Soy sensible a los sonidos extraños

 

Hoy quiero contaros una de mis intimidades que a nivel tecnológico afectan y mucho. Me refiero a los ruidos extraños que tenemos a nuestro alrededor y que por beneficiar a ciertos gremios, acaba perjudicando a gente que como yo, es sensible a los sonidos extraños. Determinar que soy una persona con un problema de misofonía me parece arriesgado ya que mi problema no ha sido tratado por un profesional. Lo he llevado dignamente y quizás no llego a un grado suficientemente alto como para considerarlo enfermedad o TOC. Pero está claro que los sonidos que se alejan de lo cotidiano, me irritan y molestan de forma especial. Vamos a darle una vuelta al tema.

 

Semáforos para ciegos, menudo invento.

Es uno de los problemas más gordos y que es perfectamente achacable a la mala tecnología. Estoy muy a favor de que se busque facilitarle la vida lo máximo posible a las personas discapacitadas. Por lo tanto, que pongan un semáforo que los ciegos puedan escuchar y que les permita saber cuando pueden pasar, está muy bien. Pero, ¿que hacemos con las personas que hay en ese radio donde el sonido infernal del semáforo actúa? Porque para beneficiar a la persona invidente ponemos de los nervios o molestamos a decenas de personas. No me parece justo. Y digo molestar porque obviamente yo tengo un problema, pero la persona que vive al lado de uno de estos semáforos…, se tira todo el día escuchando el sonido infernal. Al final acaba afectando, seguro.

 

¿Cómo solucionamos ese problema?

Que yo sea sensible a los sonidos extraños es evidente que el que tengo el problema soy yo, y que al pobre ciego le importará tres pepinos que yo tenga ese problema si él puede pasar sin preocuparse. Pero es que se trata de convivir sin molestarnos los unos a los otros. Y por ese semáforo infernal… ¿Cuántas veces pasa una persona invidente? Una vez al día, cada dos, cada semana, varias veces al día…, no lo sabemos. Pero lo que tengo claro es que la solución no es poner un semáforo ruidoso sino que dotar al invidente de un aparato que le permita detectar el semáforo. Es decir, un dispositivo que al pararte al lado de un semáforo, emita una señal que le permita saber el estado del semáforo. Mucho más lógico que no tener media ciudad llena de semáforos ruidosos. Con esto haríamos una utilización inteligente de la tecnología, y dejaríamos de molestar a la gente con contaminación acústica innecesaria.

Ruidos molestos de obras.

Seguro que durante los últimos doce meses, en tu finca o alguna colindante, han estado de obras. Es tremendamente molesto no poder estar en tu casa, que seguro que lo tuyo cuesta pagarla, y no tener ese espacio de confort y descanso que todos necesitamos. Esto es, entre otras cosas, porque el mundo es un desastre y no tiene organización. No creo que sea demasiado difícil delimitar por zonas los meses que pueden hacer obras. Es decir, en mi cuadrante, denominado por ejemplo z12, y que incluye 4 manzanas, está permitido hacer obras el mes de abril. En el z13, noviembre, z14, enero…, y así sucesivamente. Con esto conseguimos que los vecinos tengan un largo periodo sin obras. Obviamente estoy hablando de obras en general. Si tienes que colgar un cuadro, reparar una tubería rota o cualquier cosa de fuerza mayor o “tontería casera”, es obvio que debe estar permitido hacerlo en cualquier momento. Es de locos que no exista una normativa que proteja al propietario o inquilino en tema de ruidos. Por no hablar de la locura del gobierno de permitir obras en pleno confinamiento. Resulta que nos obligan a estar en casa pero permiten que hagan obras con lo duro que es estar en casa como para encima estar con el taladro en el comedor.

 

Aviso de clientes.

Recientemente la carnicería que tengo delante de casa, ha puesto un sistema de esos que cuando entra un cliente, emite un sonido. Pues bien, de nuevo mi sensibilidad a ruidos extraños me hace sufrir más de la cuenta. Ese ruido es tremendamente molesto. Además, como la carnicería es buena, tiene bastante clientes. Aquí si que entiendo que yo como persona sensible a los sonidos extraños, sufro más de lo necesario con ello, pero no creo que cueste tanto poner el altavoz dentro del almacén o bajarle un poco el sonido. No entiendo como puede ser que para que el comerciante sepa que ha entrado un cliente y salga a atenderlo, tenemos que enterarnos 200 vecinos de su alrededor. Es sorprendente las cosas que se llegan a permitir en este maldito país.

 

Sonido de alerta en camiones.

Otro sonido que es muy molesto. El de la marcha atrás en los camiones. Que vaya por delante que entiendo que tengan que emitir el sonido para alertar a los que estén de su presencia y evitar accidentes. Pero…, ¿que pasa si detrás hay una persona sorda? Pues que es ineficiente. Así que si nos están poniendo semáforos ruidosos para personas invidentes, porque no ponen un sistema de alerta para que los sordos puedan oír a los camiones que dan marcha atrás. Obviamente estoy siendo extremo porque la situación lo merece. Porque no en vez de un ruidoso sonido de marcha atrás no emitimos un haz de luz potente, por ejemplo. Estamos tan acostumbrados al ruido, que no conocemos o convivimos la vida sin él. Estos sonidos en mi barrio, son especialmente molestos ya que el camión de la basura, hace una parte de la calle, luego, pese a que está prohibido, da marcha atrás toda la calle, para bajar por otra y evitar dar la vuelta a la manzana. Sorprendente. Cada noche la misma cantinela. Toda la calle enterándose de sus maniobras y ruido extremo, porque suena cosa mala.

 

Los Tesla con ruido.

Otro caso donde el ruido es un sinsentido, es el de los coches Tesla. Obligados a añadir un ruido de motor para que los viandantes sepan de su presencia y evitar accidentes. No puedo entenderlo. Vale que está bien que se preocupen de los accidentes, pero no puedo entender que para ello se tenga que usar el ruido. Con los coches eléctricos se está consiguiendo una armonía sonora muy gratificante, y resulta que ahora te hacen meterle ruido al coche porque son demasiado silencioso y pueden provocar atropellos. Pues bien, de nuevo volvemos al extremo. Si hay una persona sorda…, ¿Cómo ese ruido va a evitar el accidente? De igual manera que somos tan generosos de molestar a media ciudad con semáforos para invidentes, pues que busquen un sistema de alerta para que el sordo no quede excluido.

 

WhatsApp en iOS.

Por último, y no porque no se me ocurran más casos, sino porque esto puede ser eterno, me centro en el WhatsApp de iOS. Increíble lo mal que está. No puedo comprender que no exista la posibilidad de quitar el sonido de envío y recepción de mensajes. En Android se puede, pero en iOS no está. Es decir, que cada vez que le das a enviar mensaje, suena un “clic” tremendamente molesto y que sólo puedes evitar oír si bajas el volumen o lo pones en silencio. Sorprendente. No puedo entender que eso sea lo normal. Por no entrar en las malditas teclas audibles. El que lo inventó se podría haber ido un poco a la mierda. Tal cual. No entiendo que la gente vaya con el teclado así, y lo molesto que me resulta (como a muchos) ir en transporte público y tener cerca a alguien con el teclado así. Me dan unas ganas de reventarle el móvil que no lo sabéis bien. Es una de las cosas que más nervioso me pone y que en más de una ocasión me han hecho abandonar el vagón por no poderlo soportar.

 

Conclusión sobre sensible a sonidos extraños.

Como veis hay un montón de casos donde la tecnología mal aplicada, hace que se produzcan situaciones incómodas que se podrían evitar. Me preocupa excesivamente que todas tengan como elemento común el ruido. Sinceramente creo que nos deberíamos preocupar mucho más por el tema del ruido y de lo necesario que es evitarlo. No se si has podido disfrutar del silencio a modo estar pensando en lo tranquilo que es estar sin ruidos. En muchas ocasiones, he reflexionado estando en silencio y la paz absoluta que siento es increíble. Incluso un cosquilleo recorre mi cuerpo disfrutando de ese silencio. Y eso ocurre porque estamos tan acostumbrados a vivir con ruidos constantes, de coches, de gente haciendo ruido, de aparatos…, que no sabemos vivir sin ruido. Hay que cambiar, y no solo por las personas como yo que soy sensible a los sonidos extraños, sino por el propio planeta que sufre con el ruido, y por la paz interior que nos merecemos tener.

 

Promoción.

Por concluir, me gustaría recomendaros una promoción que estoy haciendo sobre el servicio de Amazon Música Unlimited. Es importante primero porque es gratis, y segundo porque me sirve para conseguir un extra que me permita invertir luego en regalos para sortear en la web por ejemplo. Lo tenéis tres meses totalmente gratuito si no habéis disfrutado antes de la promo. Si ya lo hicisteis…, no pasa nada, haces una cuenta nueva y sirve igual. Así que si te gusta escuchar música…, disfruta tres meses gratis de ella y de paso, nos dais esa pequeña ayuda de manera totalmente altruista y gratuita. El coste del servicio tres meses gratis es el mismo con mi promoción o buscándola por libre. Gracias por colaborar. Promoción.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner