Escándalo en Rotten Tomatoes

Seguramente los que estéis entrando aquí estaréis esperando una visión crítica por mi parte del asunto. Pero pese a que mi talante a la hora de escribir es siempre remarcar las cosas negativas porque entiendo que para las positivas ya hay demasiados medios, en este caso, no voy a tirar gasolina al fuego. Y no lo haré porque lo que han descubierto de Rotten Tomatoes, es algo que seguramente, hacen infinidad de empresas, y sin ir más lejos, seguramente cada uno de vosotros también lo harías si tuvierais medios suficientes para ello. Y ahora pasaremos a las explicaciones.

El problema.

Para los que, a día de hoy, todavía no estén al caso de lo que ha sucedido…, A Rotten Tomatoes, uno de los medios más populares y que tienen un peso en la industria del cine enorme, que se dedica a la crítica de cine y series, se le ha pillado como coloquialmente se dice, “con el carrito del helado”. Como mínimo (se estima que han sido muchas) una agencia de publicidad, ha tirado de talonario para que la web emitiese valoraciones positivas sobre ciertas películas. 

La corrupción de internet.

No es la primera vez que vemos el problema de Rotten Tomatoes. Sin ir más lejos, Amazon desde hace mucho tiempo, ha estado en el ojo del huracán, precisamente por lo mismo. Valoraciones positivas compradas. En ese caso, la compra venía a través de productos que se le entregaban gratuitamente a cambio de las cinco estrellas. Pues bien, lo de Rotten Tomatoes es prácticamente lo mismo, y da como resultado que tu producto, mediante un sistema ilegal, se posiciona mejor que el de otros. Al final, eso es un problema y no debería pasar.

¿Tocada de muerte?

Pues veremos como avanza el tema, pero sobre el papel…, debería ser así. Pero no tengo claro si esto va a pasar porque Rotten Tomatoes tiene un peso brutal en la industria del cine, y esto, evidentemente, es un punto de inflexión. La industria debería darle la espalda, porque ha quedado demostrado que no se ha jugado limpio, pero detrás de esta página, hay una maquinaria potente que quizás sabe manejar la situación, y quien sabe, incluso consigue sacar rédito de un caso tan polémico.

¿Confiamos en las críticas?

Es algo complejo ya que, en muchas ocasiones, si te pones a leer las críticas, es de chiste los motivos que se argumentan para valorar positiva o negativamente una película. De los casos más recientes, tenemos el de Los anillos del poder, donde una buena producción a niveles generales, vio como tenía una valoración muy mala por culpa de las críticas que se quejaban de que había un elfo negro. Es complicado confiar en una crítica cuyo único referente es un Nick que vemos. Se sabe que hay empresas que pagan 50 dólares por crítica positiva, con lo que siempre, vamos a encontrar un sistema manipulable.

Siempre lo mismo.

Internet es un lugar maravilloso que tiende a ser muy propenso a la manipulación y de manera muy sencilla. Por ejemplo, los amantes del fútbol, seguramente conocerán el caso de Alejandro Balde, jugador del FCBarcelona que está nominado al Golden Boy, el premio al futbolista joven del año. Pues bien, en su versión web, donde las votaciones vienen a manos de los internautas, ha visto como Bellingham, en pocos días, se ha disparado en las votaciones que tenía ampliamente ganadas Balde. ¿Motivo? Balde hizo una entrevista diciendo que no le gustaba la música de Taylor Swift. El resultado es que hubo una movilización en las redes sociales que hicieran dieron como resultado que fans de la artista, empezaron a votar por Bellingham. Esto, como podéis comprender, es un problema que si bien, es diferente a la compra de votos o valoraciones, el resultado es el mismo.

¿Solución?

Sitios especializados como Filmaffinity, como muchos otros, tiene separada la parte de votaciones y valoraciones de usuarios y de críticos especializados. Pero aquí, también vemos donde críticos especializados, vierten críticas cuestionables donde o bien, usan plantilla y enviar, es decir, que se trabajan más bien poco el contenido, y otros que se les ve el carnet de político por encima del de crítico. Es decir, al final, cualquier sistema es cuestionable y es complicado encontrar una solución. También os digo que lo mejor es usar la intuición. En mi caso, Filmaffinity suele tener unas valoraciones bastante cercanas a lo que pienso de ellas cuando las veo, con lo que es uno de mis sitios de referencia para contenido de cine. 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner