Samsung Galaxy Z

Samsung Galaxy Z reporte

 

Hablar del Samsung Galaxy Z, sinceramente me da mucha pereza. ¿Motivo? Su precio que seguramente estará entorno a los 1500 dólares lo convierten en la antítesis de lo que entiendo que debe ser y costar un terminal. Acepto que el elevado precio se da por la exclusividad del producto y el coste de producción que se eleva algo más que los modelos habituales. Pero no existe motivo aparente para que se dispare hasta esas cantidades vergonzosas de dinero, y menos en el mundo que vivimos. Empezamos con el tema de hoy, pero antes…, uno de mis podcast destacados. Todos, en tu app de podcast habitual buscando “LaTeclaTec”. Dicho esto…, vamos a darle una vuelta al Samsung Galaxy Z.

Listo para influencers.

Este es el eslogan que da vida al cada vez más cercano Samsung Galaxy Z. Concretamente el 11 de febrero se presentará de forma oficial y ya vamos calentando motores sabiendo cositas sobre el mismo. De momento no hay nada oficial, con lo que aquí nos vamos a basar en los rumores que más suenan y cosas que se esperan de este terminal. Primero de todo, es un teléfono claramente enfocado a rivalizar con el nuevo Motorola Razr. Decir que, en este aspecto, tienen la guerra ganada porque en igualdad de condiciones, o más o menos las mismas, la gente apostará por el de Samsung antes que el de Motorola. Es mucho más interesante y potente. En cuanto al teléfono que nos ocupa…, pues bien, es un terminal tipo concha, con una pantalla flexible que una vez abierta, se extiende hasta las 6,7”. En su interior nos encontraremos un potente procesador Snapdragon 855+, 8gb de RAM y 256gb de almacenamiento. En el apartado fotográfico, nos encontramos una doble cámara de 12mpx y una frontal de 10mpx.

Cosas positivas.

El tamaño sin duda es una de las cosas que más me gustan del teléfono. Nos hemos tenido que acostumbrar a la fuerza a terminales grandes. Hacen que los bolsillos y las piernas, especialmente de los hombres, sufra de manera evidente. En las de las mujeres un muchos casos mucho más, al tener pantalones ceñidos y quedar el dispositivo muy mal parido. Yo personalmente era feliz con mi terminal de 5.2” pero acepto que era de esperar esos aumentos hasta llegar a los que tenemos hoy día. Con este terminal, que me recuerda mucho a una polvera de esas que usan las mujeres para ponerse polvos en la cara con su espejo, conseguimos un terminal que se llevará muy cómodamente en el bolsillo sin perder en potencia ya que es muy potente. Samsung sigue apostando por la pantalla agujereada, y en esta ocasión, el agujero de la cámara delantera estará situada en el centro superior.

 

¿Tiene sentido la potencia?

Sinceramente…, no le veo sentido alguno. Este terminal, impulsado por la propia compañía, es un terminal destinado a gente adinerada que se quiere distinguir de la mayoría. Especialmente diseñado para influencers, añadiendo en su capa de personalización una serie de parámetros como mejoras para Instagram y similares. Con lo cual, si va destinado a ese tipo de perfil…, permitidme catalogarlos como gente poco dada a jugar y cosas similares. Básicamente porque no tienen tiempo entre tanta pose y tanta tontería. Con lo cual, la tremenda potencia no tiene sentido alguno. Entiendo que no quieren cerrarse puertas y con esa potencia buscan también agrandar su cuota de mercado a otros gremios o perfiles, pero no lo veo. Sinceramente…, ese terminal lo veo complicado por el tipo de costumbres que tenemos. En china si que es un terminal que podría triunfar, pero no tengo claro que Samsung tenga con ese terminal, mercado en China. Hay demasiadas propuestas como para que se fijen en un terminal tan caro. Y es que, en China, a diferencia del resto del mundo, los teléfonos tipo concha, tienen un éxito brutal.

 

Conclusión sobre el Samsung Galaxy Z.

No me gusta. No creo que sea positivo que sigan saliendo terminales de más de mil euros. Por mucha tecnología que puedan aportar, novedades o lo que quieras, no es bueno ni accesible un terminal de 1500 euros. Los que lo van a tener es un grupo muy concreto de personas en el cual, ni tu ni yo estamos. Con lo cual, me toca la moral estar promocionando o hablando de productos tan sumamente exclusivos. Es poner la miel en los labios sabiendo que nunca te la vas a comer. Pero bueno, hay que dar la noticia y así lo hacemos. Pero poco más. Ni creo que se merezca el precio que va a tener, ni creo que tenga mercado a nivel europeo. Eso si, el concepto de teléfono concha con pantalla flexible en su interior me gusta. No son pioneros puesto que el nuevo Razr ya lo presentó hace unas semanas, pero bueno, no deja de ser una buena propuesta.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner