien los escribe, los artículos. Una manera diferente de vivir la tecnología.

Ir a descargar

¿Cerrado por vacaciones?

El podcast seguro. No es que lo descarte, para nada. Todo lo contrario. Es la niña mimada de mi “imperio”. No para de crecer y tiene un camino largo por delante donde hay muchísimas cosas que mejorar. Yo hago todo esto porque aprendo muchísimo, y mejoro. Noto esas mejoras en todo lo que hago, y con los podcast, cometo muchísimos errores y eso es malo, pero también bueno, ya que intento pulir esos errores y mejorarlos.

Pero agosto es un mes donde estaré con la familia, y se me hará imposible seguir una rutina en cuanto a publicaciones. Con lo cual, prefiero dejarlo hasta septiembre. El blog es diferente, ya que siempre saco ratos para escribir. Seguramente no será esa “obligación” que me marco de un mínimo de un artículo cada día (fin de semana al margen), pero intentaré lanzar uno cada día. Pero sin esa “obligación”. Así que los podcast seguro que no seguirán hasta septiembre, y no por ganas, sino por logística. Y el blog seguirá a un ritmo diferente.

¿Cuándo empezó todo?

Se remonta a 2013, el 1 de septiembre para ser más concreto. Eran tiempos de Blogspot y aquí os dejo la primera entrada. Bueno, entrada por decir algo. Cuatro líneas mal paridas con nada interesante. Y así fueron pasando los días y las semanas, y en ellas se puede ir viendo la evolución. Esa es la magia de mis sitios. Las hago con mucha ilusión y sin pensar en lo que voy a ganar con ellas. Priorizo la información y lo que quiero decir a decir lo que se quiere escuchar. Eso tiene su parte mala, y es que el crecimiento es más lento. Pero como parte buena tenemos que me hace ser un espacio diferente, donde el que entre va a encontrar algo diferente. Ni mejor ni peor, pero desde luego, diferente, seguro. Me mojo en todo lo que escribo y no me caso con nadie. Por desgracia esto cada vez es más complicado y la mayoría se ciñe a un guion demasiado marcado.

 

El salto a WordPress.

La verdad es que fue un salto difícil de dar. Y lo hice más por pesadez de los que me han acompañado en este viaje que por mi mismo. Yo andaba muy cómodo en Blogspot pero mis asesores o como queramos llamarlos, me empujaban a dar ese paso. Y así lo hice. El 6 de agosto del 2015, es decir, tras completar dos temporadas en Blogspot, mi andadura allí acababa con esta entrada para dar paso a Androidealmando en WP.

Así que en 1 de septiembre del 2015, arrancaba oficialmente Androidealmando con esta entrada. No podéis verlo como AAM porque se ha unificado con LaTeclaTec, pero si no estuviera redirigido, esa sería la primera entrada que salió de Androidealmando.com. Arrancaba una nueva era de la que aún no era consciente lo que conseguiría. En mi mente seguía siendo un blog de barrio, sin aspiraciones más allá de dejar mi huella y llegar a personas, independientemente si era una o doscientas.

MWC y repercusión.

El tema es que iban pasando las temporadas y con ellas la repercusión era mayor. Prueba de ello fue el primer MWC al que asistí. Fue el MWC2016 y supuso un punto de inflexión para mi. El motivo es que por primera vez, me creí lo que estaba haciendo más allá de querer informar y poco más. Las exigencias de conseguir la entrada eran altas. Requería de un buen volumen de lectores mensuales entre otras cosas. Cumplí con los objetivos, es decir, era algo más que un blog de barrio. AAM era una marca que empezaba a sonar en muchos sitios, incluso algunos blogs reputados copiaban o se inspiraba en alguno de mis artículos. La cosa andaba bien. Sin quererlo o sin buscarlo, había dejado de ser un blog hecho por afición y sin aspiraciones a ser un blog que tenía que cumplir unos objetivos y se marcaba como objetivo inicial ser rentable.

 

Rentabilidad del blog.

No voy a entrar en números. Eso es feo y pese a que no es una cosa que quiera esconder o que sea secreta, no me gusta dar números. Pero si que os digo que a niveles rentabilidad es rentable. No gano dinero como para poder andar cambiando de móvil cada dos por tres, pero el objetivo del blog es claro. Ser rentable. Y con ser rentable me refiero a que los gastos anuales que salen de tener un blog, y esos, están más que cubiertos. Es el objetivo que me planteo todas las temporadas.

Más allá de ganar dinero, que para que nos vamos a engañar, a todo el mundo le gusta, el objetivo es la rentabilidad bajo ese punto de vista. Y por suerte, a día de hoy puedo decir que soy rentable, y que eso, tal como está el patio…, ya es mucho. He visto a muchos caer. El tema de los blogs tecnológicos es complicado. Muchos llegan para ganar dinero y ven lo difícil que es hacerlo y lo dejan. Por suerte, nosotros, tras ocho temporadas que suponen siete años en el aire, podemos seguir diciendo que aquí estamos.

 

Fiel a mis colaboradores.

El blog siempre lo he llevado yo solo. En este resumen de final de temporada, no quisiera olvidarme de cosas importantes para mi. Como por ejemplo el logo que ha acompañado durante todos los años a AAM. Lo hizo alguien, sinceramente…, no recuerdo quien fue. Un descuido por mi parte, pero no soy nada bueno con el tema de recordar ciertas cosas. Pero si que he cumplido con algo que me propuse cuando me lo hicieron. Que esté siendo la imagen de AAM durante todos los años que ha durado el blog.

Ahora con LaTeclaTec ha pasado algo similar. Un colega me ha hecho el logotipo, y mi intención es que sea la imagen del blog durante todo lo que dure esta etapa de mi vida. Suelo ser fiel a las cosas que me hacen. Porque valoro mucho el esfuerzo que hay detrás. Todo lo que hay y veis en el blog sale de ideas, de conversaciones, y de colaboraciones. Si alguien invierte tiempo en ayudarme en algo, me gusta que quede allí siendo parte de una bonita historia.

ivoox cae

Los podcast.

Es mi valor más preciado. Bueno, en verdad lo es el blog. En él hay muchos años de curro, pero es que esto ya funciona solo como aquel que dice. En los podcast tengo mis miras puestas por varias razones. Primera de todas porque me gusta comunicar, creo que puedo hacerlo bien y creo que hay un nicho allí por cubrir. Si buscamos podcast tecnológicos vemos que hay muchos, pero la mayoría tienen algo en común. O están abandonados o son muy discontinuos. Con el mío busco algo diferente. Continuidad como eje fundamental.

Cada día suelo publicar uno, salvo inconvenientes como el de hoy, que tengo a los paletas dando guerra y me es imposible hacerlo en condiciones. Soy constante y ofrezco lo mismo que me está dando éxito en el blog. Artículos donde me mojo y trato temas interesantes. El resultado está claro, va como un tiro. Mucho mejor de lo que pensaba. Y lo que me gusta más, tengo un enorme campo de mejora. Muchas cosas que pulir y mejorar. Y en ello estoy. Me encanta ver como mejoro con cada podcast que hago y corrijo errores como quedarme encallado, y otros detalles que voy puliendo.

 

Redes sociales, mi gran fallo.

Con el final de temporada, analizo un tema donde estoy mal. Hay que reconocerlo, las redes sociales las tengo muy abandonadas o no les dedico el tiempo que merecen. En parte tiene su explicación, todo lo que veis lo hago yo. Es cierto que tengo un grupo de colaboradores de donde entre charla y charla que tenemos, algún tema para escribir saco. También es cierto que desde hace un tiempo tengo una socia a modo de WebMaster que me está ayudando en temas técnicos donde estoy cojo o donde perdería mucho tiempo. Pero al final, todo el entramado tecnológico lo llevo yo, y por eso tengo deficiencias en las redes sociales. No doy para todo. Llevar el blog, el podcast, Twitter, Facebook, Telegram… de locos. Es por eso que Twitter y Telegram salen las publicaciones de la web y poco más y Facebook directamente desde que quitaron la autopublicación de artículos ni entro. Es seguramente mi talón de Aquiles y el campo donde tengo que ponerme fuerte.

 

Resumen del final de temporada.

Tengo que reconocer que el cambio fue caótico. El no saber lo que hago a nivel interno, da pie a ciertos fallos. El cambio fue brusco. Esperaba que todos los de AAM pasaran a LaTeclaTec. Pero no fue así. Muchos se han quedado por el camino. Lectores más o menos habituales que he perdido y de los cuales, me da pena y creo que debería haberlo hecho mejor. Pero bueno, ínsito en que de los errores se aprende y a mi eso me costó perder más del 50% de mi audiencia de media.

Ahora por suerte la cosa está mucho mejor, y si bien no he recuperado al cien por cien los números…, si que estoy en una fase interesante donde puedo decir con total seguridad que el cambio ha ido a mejor y que estoy contento de haber dado el paso. ¿Por qué si ese paso? Pues me cansé de que la gente asociara AAM a Android. Nunca ha querido ser eso. Es un blog tecnológico y creí conveniente apartarme un poco de AAM y esa etiqueta que nunca he querido tener. Con LaTeclaTec ya no existe esa asociación con Android y me gusta.

Vacaciones a medio gas.

Así que este mes de agosto, será como cada año. Un mes para descansar más o menos y donde mis publicaciones se verán alteradas. Así que si algún día entras y no ves entrada…, no te preocupes. Pero intentaré mantenerlo al día, pero veremos si los niños y la mujer me dejan. Entiendo que el mes de agosto es un mes complicado y donde los lectores habituales están mas dispersos como es evidente por el tema de vacaciones. Es por eso que me adapto a este mes, y lo aprovecho para pensar en mejoras, algunas que se ven y otras que son más internas. Es decir, el mes de agosto lo uso en plan mantenimiento del blog y organización de lo que quiero hacer.

Mi cabeza está todo el día pensando en tecnología y es por eso que aunque desconecte, que lo hago, siempre encuentro tiempo o situaciones que me hacen encender el chip tecnológico. Espero que hayas disfrutado del cambio de AAM a LaTeclaTec, que estés contento con el ritmo del blog, y que si tienes alguna pregunta o duda, no te lo guardes. Aquí estamos para atenderte y escucharte. Porque LaTeclaTec la llevo yo, pero tu eres el lector y como tal, la parte más importante para que todo funcione. Yo por mi parte, no tengo más que marcar con este artículo el final de temporada (oficial) y esperar que sigas entrando a leer las nuevas historias, pero sobretodo esperarte el 1 de septiembre con el arranque de la nueva temporada. La segunda, o novena, como lo queramos ver. Salud y felices vacaciones.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts