La energéticas la lían con la factura

 

Hoy es un día de cambios. Por un lado tenemos el cambio de condiciones en Google Fotos, donde dejamos el libre albedrio para pasar a un nuevo escenario, nada favorable. Hoy empieza la nueva era donde nuestros datos, aparte de ser valiosos para empresas como Google, que comercializa con ellos, nos cobrará por tenerlos allí. Vamos, que van a ganar el doble como el que no quiere la cosa. Podría hablar largo y tendido sobre este tema, pero por desgracia…, hay otro que le ha pasado la mano por la cara. Las energéticas y las nuevas condiciones miserables y mezquinas, que tienen a medio país entre la incertidumbre y el desconcierto. Hoy vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre este tema y resolver el máximo de dudas que tengáis.

 

El panorama español.

Primero de todo hay que tener claro como funciona el tema de la energía y las energéticas. En España, hay 5 distribuidoras. Endesa, Iberdrola, Gas Natural, E-On y HC Energía. Esto no tiene nada que ver con las comercializadoras, que es la que nos interesa, ya que es la que vulgarmente conocemos como “la compañía de la luz”. No tiene nada que ver una cosa con la otra. Mientras que la comercializadora la puedes elegir, la distribuidora no la eliges, está determinada por regiones geográficas. Os dejo un anexo donde sale perfectamente la distribución en España de las compañías distribuidoras. Pero como veis, ya empezamos con los mamoneos. Por un lado tenemos cinco distribuidoras, que no las puedes elegir, y por otro lado las comercializadoras, que hay un montón. ¿Resultado? Hagas lo que hagas, estás vendido.

 

El problema.

El gran problema que se ha generado es que los españoles, somos muy dados a volvernos locos, a entrar en modo pánico, especialmente con el tema de las energéticas, pero a no hacer nada. Sólo se hacen cosas por causas cuestionables, como cuando detienen a un rapero por injurias a la corona y principalmente por tener causas abiertas y que se le aplique la ley tal y como la tenemos, y durante dos o tres semanas, se queman ciudades, mobiliario y se saquean tiendas. Pero ojo, que cada uno haga lo que vea, pero desde luego no entiendo que por eso se hagan cosas y que cuando nos suben al doble la tarifa de la luz, nadie diga o haga nada. Y eso es lo que ha pasado, las tarifas de la luz han cambiado y ahora nos cuesta el doble. Para colmo, se divide en tres franjas horarias, que obviamente, es un follón de entender por muchos consumidores.

 

¿Cómo quedan las franjas horarias?

De entrada decir que cualquier cosa que no sea simplificar las cosas, me parece un error. Con el gráfico que os muestro en el anexo, queda todo más que claro, pero por si acaso, y ya que lo mío es escribir y me gano la vida con ello…, os lo expongo. Tenemos tres franjas horarias, conocidas como Punta (la más cara), Llana (la intermedia) y Valle (la menos cara). Podríamos haberlo llamado, barata, normal y cara, pero como somos unos inútiles integrales…, pues nos complicamos la vida con los nombres, que total… Los horarios de estas franjas horarias, también es enrevesado, porque si lo ponemos sencillo, no tiene gracia. Para Punta tenemos los horarios comprendidos entre 10-14h y de 18-22h, es decir, la mayor parte de horas que vamos a usar la energía. En Llana, los horarios son 8-10h, de 14-18h y de 22-24h. Es decir, un puto caos imposible de recordar para una persona de mediana edad, imaginemos ancianos, mayores, despistados y atareados. Imposible. Para Valle, tenemos de 00-a 8h y los fines de semana y festivos completos. Es decir, de madrugada es cuando más económico te saldrá usar la energía.

 

Condicionados.

Endesa ganó en 2020, un total aproximado a los 1500 millones de euros. Pongo el ejemplo de esta distribuidora porque es el más claro y menos lioso de analizar. Pues bien, una empresa que gana semejante cantidad de millones al año…, digo yo que se puede permitir el lujo de poner una tarifa única media y dejarse de tonterías, ¿no? En mi casa no nos vamos a engañar, no nos falta para comer, no pasamos apuros económicos y se podría decir que tenemos una vida económicamente estable. Pero pese a eso, vivimos de manera tremendamente humilde, y estos cambios de tarifas, ya han tenido sus consecuencias. Lavadora y lavavajillas, programados para la medianoche. Y esto creo que es malo. No puede ser que nuestras vidas queden condicionadas por la energía.

 

¿Es para tanto?

Como dije al inicio, el ser humano es exagerado y dramático por naturaleza. Con las energéticas, nos encontramos que las subidas que se han aplicado, de media se estima que supondrán un incremento anual por familia de unos 30/50 euros. Esto, obviamente es mucho dinero, pero no dramaticemos, no es un drama. Si hacemos el desglose, nos encontramos con un incremento mensual de unos 3/5 euros de media. No es nada que no nos gastemos con mil y una tontería. Pero ese no es el tema. La cuestión es que para las energéticas de turno, supone un incremento de más de 900 millones. Esto sale de la suma de los 29 millones de contadores que hay en España por la subida aplicada. A esto le tenemos que sumar la parte que ya ganan, es decir, estoy hablando de un incremento en su beneficio de más de 900 millones. Es una exageración.

 

¿Solución?

Pues poner una única franja horaria, aunque sea más cara de media. Pero por descontado, siempre será mejor que andar con la calculadora o pensando en que franja horaria estamos situados. Yo hoy me he ceñido a la novedad, pero tengo claro que no voy a andar programando lavadoras y lavavajillas todos los días para que se hagan de noche. Primero porque en casa somos dos adultos y dos niños, con lo cual, lavadoras se hacen cada día, y lavavajillas tres cuartas partes de lo mismo. Con lo cual, no puedo condicionar mi día a día de esa manera. Hay días que se hacen hasta dos de cada, así que no es viable. Creo que el gobierno, que es el causante de estos incrementos ya que cosen a impuestos a las energéticas, y estas a su vez, lo pagan con el consumidor, como la distribuidora, podrían hacer perfectamente el esfuerzo de buscar una tarifa única que no suponga semejante disparate. Y ojo, que con las comercializadoras, ya existen este tipo de contratos, pero habría que leer la letra pequeña de cada uno de ellos.

El gran problema.

Las energéticas se forran a costa de una ley que les beneficia. No existe salida a no estar con ellas. En un mundo que cada vez tiene que tirar más a lo ecológico y a proteger el medio ambiente, hacemos todo lo contrario. Hasta hace no demasiado (ahora desconozco como estamos), España era el único país del mundo que le ponía impuesto al sol. Ponerte placas solares significaba tener que pagar unos impuestos incomprensibles. Ahora no se como andan las cosas, pero si que se que desde el momento que pertenecemos a una distribuidora, y no existe posibilidad de una alternativa. Si te putean como a nuestra finca, que llevamos tres semanas sin ascensor por la burocracia y tonterías de Endesa, te lo comes y no puedes hacer nada. Si existiera un libre mercado, donde si Endesa se porta mal, me voy a otra y ellos pierden ese dinero que les doy, otro gallo cantaría.

 

Se acabó el descanso.

Las energéticas van a ganar mucho más ahora, pero quizás deberían haber tenido en cuenta una cosa. Se va a incrementar muchísimo el uso de lavadoras en medianoche. Y en nuestro país, por la distribución de los edificios, las lavadoras suelen estar en los patios de luces, y esos patios de luces a su vez, dan a habitaciones interiores. Con lo cual, se va a terminar el descanso para muchos que tengan el sueño ligero, y es que, en muchas ocasiones, esas lavadoras no están ancladas y cuando hacen el centrifugado, parece que se venga el edificio abajo. Así que mientras las energéticas se van a forrar mucho más de lo que ya lo hacen a nuestra costa, les estaremos pagando un extra por encima, jodernos el sueño.

 

Salgamos a la calle.

No apoyo el uso de las manifestaciones tal y como se hacen hoy en día. No me gusta eso de conseguir las cosas a la fuerza, y menos porque las manifestaciones de hoy en día, conllevan el destrozo de tiendas y mobiliario para hacer más ruido, y no puedo aceptar ese tipo de comportamiento. Pero si que me gustaría que en este puto país, la gente saliera a protestar por cosas serias, como el tema de las energéticas. Mientras para muchos de nosotros, esto será una molestia que se nos olvidará en cuatro días, porque no nos va la vida por esa subida, para muchas familias, esa subida supondrá un desastre. Sin ir más lejos, mi piso en propiedad, que tengo alquilado, funciona totalmente con energía eléctrica. No quiero ni pensar el palo que les va a caer a los inquilinos, ya que el aumento no será de 3 euros al mes, seguro. Creo que nos quejamos por cosas absurdas, y por lo realmente serio, no se hace nada.

 

¿A quien afecta el cambio?

Hay que decir que este cambio afecta a los de mercado regulado, es decir, unos 12 millones de clientes. El resto están en mercado libre, los cuales todavía no están afectados por esta subida, pero lo estarán. Por otro lado, estamos hablando de aumentos muy a la ligera, pero no se está teniendo en cuenta que esta subida es de la parte regulada por el estado, es decir, que de nuestra factura, si pagamos 30, no significa que ahora pagaremos 60, para nada. Es por eso que quizás no hay que ser tan paranoico, pese a que entiendo el enfado de la gente. Mi enfado es más por como se gestiona la energía que no por la subida en si. Me parece criminal lo de las franjas horarias, y tener que andar acordándote de las horas más beneficiosas. También me repatea el estomago que no exista un libre comercio real. Que tu estés en una, y si no te gusta, te vayas a otra. En el caso de las energéticas, les da igual, las que se joden son las comercializadoras, con lo cual, las distribuidoras están muy tranquilas, y así nos va.

 

Países vecinos.

Tanto Francia como Portugal, países vecinos, tienen la energía eléctrica muchísimo más barata. Con lo cual, si llegáramos a acuerdos con ellos, y existiera una competencia sana, las cosas cambiarían. Pero no, si no somos capaces ni de conseguir competencia entre las distribuidoras de aquí…, que podemos esperar. Es todo muy triste en lo que se refiere a las energéticas, y por desgracia, nuestro día a día está condicionado por ellas. Pero desde luego, espero que se haga mucho ruido (no se hará), y que alguien de fuera meta mano y diga que esto no puede ser. Porque si esperamos que nuestro políticos hagan algo…, vamos apañados. Recordemos que muchos de nuestros políticos y ministros, acaban precisamente en consejos de administración de estas empresas gigantes.

 

Conclusión.

No me gusta la permisibilidad que hay con las energéticas. Es cierto que tenemos opciones de cambiar de suministradora, pero al final, cuando la energía te la da la misma…, mal asunto. No me gusta un país que le pone la alfombra a estas grandes empresas y aprueban sus abusos. No es normal el desglose de las facturas que pagamos, y lamentablemente, nadie hace absolutamente nada. Nosotros lo dicho, de momento, aplicaremos el uso responsable de la energía, que se supone que en parte es para lo que lo hacen este tipo de empresas. Lo que sucede es que enmascaran el enriquecimiento a costa de supuestas buenas intenciones, y pasa lo que pasa. La gente estará unos días o semanas haciendo uso responsable de la energía y luego pasarán. Y es normal. No podemos vivir condicionados por que hora del día la energía es más económica. Eso no es sano, y el gobierno permite que estas empresas, nos impongan un tipo de facturación criminal.

 

ANEXO AL ARTÍCULO

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner