Top Eleven, el fin a una bonita amistad

Top-eleven

Hoy es el día en el que pongo punto y final a mi aventura de tres años y medio con el juego. Empecé con mucha ilusión, empecé a hacer algo de trampas, leves, creando perfiles para recibir algunos tokens extra, eso implicaba cuentas de Facebook y de correo nuevas, pero bueno, ya sabemos que eso hoy en día no es un problema, o si, porque Facebook ahora es más estricto, pero bueno, no demasiado. En definitiva, estuve un tiempo incluso jugando con tres cuentas a la vez, tengo que reconocer que me gustan mucho los simuladores, y pese a que este es bastante simple, me gustaba. Fui ganando ligas, mejorando el nivel, pero a día de hoy el juego ha perdido todo interés o alicientes. No tiene sentido seguir jugando. Hemos llegado a un punto en que no tiene emoción alguna, fichar jugadores, renovarlos, todo se ha vuelto muy complicado, y no es porque sean mejores ligas, simplemente porque el juego deja de tener sentido y lo que era asumible ahora es imposible.

Renovar a los jugadores supone gastar de 10 a 15 millones en concepto de renovación lo que te deja mermado, acabas una temporada, empiezas la otra y te encuentras con que tienes que renovar a un porrón de jugadores que suponen un gasto de unos 100 o 200 millones, a eso le sumamos las altas fichas de los jugadores, en definitiva, acabas viendo como o gastas dinero real o no vas a avanzar, los jugadores se van a hacer viejos y no vas a poder hacer nada. Ver cómo te llegan dos canteranos, uno muy malo y otro malo, coger al malo que es gratis y venderlo por unos 50 o 60 millones y ver cómo sigue la sangría económica. En eso se ha convertido Top Eleven para mí, y dudo que sea por una mala gestión del equipo, simplemente el juego no se adapta a la realidad virtual que nos muestran desde el primer minuto.

Por todo ello, he decidido poner punto y final a mi aventura en Top Eleven, no sé lo que pasará, tengo que renovar a cinco o seis jugadores y supongo que o bien no podré seguir, o bien me pondrán jugadores malos como sustitutos o vete a saber, sinceramente ni he mirado por allí que puede pasar. Quizás es ahora mismo el único aliciente que me ofrece el juego, saber qué pasará cuando no renueve a esos jugadores. Tres años y medio jugando a un juego es muchísimo tiempo, hay que reconocerlo, pero vamos, a la empresa no le habré supuesto demasiados ingresos porque nunca he comprado tokens, ni he visionado anuncios para conseguirlos ni he participado en ninguna de sus historias. Gracias por los tres años, y me voy porque no se han sabido adaptar, han ido introduciendo supuestas mejoras que no lo han sido, y no es por fanatismo, ni por ser del Barça a muerte, pero desde que ficharon a Mourinho como imagen, el juego empezó a perder el sentido.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner