La mala gestión USB Type C lo puede sentenciar

usb-type-c-2

Seguramente empezareis a escuchar más a menudo el término USB Type C y quizás os preguntáis si realmente vale la pena, cuanto tardará en ser el estándar, y muchas cosas más. Pues bien, hoy respondemos a muchas de las dudas que tenéis sobre este conector y lo que puede llegar a pasar. Primero de todo recordar las bondades que ya os comentamos hace unas semanas. Mayor volumen de transferencia, mayor velocidad de carga, conector reversible y mucho más. Bien, ahora vamos a analizar la situación actual. Seguramente a la mayoría de vosotros no os ha afectado todavía el tema del conector porque apostáis por el mercado internacional, es decir, terminales que podemos comprar en cualquier superficie de venta movil de nuestro país. Pero si apuestas por el mercado de importación, quizás ya has podido intuir algo de esto.

Empiezan a salir cada vez más terminales con el conector USB Type C, Meizu Pro 5, Xiaomi Mi4c, OnePlus 2 y algunos más. Bien, si tomamos como referencia el OnePlus 2 que actualmente es de estos el que lleva más tiempo, vemos todas las carencias que supone actualmente este conector. El conector es capaz de todas esas bondades, pero lamentablemente en la actualidad están capados, con lo cual no estamos aprovechando ninguna de esas características. Tienen ese magnifico conector pero en vez de trabajar a 3.1 están a 2.0, con lo cual acaba siendo un conector peor que el anterior puesto que el otro tenemos la ventaja que podemos cargarlo con cualquier otro USB, en casa de un amigo, familiar, seguro que alguien va a tener un conector USB 2.0, pero, ¿cuantos conocéis que tengan un Type C?

usb-type-cPues es sencillo, nadie o casi nadie, ese conector lo tienen muy pocos, y eso se traduce entre otras cosas a precio. El conector es extremadamente caro, y lo es simplemente porque no hay demanda y al no haberla siempre vamos a encontrar precios elevados. No quiero llegar a la conclusión de que el conector no vale la pena, ni mucho menos, simplemente que su estandarización va a ser muy complicada y quizás acabe ocurriendo como otros conectores, que acaben siendo un fracaso y se queden en el camino. Han habido varios que han intentado suceder al 2.0 y se han estrellado, incluso el 3.0 que tiene la ventaja de que es compatible con el 2.0 no acaba de ser la opción mayoritaria, de hecho muchos discos duros externos, por ejemplo, siguen ofreciendo la posibilidad en 2.0 y 3.0 cuando lo normal y dadas las enormes diferencias de transferencia de datos, la 2.0 la tuvieran abandonada.

Quizás el haber conseguido un conector mas “amigable”, es decir que fuera adaptable al actual la cosa iría mejor, pero al no ser compatibles, nos vamos a encontrar con el efecto WhatsApp donde los usuarios ponen otras alternativas, miran cuantos “amigos” tienen y como son muchos menos la quitan y se quedan con la misma. Pues aquí pasará igual, al no ser compatibles, la gente se encuentra con el problema de no poderlo conectar en cualquier cable y lío al canto. ¿Tanto costaba que el conector fuera mas plano y se adaptara perfectamente al conector actual?, pues seguro que no, y es una lastima porque hemos estado conviviendo con varios tipos de conector, es mas, en la actualidad muchos reproductores MP3 siguen usando un conector diferente que hace que la carga no se pueda hacer con nuestros cargadores de móviles. En definitiva, los conectores USB Type C no se asientan porque los propios fabricantes ponen trabas a que eso ocurra.

Recordar que seguirnos nos da mayor repercusión y ayuda a que mejoremos muchos aspectos. Seguirnos en Twitter, Telegram, Facebook, Google+, Spotbros, Youtube y Feeds. Vuestro seguimiento es nuestra energía (+1).

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner