Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Twitch sobrepasa los límites morales

30 abril, 2021

 

Cada vez miro con más preocupación como los usuarios, jóvenes mayoritariamente, se están metiendo en líos legales cada dos por tres. Con la celebración de la jornada de la champions, me enviaron una foto donde se podía ver como en Twitch, un usuario, estaba compartiendo el partido mientras lo comentaba. Esto, obviamente, es algo ilegal y que puede acarrearle muchos problemas legales. Hoy, vamos a tratar este caso y otros muchos que ocurren en muchas plataformas donde se están saltando las normas a la ligera, sin que nadie haga nada.

 

¿Qué pasa en Twitch?

Que vaya por delante que no he entrado en mi vida en Twitch, con lo cual, nociones cero de esta plataforma. Lo que, si que se es que es actualmente, la plataforma número uno en contenido en streaming para jugones. También se que, hasta ahora, ha sido bastante habitual el tema de retransmitir partidos de la Play en esa plataforma, pero el salto que han dado, es cuanto menos, preocupante. Una cosa es que Ibai Llanos, famoso streamer, retransmita lo que fue el primer partido en directo a través de esta plataforma, partido que daban por Gol (canal en abierto) y con el cual había un contrato de colaboración. Otra muy distinta es ver a gente, con el partido de semifinales de champions del otro día, retransmitiendo el partido sin pudor alguno. Y no hablo de uno o dos, que va, eran muchísimos los que lo estaban haciendo. Obviamente, es algo ilegal y que tarde o temprano, tendrá consecuencias.

 

¿Qué dice Twitch?

Ojo que vienen curvas. Dicen que no pueden controlar el contenido ilegal en sus canales. Con dos narices. Y se quedan tan anchos. Estamos hablando de una plataforma que sabe o tiene constancia que muchísimos de sus usuarios, están emitiendo contenido ilegal, pero sin embargo no pueden o no saben que hacer. Es de traca. Como era de esperar, ya les han caído las primeras demandas. Concretamente de Rambler, que posee los derechos de emisión de los partidos de la Premier en Rusia, con lo que vigila quien y como lo usan porque es un servicio de suscripción. Tienen registrados a más de 36 mil usuarios de Twitch que emiten partidos a través de la plataforma. Lo sorprendente es que desde Twitch, argumentan que no pueden hacer nada para controlar la emisión de contenido pirata desde su plataforma.

 

¿Se puede controlar?

Pues evidentemente…, si. Es tan sencillo como que todo el mundo tenga las normas claras. Algo que no pasa ni en Twitch, ni en otras muchas plataformas. El libre albedrío campa a sus anchas, y los dueños de las plataformas, hacen la vista gorda ante lo que pasa en sus lugares. Es más alta la repercusión de usuarios que lo usan a las multas que le puedan caer, o al menos esa es la sensación. Obviamente, es algo que no debe ser ni se debe permitir. Desde Twitch, pueden recopilar y expulsar a todo aquel streamer que ejerza ese tipo de práctica ilegales, y dudo mucho que sea complicado dar con ellos. Otra cosa es que les interese o no hacerlo. Esto sucedió a finales del 2019, y a día de hoy, seguimos sin soluciones al respecto.

 

Impunidad descontrolada.

Lo de internet es algo increíble. Hace poco comentaba con un amigo el tema y el ejemplo que poníamos era bastante pragmático. Una carretera, con sus carriles, semáforos, señales, radares… Todo está enfocado para que, durante todo el camino, tengas claro donde están los límites. Eso es una buena ejecución de normas de convivencia. Vale, los radares nos los podemos ahorrar, pero aceptamos que forman parte del circo. Twitch, Twitter, Facebook, TikTok y compañía, son la carretera, pero sin semáforos, carriles o radares. Alguna señal hay, pero pocas. Con lo cual, los usuarios que circulan por ella, van a su libre albedrio. Pero esa supuesta impunidad no existe. Simplemente la plataforma se escuda en las extensas normas que nadie lee, y que el usuario es responsable de lo que sube. Con lo cual, ante posibles demandas…, ya os podéis imaginar quien será el responsable.

 

Botón denuncia, un timo.

En todas las plataformas, y Twitch no es una excepción, existe el botón denuncia o el botón report. Ese tipo de botones hace su función, o al menos, un efecto placebo. Se supone que, si le das, alguien toma nota. Lo que no está tan claro es cuanta gente tiene que darle para que se lo tomen realmente en serio. Pero de igual manera que en las plataformas cada vez es más difícil, o cuanto menos duran muy poco, videos donde hay muertes o similares…, pues igual debería pasar con este tipo de contenido. Se emite porque a nadie dentro de ese círculo le interesa denunciarlo. Obviamente si me meto en Twitch a ver el futbol, no seré tan idiota de darle a reportar. Pero si que hay gente que se dedica a ello, y parece ser que de poco sirve. Twitch protege su negocio, pero lo está haciendo realmente mal cuando priorizan de manera equivocada. Si permiten la emisión de partidos en directo de manera ilegal…, les acabarán soplando las orejas.

 

Plataformas de pago.

Otro negocio que goza de aparente impunidad es el del streaming. Muchas páginas que te ofrecen suscripciones gratuitas o con un coste muy económico. Suelen ser páginas que usan cuentas robadas, ilegales, que una gran parte de ellas está monitorizada. No me sirve eso de “yo no sabía”. Si compras algo así, sabes lo que haces. Por suerte para ellos, normalmente se va a por el centro del problema, es decir, por el vendedor. Creo que ya va siendo hora que se actúe contra todo el entramado. Al del eje del mal que le caiga la mayor, por supuesto, pero al resto que le caiga cuanto menos un tirón de orejas. Y lo peor de todo es la impunidad a nivel periodístico. Se sabe de las noticias, cazan a este, desarticulan al otro, pero nunca se habla de las consecuencias. Como a uno de los últimos que han pillado. Un chaval de 23 años de Sídney que ha sido condenado a 200 horas de servicios sociales y a 26 meses de prisión que no cumplirá. Se estima que se embolsó cerca de 1 millón de dólares mediante el tráfico de cuentas piratas de Netflix. ¿Y el dinero? Pues poco más ha trascendido. Y esa es la pena, la gente no le coge miedo porque nadie tiene interés en explicarlo todo bien.

 

Conclusión sobre Twitch.

Esto debe cambiar. Sinceramente me da igual la plataforma porque ni la sigo ni la seguiré. No comulgo con su modelo de negocio. Pero si que me tengo que meter en esa práctica ilegal y las consecuencias que puede tener para los usuarios implicados. Es necesario que las plataformas se empiecen a tomar en serio todo esto. Que impongan sanciones importantes como la expulsión del sitio, o el dejar de cobrar por infringir las normas. Al final es algo que seguramente se hace, pero nadie lo aplica, o no se aplica bien cuando medios como el mencionado, en tan solo un mes, son capaces de recopilar que 26 mil usuarios están compartiendo contenido ilegal. Esto no es serio y no debería pasar. Si no pueden controlar una plataforma, que la cierren. No es excusa. Esto me recuerda al litigio de Mediaset con muchas plataformas de estas. En Twitter (entre otras), no verás demasiadas imágenes o fragmentos de Mediaset (Atresmedia creo que tampoco). La razón es que lo llevaron por lo judicial y ganaron. No pueden emitirse imágenes porque tienen derechos de autor. Pues en TikTok van a tope. ¿Motivo? Por este de… “yo no puedo controlar lo que suben”. Y así nos va. Hay que tomar medidas antes de que la bola se haga demasiado grande.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts