USB C, menuda tomadura de pelo

Seguramente muchos de vosotros veis en el USB C el que finalmente ha llegado para poner paz en el mundo de los dispositivos. Desde hace años, los teléfonos Android han sufrido con el cargador, pasando en los últimos años, por diferentes formatos de conector y sembrando el caos entre todos ellos. Pero si pensáis que la paz ha llegado con el USB C…, nada más lejos de la realidad. La ley obliga a todos los aparatos que vayan saliendo a tener este conector, pero lamentablemente esa ley es muy laxa y permite que pequeños aparatos, usen otros conectores, con lo que al final, seguimos con el mismo panorama de siempre.

El problema.

Por fin se ha puesto algo de orden en el tema de los cables conectores, y el USB C se ha impuesto a todos, incluso al de Apple que va a tener que adaptarse en Europa siendo la primera vez en la historia de la compañía que tienen que adaptar sus teléfonos al conector europeo, es decir, al USB C. Pero como en Europa solemos hacer las cosas terriblemente mal…, este conector tiene una parte oscura que quizás muchos de vosotros desconocéis. Existen un montón de cables diferentes pese a tener el mismo conector y cada uno de ellos sirve para cosas diferentes.

Las diferencias.

Existen unos cables USB C que únicamente cargan, pero no transfieren datos. Paradojas de la vida, este tipo de cables se vende como Anti-Hackers, es decir, el cable cargará, pero no permitirá que se transfieran datos con lo que tus datos están seguros. Existen otros que te permiten cargar los auriculares, pero sin embargo no tienen fuerza para cargar un portátil. Unos transfieren hasta 80 Gbps y otros tan solo 500 megas, y diferenciarlos es visualmente imposible. Por si fuera poco, con estas diferencias de cables, existen empresas que hacen incompatibles sus cables para el resto de dispositivos, como seguramente hará Apple con la obligación de usarlo. Por otro lado, tenemos a Nintendo, que se pasa los protocolos por el forro y si no usas sus cables oficiales, corres el riesgo de freír el procesador. En definitiva, un caos.

Menuda tomadura de pelo.

Teóricamente el USB C llegó para acabar con tanta fragmentación, y, sin embargo, lo único que ha conseguido es maquillar y dar una apariencia de tranquilidad en algo que no existe. Tenemos los relojes, auriculares y pequeños aparatos que siguen con conectores que no son el USB C. Y para rematarlo, tenemos los cargadores rápidos de los móviles, que sí, son rápidos, pero si usas un cable especial. Porque como pongas un USB C normal en un cargador rápido…, vas a cargar normal. Y para colmo, la gente no lo sabe, con lo que acaban viviendo un efecto placebo donde piensan que están cargando rápido algo que no es así. 

Apple para rematarlo.

Por si no tenemos poco con el panorama del USB C, Apple lo acaba de liar todavía más. Si en Android y dispositivos en general, vemos como la tónica dominante es el USB C en un extremo y en el otro la clavija USB gorda de toda la vida…, llega Apple y pone en un extremo el USB C, pero en el otro extremo pone también el USB C, con lo que nos descuadra todo, haciendo que ese cable, por ejemplo, no sirva para el coche. Es un despropósito en toda regla. Y para colmo, creo que ese formato que propone Apple, es el mejor de todos, pero lamentablemente, acaba fastidiándonos en nuestra vida rutinaria. Vamos que nos queda mucho para tener un cable único que los gobierne a todos, especialmente cuando las supuestas leyes que salen para poner orden a tanto caos, no hacen más que generar nuevos caos. 

Conclusión.

El USB C ha llegado para mejorar las cosas mucho. Antiguamente recuerdo convivir con dos o tres conectores diferentes. Ahora hemos bajado a dos, que me sigue pareciendo excesivo. La mayoría de auriculares y relojes siguen con un conector diferente al USB C y eso es un problema que está muy lejos de solucionarse, especialmente en los relojes, que en su gran mayoría tienen base de carga. Así que ya pueden hacer lo que quieran que el USB C seguirá siendo un caos, pero al menos es un caos organizado. Algo es algo.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner