Seis en la sombra

Seis en la sombra (Netflix)

 

Azúcar para el diabético.

Pues si nos basamos en las críticas, esta película no sería una de esas que os recomendaría. Pero como la magia del cine/series reside precisamente en que lo que para uno es bueno para otro es malo, os diré que esta película ha cubierto sobradamente mis expectativas. Y al final es lo que cuenta. Que te decidas por una película, que la veas, y que cuando acabe llegues a esa conclusión. Y Seis en la sombra cubre perfectamente mis necesidades al verla. Primero porque me encanta el cine de acción. Segundo, Ryan Reynolds me parece un gran actor. Tercero, Michael Bay me parece un director de los grandes. Y cuarto, porque es una película de un presupuesto de 150 millones de dólares producida por Netflix. Vale, no es del todo cierto lo que digo ya que a diferencia de “El Irlandés” donde es la productora principal y responsable de poner los 170 millones que costó (si no todo la mayor parte), en Seis en la sombra no es productora, es distribuidora. Creo que esto debería quedar siempre más patente puesto que no es lo mismo. En esta película vemos un exceso de todo que me encanta.

 

Efectos especiales a doquier.

Tengo que reconocer que me encantan las películas de acción. He visto tropecientas, pero os aseguro que, como el inicio de esta, ninguna. Hay una borrachera de efectos especiales y escenas de acción sin parar durante unos 15/20 minutos que en la vida había visto. Por no hablar del nivel de violencia, “realismo”, golpes, destrozos y lamentablemente gracias innecesarias que hay. Es una burrada. Es como si a Bay le dan 150 millones para una película de acción y decide gastar el 80% del presupuesto en los 15 primeros minutos. Tal cual. Brutal el inicio de la película. Todo te hace pensar que el resto de película será floja en cuanto a acción y efectos especiales después de ese inicio. Pero nada más lejos de la realidad. El nivel de acción es bueno. Obviamente es imposible seguirle el ritmo al inicio, pero se mantiene correcto. Bay es un loco de la acción, y en Seis en la sombra, cubre con creces esa sed de locuras. Es más, yo me atrevería a decir que siempre habría querido dirigir un “A todo gas” o “Mission imposible” y deja claro que estaría a la altura. Es una mezcla de ambas.

 

 

Michael Bay, el destructor.

Seguramente la mayoría de vosotros pensareis que ha sido siempre un afamado director. La verdad es que todo le ha venido de cara después de sus primeros títulos, pero que tampoco es que tenga una filmografía espectacular. Empezar con “2 policías rebeldes” y al año siguiente con “La Roca”, se lo puso todo muy de frente. Luego llegarían Armagedoon, Pearl Harbor, Dos policías rebeldes 2, La isla, Transformers 1, 2 y 3, Dolor y dinero, Transformers 4, 13 horas, Transformers 5, 6 en la sombra y una que estrenará ahora, Robopocalypse. Como veis, títulos realmente buenos tampoco es que tenga tantos, pero su sello es importante y es sinónimo de calidad. Seguramente la faceta de Bay que menos se le conoce es la de productor. Es seguramente donde consigue mayores éxitos. Hay que tener en cuenta que es el productor de todas sus películas menos 2 policías rebeldes, que seguramente es la que le dio suficiente dinero como para poder ponerse a producir. Las buenas inversiones hicieron que tenga su propio sello y sea productor de muchas películas de éxito. También ha probado como actor y es que sale en varias películas, entre ellas “El Bar coyote, Armageddon y Dos policías rebeldes 2.

 

Seis en la sombra, ¿Qué tal?

Pues en términos generales, como he dicho antes, cumple. No esperéis ver una película con gran argumento, o una historia depurada. Son tiros por todos lados y una trama bastante simplona. Me sobra la mitad de las gracias que intentan hacer. Algún comentario chisposo mola, pero cuando están demasiado forzando la maquina acaba cansando. Por otro lado, tenemos la duración de la cinta. Dos horas y algo, demasiado a mi modo de ver. Creo que una película no debería durar tanto a no ser que tenga algo fundamental que contar. Y en este caso, obviamente no tienen demasiado que contar. Por lo demás, estamos viendo una película de acción, de Michael Bay, tampoco podemos esperar mucho más de ella. No va a ganar premios, no va a recordarse a lo largo de la historia, pero allí está, entreteniendo.

 

Conclusión sobre Seis en la sombra.

Me ha gustado especialmente el nivel de violencia y acción de los 15 primeros minutos. No me ha gustado cierto punto que no puedo comentar relacionado con uno de los actores, porque estaría haciendo spoiler. Me he pasado media película esperando que pase cierta cosa que no pasa y que supongo que, si recordáis esto, cuando veáis la película, lo entenderéis. Creo que he sido suficientemente claro sin entrar en desvelar nada. Por lo demás, lo que he dicho, es una borrachera de golpes, tiros, explosiones y de todo. Así que para ser una de las pocas películas que veo en Netflix, soy más de series en esta plataforma, estoy ampliamente satisfecho. Netflix últimamente está invirtiendo muy bien y haciendo/produciendo películas de gran calidad. Me queda por ver la de Scarlet Johansson que ha sido nominada a un montón de premios y que también está producida por Netflix.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

follow us in feedly

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner