Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

20 años de sistemas operativos móviles

2 diciembre, 2020
de iPhone a Android

 

Me ha llegado una gráfica monitorizada muy guapa que me ha hecho reflexionar sobre la evolución de la tecnología a lo largo de las últimas dos décadas. Mucho ha cambiado en muchísimos aspectos, pero hoy me gustaría centrarme en los sistemas operativos de nuestros dispositivos (los que habían por esos entonces). La verdad es que la gráfica es tremendamente sorprendente y pinta un escenario que seguramente muy pocos de vosotros recordará, tal y como se plantea. Unos dominadores que quizás no imaginábamos que lo hacían con semejante margen. Primero de todo, y pese a que no suelo hacerlo nunca, voy a promocionar al autor de semejante curro. Y lo hago porque creo que tiene poca repercusión para lo enorme de su obra, y viendo el nivel de sus videos…, creo que es más que merecido. Así que si queréis ver sus videos…, aquí los tenéis. Vamos al repaso de 20 años de sistemas operativos móviles

 

Los inicios.

Aunque fue creada originalmente en 1996, nos remontamos al año 2000 para empezar a hacer estadísticas guapas de este siglo. Los datos nos dejan a Palm OS como uno de los referentes mundiales. Su dominio en sistemas operativos móviles era evidente y así sale reflejado en la gráfica con un contundente 69.5% de cuota de mercado. Su rival en esos entonces era Windows Mobile con un 27.1% y tanto Symbian como BlackBerry OS, apenas asomaban la patita. Un escenario que como os podéis imaginar, nada tiene que ver con lo que iba a pasar poco tiempo después. Es un panorama inicial un tanto sorprendente ya que ninguno de los actores protagonistas, está en la actualidad, y lo que es peor, llevan años sin estar. En un mundo duopolizado por Android e iOS, sorprende como estaba el panorama y como fue evolucionando.

 

Un año después.

Un año después, en el 2001, el panorama ya estaba cambiando y Windows Phone estaba cogiendo un protagonismo evidente con su 36.2% respecto al 59.9% que mantenía Palm OS. Ese mismo año, tanto BlackBerry OS como Symbian, ya empezaban a tener su mercado aunque con un tanto por ciento muy relativo. Estos sistemas operativos móviles que todavía estaban bajo el enorme efecto de la guerra encarnizada entre Windows Phone y Palm OS, estaban seguramente aguardando sin hacer mucho ruido a lo que pasaría en breve. Digamos que ambos fueron claramente beneficiados por la guerra entre los otros dos. El ego de poderes chocaba sin parar mientras ellos a lo suyo, se iban comiendo el mercado. No creo que fuera una estrategia buscada, pero sin lugar a dudas, si alguien lo vio venir…, fue un iluminado.

 

Enero del 2002.

Ya habían pasado dos años. Y la progresión de BlackBerry y sobretodo de Symbian, seguía progresiva. Sin prisas pero sin pausas. Mientras tanto, los dos protagonistas principales de la fiesta, seguían su lucha pero con un escenario muy claro, ambos estaban perdiendo presencia en cuanto a los sistemas operativos móviles que habían. Seguían dominando, muy holgadamente, pero curiosamente ese año ambos perdieron cuota de mercado y todavía se igualaron más. Para esos entonces, yo creo que ambas compañías ya estaban empezando a ver lo que se les venía encima. Symbian ya no era algo simbólico, era una realidad y marcaría el camino a seguir por el resto. A tiro pasado es fácil hablar, pero desde luego, yo viendo el gráfico y como han acabado los actores protagonistas…, tengo claro que esa guerra entre Windows Phone y Palm OS, fue muy beneficiosa para el resto.

 

Enero del 2003.

Lo que estaba más que cantado ya era una evidencia. En apenas 2 años, Symbian (28.7%) había pasado de ser un sistema sin tanto por ciento, a ser el que había cazado a los dos grandes dominadores del mercado que por su parte, seguían perdiendo cuota de mercado. Fue el año donde quedó claro que Symbian era el camino a seguir y que el que no se subiera a ese carro, lo iba a pasar mal. Se podría decir que Symbian fue el destructor de todo lo que estaba establecido. ¿Quien no recuerda el dominio absoluto de mercado de los terminales Nokia? El tema es que esta estadística nos deja ver como estaban todos los sistemas operativos móviles, y en esos están tanto los móviles que llevaban poco en el mercado y las PDAs que eran el elemento más usado especialmente por los ejecutivos. Es por eso que la estadística si la miramos en tono móviles únicamente, queda un poco adulterada. En móviles por aquel entonces, ya era territorio Symbian.

 

Enero del 2004.

Y aquí ya Symbian culminó su gran obra. En tres años había pasado de no existir apenas en las estadísticas, a ser el rey entre los sistemas operativos móviles. Y el hito más grande es que no sólo lo hacía en móviles, donde ya era claro dominador, lo hacía en sistemas en general. Es decir, esta estadística engloba todo lo que había. Con lo cual, era el rey absoluto con su aplastante 55% mientras que entre Palm OS (22%) y Windows Phone (15.8%), no llegaban a plantarle cara ni juntas. El panorama ya pintaba muy mal para ambos sistemas, que pese a seguir teniendo cuota de mercado, ya no era lo que se esperaba. Además los móviles daban saltos evolutivos muy grandes y las PDAs perdían fuerza a pasos agigantados. Su final creo que en sus mentes, ya se veía venir por esas fechas. Por su parte, BlackBerry que empezó de la mano con Symbian, apenas conseguía subir y se mantenía en un discreto 7%. Pero no le restemos importancia ya que pese a su bajo tanto por ciento, en parte era el responsable de que la gente dejara de usar las PDAs ya que al final, eran cosas similares.

 

Los siguientes dos años.

Estos dos años sirvieron para que Symbian (66%) siguiera comiéndoles terreno a Palm OS (14.6%) y Windows Phone (10.3%) a partes diferentes. Fue Windows Phone la que más sufría del acoso y derribo de Symbian ya que en parte, era el competidor más similar. Palm Os sufría un desgaste menos agresivo aunque potente porque tocaba más otro terreno. El que quería cambiar de PalmOS y quería algo más o menos similar, acababa teniendo que ir a BlackBerry que era un tanto exclusivo para empresarios y representantes, es decir, no era tan accesible como el resto. De allí que nunca llegó a tener una gran cuota de mercado. Si sus precios hubieran sido más accesibles…, seguramente su historia hubiera sido otra. Aunque al final, se habla de Apple como el creador de los Smartphones cuando en realidad fue BlackBerry la creadora real de ese concepto.

 

Llega iOS.

Y aquí es cuando definitivamente el panorama para Windows Phone y PalmOS definitivamente queda sentenciado. iOS nacía para competir directamente con el gran Symbian que dominaba totalmente el mercado de móviles. iOS servía para todo y a nivel potencia, ofrecía muchas más ventajas que Symbian. Fue la sentencia definitiva para las dos empresas que habían dominado durante muchos años con comodidad el mercado, pero que se vieron superadas por el resto. Los siguientes años pasó algo que quizás no estaba en todas las quinielas. iOS que tendría que haberse llevado por delante a PalmOS y Windows Phone, no lo consiguió. Se lo repartieron todo entre iOS, Symbian y BlackBerry que misteriosamente empezó a tirar mucho. Quizás iOS en vez de ser su sentencia le acabó viniendo bien. A saber. Lo que está claro es que esos dos años desde el 2007, sirvieron para que PalmOS definitivamente quedara fuera de juego.

 

Diciembre del 2008.

Y por fin llegó Android. El aniquilador de todo. El jefe supremo que llegó para arrasar y que como marcan las gráficas, lo hizo a velocidad de vértigo y haciendo una faena completa. Se llevó por delante a Symbian, a PalmOS que ya andaba casi muerta, a Windows Phone que seguía su sangría y a BlackBerry. Digamos que menos a iOS, que sobrevivió milagrosamente a lo que se venía encima, todos acabaron derrotados claramente por Android. Su progreso fue meteórico. El primer año se hizo con un 10%, el segundo año ya tenía un 37%, el tercer año un 59% y ya llevaba todo ese año siendo el rey de la telefonía. Symbian (8.6%) que lo era todo en móviles, pasó en un año del todo a la nada. Su cuota de mercado ya era prácticamente inexistente. El año 2012 fue el de la desaparición de Symbian que tuvo un final patético por culpa de sus dirigentes.

El final lamentable de Symbian.

Ha habido muchos sistemas operativos móviles, pero lo de Nokia sinceramente fue patético. Cuando nació Android ya se les avisó que era el sistema que iba a dominarlo todo en poco tiempo. Era una evidencia. El primer año me parece bien que no hagas nada. Todo eran especulaciones pese a su gran acogida y su tanto por ciento elevado para llevar tan poco tiempo. Especialmente porque ese tanto por ciento, en gran medida era de usuarios que te habían dejado a ti (Symbian). Pero ellos no escucharon. Y con ellos me refiero a Nokia que era el que llevaba Symbian. Con más de un 90% de cuota de mercado para Nokia, dejaron caer la empresa por no asumir que había que pasar a Android. Fue lamentable ver como el dueño de Symbian, Nokia, dejó caer a la todopoderosa empresa al vacío por defender un sistema que ya estaba caducado. No hicieron caso. Informes internos, externos, todas las voces autorizadas les dejaban claro que iba a pasar lo que pasó. El final de Nokia fue lamentable, “vendiéndose” a Windows Phone que también estaba casi muerto y arrastrándose mutilado por el fango. Lamentable lo que unos dirigentes pueden ser capaces de hacer.

 

La carnicería continua.

2013 le sirvió a Android para cargarse a otro histórico, en este caso BlackBerry que definitivamente lo dejó. Sorprendentemente Windows Phone (2.7%) aguantó mas de lo que se le esperaba, seguramente gracias a tener a Nokia como socia de suicidio. Apple ese año también sufrió de lo lindo y es que Android destrozó a todos por igual. Su daño fue inmenso y su dominio se acrecentó de manera muy evidente. Ese año Apple tuvo una caída importante que seguramente ya la dejaría marcada como un sistema alternativo en minoría. En 2015 Windows Phone seguía existiendo pero ya ni marcaba tanto por ciento, es decir, se arrastraban sin alma ni esencia. Ya era una guerra entre Android que era el rey absoluto, e iOS que un año subía y otro bajaba, pero sin ser muy pronunciados ambos procesos. Ese mismo año, a mediados, definitivamente ya era cosa de dos. Los sistemas operativos móviles ya eran únicamente iOS y Android y no existía alternativa a ellos. Así que llevamos más de 5 años donde no existe una alternativa real a ambos sistemas. Así que de tiempos antiguos donde se contaba con cinco sistemas operativos móviles, hemos pasado a únicamente dos. A principios de este año, el porcentaje es claro. Android 85%, iOS 15%.

 

Conclusión sobre los sistemas operativos móviles.

Symbian fue el gran dominador en los móviles, pero Android fue el gran aniquilador de todos ellos. Se llevó directa o indirectamente por delante a Symbian, BlackBerry, PalmOS y Windows Phone. La única que ha conseguido resistir ha sido iOS que tuvo un máximo del 21% y ahora está en un 15%. No es mala cifra viendo como arrasó Android con todo. A día de hoy son dos sistemas que son muy estables en cifras y que no sufren grandes variaciones. Parece que ambos están cómodos en sus tantos por ciento, y esto, al final, es lo peor. Estar cómodo en su situación hace que no quieras o necesites apretar. Parece que tengan un pacto de no agresión, pese a que la realidad es muy diferente. iOS está muy cómodo en su minoría, viendo como Android está fragmentado y con todos sus socios enfadados con él. Así que la situación al final, es buena para todos. Android porque domina el mercado pese a sus guerras, e iOS porque gana muchísimo dinero pese a su minoría.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast.Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram o en el grupo de debate donde podrás dejarnos tus comentarios, quejas, dudas o sugerencias

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts