Sweatcoin, dinero por intimidad

 

 

Éxito absoluto.

Hoy toca hablar de esta aplicación. Y lo hacemos porque ha sucedido algo preocupante, es líder de aplicaciones populares en Play Store actualmente, y creo que es necesario hablar de ella porque quizás la gente no es consciente de lo que está haciendo. El funcionamiento de la aplicación es simple, dinero a cambio de monitorizar tus pasos. Hasta aquí todo en orden. El problema es que cuando leemos los términos de uso, lo que hace, como te lo cuenta y que puedes comprar con esas monedas…, la cosa cambia.

Estamos hablando de Sweatcoin, una moneda virtual que puedes cambiar por cosas. Para poder ganar algo de dinero, y con algo me refiero a unos céntimos, te tienes que esforzar mucho no, lo siguiente. Aparte de eso, la motivación la tendrás por los suelos como os comentaré luego de la gente que la usa. Vamos, que la aplicación es un despropósito descomunal. Hoy analizamos Sweatcoin desde la vertiente crítica, cierto, pero creo que totalmente justificado como iréis viendo.

 

Tema conflictivo de la aplicación.

Tenemos dos puntos conflictivos en la aplicación. El primero de ellos es que no cuenta los pasos bien ni por asomo. Leemos comentarios de gente a la cual de 10 mil pasos le cuenta 2500, otros que 100, otros 4500 y suma y sigue. Vamos, que la aplicación no acierta ni una en el tema pasos y el máximo que te registra como real o válido es el 65% de ellos. Con lo cual, si caminas unos 10 mil pasos que es una media estándar buena, te va a contar entre 2500 y 6500 en el mejor de los casos, que suelen ser pocos. Pero eso es lo menos preocupante. Lo bueno viene ahora.

La aplicación usa como no, el GPS para posicionarte bien, y eso a diferencia de los pasos, lo hace con total precisión. Vamos, que constantemente estará registrando donde estás, y como no, si leemos la política de privacidad viene lo bueno, comparte información con terceras personas. Vamos, que vende tus datos al mejor postor. Y con datos nos referimos aparte de las rutinas, a email, numero de teléfono entre otros. Y el número tiene que ser válido ya que lo verifican, al igual que el correo. Para postre, en las condiciones pone que las empresas asociadas pueden enviar ofertas y promociones por correo. Casi nada.

 

Lo conflictivo todavía no ha terminado.

Como buena aplicación de ejercicio, busca la competitividad, y para ello, que mejor que tener permiso de agenda para poder saber quienes son tus amigos, y poder enganchar a alguno que otro. Vamos, que con eso ya, le ofrecemos a Sweatcoin toda la información necesaria para que ganen muchísimo dinero con nosotros. Con lo cual, los pocos céntimos que consigas, si los consigues, van a ser una minucia al lado de todo lo que vas a generar para ellos. Eres un producto y no se esconden a la hora de demostrarlo. Lo bueno de la aplicación es que fomenta el hacer deporte. Pero lo malo es que es una aplicación de corto recorrido ya que la mayoría de los que la usan acaban viendo que ganar algo de dinero es algo extremadamente difícil y que hacer ejercicio para ganar dinero no es algo que se esté cumpliendo.

 

Conclusión AAM sobre Sweatcoin.

Es inaceptable que una aplicación sin necesitarlo, se tome la libertad de pedirte el numero de teléfono. Es inadmisible que se permita el uso de tu teléfono para dárselo a terceros. Por otro lado tampoco me parece justo que tengas que leer una parrafada descomunal para darte cuenta que la empresa vende tus datos a terceros. Creo que ese dato debería ser obligatorio exponerlo muy claramente y de manera que el usuario sepa desde el minuto uno que datos se van a compartir con terceros. No cuesta nada. Un mensaje claro y directo en pantalla que diga, la aplicación compartirá con terceros tal, cual, pascual. De igual manera que ahora sabemos que permisos usa la aplicación de manera muy clara, no creo que eso cueste tanto.

Lo más preocupante es que esté como aplicación más popular del momento en Play Store, y que cuente con más de 10 millones de descargas. Eso supone una ingente cantidad de dinero y los desarrolladores de la aplicación deben estar dando saltos de alegría desde alguna isla paradisíaca donde mueven nuestros datos como si fuéramos ganado. Triste. Y no es la única, porque al buscar esa App en Play Store, ya te aparecen otras tantas que hacen lo mismo y que también tienen bastantes descargas. No tantas como ésta, pero si las sumamos todas hacen un buen pico de gente que vende lo más preciado, su intimidad a cambio de nada o casi nada.

Sweatcoin Play Store

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner