series canceladas Netflix

La telebasura llega a Netflix

Siempre se ha puesto una etiqueta a ciertos productos que nos ofrecían, especialmente, Telecinco. Cuando se hablaba de Telebasura, se suele mirar a programas como Sálvame. Pues bien, gracias a muchos de vosotros, incluido, seguramente, alguno que me está leyendo, habéis hecho que esa realidad llegue a las plataformas de pago, lo que me horroriza y seguramente, en este artículo, os van a pitar los oídos. 

El ser humano es lo peor.

Me da tanta pena tener que leer que Sálvese quien pueda, o lo que es lo mismo, trasladar Sálvame a Netflix, está triunfando… Es la decadencia del ser humano hecha realidad. Las plataformas en streaming no nacieron para esto. No es normal que ahora se pague, y cantidades nada razonables, por ver la basura que nos ponían en abierto, pero pagando. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Las plataformas streaming llegaron para poner orden al desorden generado por las televisiones, que nos metían la denominada telebasura a todas horas. Ya ni los telediarios se salvaban de su cáncer terminal. Y ahora, resulta que Netflix apuesta por ellos. 

Mi indignación.

Básicamente estoy muy indignado porque dentro de mí, esperaba que el programa o lo que sea, porque no se ni de qué va, fuera un desastre de audiencias y que no se diera de comer a unos seres que han destrozado a tanta gente. Porque esos Kikos, Belén Esteban y compañía que están en esa cosa, son los que durante años se han dedicado a vivir y ganar muchísimo dinero con el dolor de otros. Y que cuando les tocaba a ellos, no se hablaba. Esos son los responsables de que no vea la televisión en abierto. Le he cogido odio y asco. No quiero verla, y así lo hago desde hace ya mucho tiempo. Ni telediarios pongo. Únicamente de 23h a 1h un programa deportivo que tengo de fondo, sin prestarle demasiado interés. Y por app en TV, nada de antena. No tengo ni la antena puesta. Y ahora, tengo que ver como esa basura llega a Netflix.

Netflix está muerta.

Hace ya dos o tres años que abandoné la plataforma, y tengo que decir que no me arrepiento visto lo visto. Ni en mis peores sueños, hubiera pensado que la telebasura iba a llegar a ella, y si bien es cierto, en plataformas tenemos la suerte de verlo o no, según nos interese…, no es de recibo tener que ver cómo está en lo más alto de visualizaciones. Netflix va de mal en peor, desde hace un tiempo, ya ni la pongo puesto que decidieron decir como teníamos que verlo. Si mi madre lo paga porque yo pago HBO y queremos compartirlo, Netflix dijo que no porque no les parecía bien nuestras formas. Luego nos suben cuotas, y ahora telebasura. ¿Hasta cuándo vais a tragar?

Sois los responsables.

Cada uno de los que estáis viendo esa telebasura, sois los responsables de que luego vayan a llegar más productos del estilo. Porque para Netflix, sois datos, y esos datos los usan para generar más contenido, que, para colmo, aparte de no ser de calidad, les sale bastante rentable. No en el caso de este engendro llamado Sálvese quien pueda, ya que el caché de cada uno de esos especímenes, dudo que sea bajo, pero si en futuros proyectos que nazcan de esto. No es la primera vez que vemos un reality o lo que sea en Netflix, HBO o Amazon, pero sí que es el punto clave para dar el salto a meternos mucho contenido de este estilo. 

Mi repulsa a la telebasura.

Netflix sacó un producto que me interesaba ver, El cuerpo en llamas. Podría haberlo visto en Netflix, ya que, aunque existen restricciones, sigo pudiendo acceder a su contenido con la cuenta familiar. Pero en este caso, me negué por completo porque ya sabía el trato que le habían dado al producto. Estaba totalmente en contra de que la plataforma, se enriqueciera del dolor reciente padecido por las familias de los afectados, y especialmente porque entre esos afectados, hay menores de edad.

Pues bien, como quería verlo porque necesitaba hacer una crítica de lo visto…, lo que hice fue verlo por otros cauces, para de esa manera, no ser otro palo positivo en las visualizaciones de la serie. Me niego a sumar para Netflix, porque no debemos aceptar según qué productos. Sálvese quien pueda es uno de esos productos, y estáis avivando a la bestia y luego seguro os acabareis arrepintiendo. 

Netflix murió.

Para el recuerdo quedará esa plataforma que ponía el mejor contenido de las diferentes casas, que era rentable y nos hacía disfrutar. Ahora la Netflix actual es una que nada tiene que ver con eso. Casi todo lo que tiene es producto propio, que debería ser más económico pero que sin embargo nos lo cobra más caro, que no tiene calidad, ya que de cada 10 cosas que nos proponen, 8 son malas, 1 decente y otra buena, y que visto lo visto, se acabará convirtiendo en una extensión de Telecinco, curiosamente el lugar que provocó que muchos empezáramos a ver Netflix y compañía para dejar de ver telebasura. El mundo al revés. Muy triste. Os espero en mi canal de Telegram.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner