Unity la lía a lo grande

Pues seguramente, como la mayor parte de las personas, sabes poco o nada de Unity. Pues bien, yo soy uno de vosotros, aunque sí que estoy más o menos al día de lo que está sucediendo y conozco a grandes rasgos que es Unity y voy a intentar explicaros el máximo de información posible sobre la problemática que ha surgido. 

Las dos grandes.

Para entrar en materia, hay que entender que es Unity, y para ello, lo resumiremos en que es el motor de juegos más popular junto a Unreal Engine. Unity en los últimos años se ha hecho muy popular ya que es más sencillo para los desarrolladores que Unreal Engine. El modelo de negocio es sencillo, los desarrolladores pagan por uno de sus planes de suscripción y a partir de allí, empieza a girar todo. El problema es que Unity, ha decidido que, a partir de enero del 2024, los desarrolladores que tengan más de 200 mil descargas, tendrán que pagar un suplemento por instalación de 20 céntimos.

¿Es justo?

Pues es difícil posicionarse, pero lo que está claro es que cuanto menos, es un movimiento cuestionable. Si hasta la fecha, han tenido un acuerdo entre partes con unas condiciones, querer cambiar ahora ese acuerdo es cuanto menos cuestionable. Y lo es, sobre todo, porque con esta modificación, se van o se pueden llevar por delante a muchos desarrolladores pequeños. A voz de pronto, el anuncio ha tenido las primeras consecuencias, y es que muchos desarrolladores se están revelando y anunciando que van a boicotear esta decisión. Sin ir más lejos, algunos ya están anunciando que si les gusta tal juego, que espabilen a comprarlo o bajarlo porque van a quitarlo en breve. Y así muchos. 

El problema.

El desarrollo de un juego, lleva a los desarrolladores años realizarlo en muchas ocasiones. Así que todos los títulos que están en “cocina”, van a sufrir este “impuesto inesperado”. Por otro lado, este impuesto, para plataformas como PlayStation Plus o GamePass, van a recibir de lo lindo ya que son ellos los que se tendrán que hacer cargo de estos 20 céntimos, con lo que es de esperar, que, si esto sigue adelante, acabarán subiendo la cuota de suscripción. Y esto de Unity va todavía más allá puesto que se ha dicho que será por instalación, con lo que si pones un juego en diferentes dispositivos…, se entiende que son nuevas instalaciones y también se cobrarán. Vamos, es un lío de dimensiones épicas.

Los 200k.

Es la cifra mágica que ha establecido Unity para mover ficha. Si un desarrollador supera los 200 mil dólares en ingresos (no en beneficios) y los 200 mil descargas… empieza la fiesta. Esto genera un conflicto que podemos explicar con un ejemplo. Imaginaros un juego Free to Play que tiene 3 millones de instalaciones, y ha generado 200 mil dólares de ingresos. Como 200 mil quedan exentos (instalaciones e ingresos) …, nos encontramos que, de los 2,8 millones de instalaciones restantes, se tienen que pagar 20 céntimos por cada una de ellas. Esto genera un coste de 560 mil dólares, con lo que el desarrollador, tendría unas pérdidas de 360 mil dólares. Evidentemente esto es un sinsentido.

Unity contra su propio negocio.

Esto puede llevar a un escenario muy siniestro. Donde los desarrolladores, que tienen como finalidad que sus juegos se instalen, compren o descarguen cuanto más mejor, fijen en 200 mil el límite y una vez llegado, lo retiren o boicoteen. O incluso es de esperar que se pongan facilidades para que se piratee y de esa manera, eludir dichos pagos. Este escenario, como era de esperar, ya ha sido tanteado por Unity que dice tener herramientas para combatir este posible escenario. Vamos, que el patio anda muy revuelto.

Unreal Engine.

Aquí viene cuando nos fijamos en la otra parte del negocio. Si Unity ha conseguido popularidad entre los desarrolladores por su estructura y facilidad de uso, Unreal Engine se ha quedado para otro tipo de desarrolladores sin perder importancia en el mercado. Con lo sucedido, deben estar comiendo palomitas y viendo la que han liado los de Unity, básicamente porque es de esperar un éxodo masivo de desarrolladores que darán el salto a Unreal al ver cómo se las gastan por la competencia. Y lo complicado de este anuncio, es que muy posiblemente esto ya no tenga vuelta atrás y Unity vaya a recibir por parte de los desarrolladores por su exceso de codicia.

¿Es abusivo?

Yo entiendo que sí, básicamente porque el modelo de negocio que estaba establecido debe prevalecer ante cualquier tipo de modificación. Si existe dicha modificación, lo lógico es que sea para títulos que salgan a partir de esa fecha, pero como dije antes, en el caso de los videojuegos, el desarrollo se viene realizando en la mayoría de casos, desde años antes, con lo que ahora, es tarde para ellos el programar en otro lenguaje (Unreal). Así que es una jugada sucia por parte de Unity que veremos como acaba, pero tiene muy mala pinta, especialmente porque por el camino puede hacer mucho daño a otras plataformas (Xbox…) como hemos comentado anteriormente. 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner