teléfono anti desnudos

Un teléfono anti desnudos japonés

 

La vida te da sorpresas, y a veces, como en esta ocasión, no es que sean precisamente buenas. Hoy toca hablar de un teléfono japonés que se ha presentado con una función especial. Es un teléfono anti desnudos. Tal como suena. En un nuevo ejercicio de censura y de poner una venda en los ojos de aquellos que se vayan de lo estrictamente marcado en su hoja de ruta, se oculta. Es por eso que la pornografía en Japón debe estar pixelada. Y vaya si lo cumplen. De no ser así, se enfrentan a penas de prisión de 2 años. Es el colmo de los colmos, ver una película donde el interés máximo es ver los atributos de ambos sexos y sin embargo, los pixelan. Y ahora, como son así de cerrados, quieren poner de moda un teléfono anti desnudos. Esperemos que no triunfe, porque sería el colmo. Mientras leéis…, os dejo uno de mis artículos para amenizar la lectura o complementarla. Todos en tu app favorita buscando LaTeclaTec o al final del artículo.

Censura como hoja de ruta.

Se vende como un teléfono destinado a los más vulnerables, los jóvenes. Como sabréis, existe un problema grave de videos subidos de tono o ligeros de ropa que se suben a la red. En muchas ocasiones sin el consentimiento de esa persona, que para postre, suele ser menor de edad. Eso desemboca en problemas muy graves que pueden pasar incluso por quitarse la vida. Para ello, la OMV Tone, ha sacado un terminal que usa la IA para bloquear desnudos. Si detecta que se toma una foto donde estás falto de ropa, la bloqueará en la galería, y para postre, lo puedes configurar para que mande una alerta a tus tutores o padres. Su nombre es Tone e20, y se puede adquirir por menos de 200 euros al cambio. Esto, obviamente es un ejercicio que va en contra de la libertad de expresión, pero que narices, son japoneses. La libertad de expresión y encontrar limites y romper fronteras no va con ellos.

 

Dejen crecer libres a los niños.

La sobreprotección de los menores es algo habitual entre las familias. Pero el problema es que no nos damos cuenta del daño que les hacemos y lo peligroso que es. Hace poco vi un espectáculo donde se hablaba precisamente de esto. Una situación donde un niño va corriendo y el padre le dice… “no corras que te vas a caer”. Esa negatividad, es absorbida de manera instintiva y lo más probable es que esa vez u otra, acabe cayendo. Tendemos a sobreproteger a los menores y el resultado puede ser precisamente el contrario que se busca. Por lo tanto, intentar evitar que los menores puedan tomar fotos sin ropa y enviarlas, es un ejercicio de censura innecesaria. Básicamente porque lo normal es educar a ese niño o niña, para que entienda los riesgos de exponer su cuerpo en las redes sociales y los problemas que conlleva. Es curioso que se intente imponer esa filosofía, y sin embargo, no se haga en otros campos. Como el armamentístico. Sin armas no hay asesinatos ni muertes innecesarias. Pero no se hace.

 

Black Mirror ya nos refleja esa realidad.

Esa sobreprotección que se quiere imponer con el teléfono anti desnudos, es una situación similar a la que nos exponen en uno de los buenos episodios de Black Mirror. Una madre que implanta un dispositivo para ver lo que hace su hija y censurar cosas. El resultado no puede ser más catastrófico. Pues lo mismo pasa en estos casos. Si ese menor se hace una foto sin ropa y la manda, la IA detecta que no lleva ropa y la bloquea. La frustración y el problema que esto puede generar, puede ser todavía mayor. Por no hablar de que este terminal, es Android, con lo que me da que no van a tardar ni diez minutos en piratear el sistema o sacar una cámara que permita saltarse la censura. Y es que señores, para que nos vamos a engañar, lo prohibido mola. Así que veremos si esto no acaba siendo un arma de doble filo. Sobre el teléfono…, poco que decir. Es un gama media muy media/baja. Aparte de tener IA, viene con una triple cámara trasera (discreta), batería de 3900mAh, 64gb de almacenamiento, cámara delantera en forma de gota de agua, lector de huellas trasero, Android 9, entre otras cosas. Pero todo en plan muy discreto. Su precio exacto al cambio es de 165 euros.

 

Conclusión sobre el teléfono anti desnudos.

Es obvio, estoy totalmente en contra. Creo en la vida vista desde el derecho a equivocarte, a tomar decisiones, aunque sean poco acertadas o te puedan generar problemas. La vida es equivocarse y ver los errores para no cometerlos. Si sacamos un teléfono anti desnudos, un aparato que evite que tropieces, otro que evite enamorarte de la persona equivocada, otro para no sufrir, y así sucesivamente…, ¿para que vivimos? Es un absurdo. Creo en la educación de los menores desde el dialogo y la libertad (con límites). A mis hijos no les pongo bloqueos de edad para que no entren en páginas que no deben. Confío en ellos y creo que saben lo que pueden o no ver. Y en el caso que quieran ver algo que no deben, si sale bloqueado, lo verán en otro sitio. Así que mejor que crezcan sin ese tipo de censuras.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner