¿Ticketmaster hackeada? 560M de usuarios expuestos

Seguramente si te hablo de Live Nation, te quedas igual, pero, sin embargo, si te hablo de Ticketmaster, la cosa cambia. Pues, paradojas de la vida, Live Nation es la matriz de Ticketmaster. Como en otros muchos casos, como el más famoso de Alphabet y Google, estamos hablando de la matriz, es decir, la empresa madre, y sus filiales o extensiones. Si los de Live Nation no tenían bastante con la demanda recibida por parte del Departamento de Justicia de EEUU hace una semana, ahora se les viene un lío muchísimo más gordo en forma de chantaje por descuidados. Presumiblemente habrían hackeado a la matriz, consiguiendo datos sensibles de más de 500 millones de usuarios.

El lío padre.

Un grupo de hackers llamado ShinyHunter, bastante conocido en los círculos de ciberseguridad, que ya en el pasado se la lio, entre otros, a Microsoft o AT&T, ahora afirma haber robado información confidencial de 560 millones de clientes, según afirma un medio de noticias australiano. ShinyHunters publicó el martes por la noche en un foro de piratería, que obtuvo datos de Ticketmaster y su empresa matriz, Live Nation, donde aparecen nombres, direcciones, correos electrónicos, números de teléfono, detalles de pedidos y otras informaciones. Al parecer, el grupo estaría intentando vender los datos robados por 500 mil dólares.

Más detalles.

Me da que podemos dar veracidad a la información, ya que se tienen datos bastante precisos. Del hackeo a Live Nation y Ticketmaster, se habla de que la base de datos alcanzaría los 1,3 terabytes, y el precio de 500 mil dólares, sale en varios medios. Vamos, que dudo que se estén marcando un farol. Principalmente, porque este tipo de grupos, viven de su reputación, y si no lo tuvieran, dudo mucho que se tiraran a la piscina de esta manera. Lo que sucede es que aquí, estamos ante un chantaje en toda regla, y algo muy oscuro. Existen grupos de hackers, que se dedican a buscar vulnerabilidades, para luego, informar a las empresas hackeadas y ponerle soluciones. Pero esto es bastante diferente, ya que están vendiendo los datos al mejor postor. 

Caso muy grave.

Que Ticketmaster haya sido hackeada, y que se tengan datos tan sensibles como direcciones de correo electrónico y número de teléfono, entre otros, es suficiente como para que se les tuviera que interponer una demanda por el daño que van a causar a millones de personas. Como he dicho en muchas ocasiones, el número de teléfono es sagrado, y que ahora al parecer, se pueda asociar número de teléfono, correo electrónico y nombre de la persona en cuestión, me parece lo suficientemente grave como para que la multa que se les imponga, sirva para que no se puedan levantar. 

Posibles consecuencias.

Pues si estos datos se venden, no es que te vaya a pasar gran cosa. Pero prepárate para vivir una temporada con continuos mensajes al móvil, al correo, llamadas de todo tipo de productos… Es lo que se suele hacer con estas ventas de datos personales. Hay empresas que las compran para luego, acribillarte con socios de ellos que buscan clientes potenciales. Y si tienes esos datos, son clientes muy potenciales pese a que, seguramente ni te interese lo que te ofrezcan. Es muy diferente llamar a un número y preguntar por el señor Pepe Gotera, que llamar a un número y no saber quién hay detrás. 

¿Solución?

Pues en este tipo de casos, lamentablemente no existe solución al problema. Si se trata de hackeo de cuentas, con cambiar tu contraseña, se soluciona el problema. Pero en este tipo de casos, no es posible hacer nada, ya que no se trata de filtración de contraseñas, que la verdad, a día de hoy es de lo más común y fácil de solucionar. Al tratarse de información, y entre los datos interceptados está el correo y el móvil…, o cambias de número y correo o vas a estar en la cuerda floja.

Y allí reside el gran problema, el número de teléfono es una parte vital en nuestra vida, que quede expuesto por una empresa que debería proteger ese tipo de datos, es muy grave. Veremos en que queda todo esto, y por suerte hablamos de una empresa americana. Quizás pasa algo más que cuando, por ejemplo, en España le pasó algo similar a PhoneHouse y que, a día de hoy, todavía espero que pase algo.

Os esperamos en nuestro canal de Telegram con un montón de cosas interesantes.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner