Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Dudas sobre el roaming

1 julio, 2020

 

Acaba de empezar oficialmente el verano aunque para muchos de nosotros pese a que eso en realidad, fue el día 20 de junio. No se porque razón, damos como el 1 de julio como fecha donde empieza el verano. En fin, cosas de los humanos. Pero bueno, con la llegada del verano, como cada año, empieza la psicosis tecnológica sobre cosas que se pueden hacer o no. Especialmente en cuanto a desplazamientos se refiere. Si te vas al extranjero, los datos que se pueden usar, llamadas y demás. Es el show de cada verano y hoy, vamos a intentar dar cabida a todo eso y vamos a intentar evitar, por un lado, facturas astronómicas innecesarias, y por otro, recordar, refrescar o solucionar, muchos problemas a nivel tecnológico que os podáis encontrar. Empezamos pero como no, mis podcast. Os los recomiendo. Escuchar al que escribe los artículos con sus giros y sus matices. Todos en LaTeclaTec de tu app favorita o al final del artículo.

Ir a descargar

Vacaciones de verdad.

Me voy a permitir el lujo de darte un consejo para disfrutar de las vacaciones de verdad. Para ello, ponemos el móvil en modo avión y desconecta de él. Disfruta de las vacaciones, olvídate de las redes sociales, de compartir cosas con familiares y amigos. Haz el viaje. Luego por la noche, en el hotel, cógelo y pon el Wifi, y dedícale quince o media hora a hacerlo. Comparte con los tuyos, chafardea o haz lo que te venga en gana con él, pero luego…, otra vez modo avión y así todos los días de esas vacaciones. Si haces eso, te aseguro que estarás disfrutando totalmente de las vacaciones, algo que por desgracia, nos estamos acostumbrando a no hacer. Entiendo que muchos tenemos familiares dependientes, o niños que hemos dejado para disfrutar solos de esas vacaciones. Perfecto. Es lógico. No pongas el móvil en modo avión. Simplemente desconecta los datos. Tus familiares directos saben que lo haces, si pasa algo relevante te llamarán. No necesitas más. Si tienes datos, estarás con WhatsApp, Facebook, y tonterías varias que te “ensucian” ese viaje. Desconecta de todo.

El dichoso roaming.

Durante años, ha sido la pesadilla de muchos de nosotros. Y lo sigue siendo, porque pese a que la cosa ha cambiado y mucho, seguimos teniendo que activarlo cuando salimos de nuestro país, y más adelante matizo esto. Pero bueno, vamos mejorando. Todo es mucho más simple. Si viajas por la UE, las tarifas que se te van a aplicar son las mismas que tienes contratadas con tu compañía. Tanto si llamas como si te llaman. Se acabó aquello de que si te llamaban él pagaba la parte hasta la frontera y tú la otra parte. Menudo invento aquel. Ahora todo es igual que lo que tienes contratado. El problema es que si nos quedamos con esto, sería todo demasiado sencillo. Sobre el papel, todo es mucho más complejo, y las operadoras tienen unos resquicios legales donde aplican tarifas dependiendo de su conveniencia. Se llama, uso responsable o algo así, y por ello, pueden aplicarte tarifas diferentes a las que tienes por contrato. Y como todo esto es muy lioso, vamos a intentar contaros exactamente, todas las situaciones con las que te puedes encontrar.

 

¿Es claro el roaming?

Por supuesto que no lo es. Todo lo contrario. Es un desastre mal gestionado que tiene un montón de lagunas y de medias tintas. Los operadores no son claros y te la pueden liar con cobros por exceso de consumo. Se estima para este 2020 que la oferta comercial mayorista desglosada, es decir, la referencia que toman las operadoras para determinar lo que es un uso razonable, sale a 3.50€/gb de datos consumido. El problema viene con los contratos económicos que tenemos, donde la operadora puede aplicar consumos especiales por considerar que tu contrato es económico. ¿Como sabemos si el contrato es económico? A continuación os lo explico. Si tienes un contrato con datos limitados, pongamos por ejemplo, 4gb de consumo, si que te podrían llegar a aplicar esa regla de los 3,50€/gb que os comentaba antes. Se estima que eso de “contrato muy barato” es un desglose de 1,75€/gb. Y aquí es donde está el error. ¿Cómo vas a calcular eso? No se sabe o se puede, con lo cual, estás en mano de las operadoras. Así que si tienes un contrato limitado de datos y vas a viajar al extranjero…, mucho cuidado.

 

Contrato ilimitado, ¿estoy a salvo?

Pues lo ideal sería decir que si, pero en este caso, tampoco estamos a salvo. Lo lógico sería que si tengo datos ilimitados, el operador debería darme esos datos ilimitados. Pero no es así. El operador tiene la obligación de darte un buen volumen de datos. Concretamente se les exige que tienen que darte el doble de la cantidad que comentábamos que se fija como límite mayorista. Es decir, siendo 3,50€/gb, la operadora te tendría que dar el doble de gigabytes. ¿Cuánto es eso? Abajo os pongo un ejemplo. Lo que si que queda establecido es que la operadora debe comunicarte con mensaje de texto el límite que tienes y avisarte cuando estás cercano a consumirlo en cualquiera de los escenarios posibles. Como veis, el tema del roaming es un absoluto desastre. Pero todavía queda más, por desgracia.

 

Ejemplo con datos ilimitados.

Como entiendo que esto del roaming es un lío de tres pares de narices, y que encima mi explicación creo que no ha sido la más clara…, voy a poneros unos ejemplos donde veréis claramente los escenarios con los que nos podemos encontrar. Pagas 40 euros en España por un contrato que incluye llamadas, mensajes de texto y datos ilimitados. Pues bien, si te vas de vacaciones a Holanda, o cualquier otro país de la UE, tienes derecho a llamadas y mensajes de texto ilimitados y al menos, a 22,8gb de datos. ¿Por qué? Pues es el problema, porque el roaming es un desastre y existe ese vacío legal con los gigabytes. El desglose saldría de 2 x (40€ /3,50€). Esa operación sale de el doble como hemos comentado, multiplicado por la división del precio que pagas por el máximo de la media de operadores que os hemos comentado. Así está el patio.

 

Ejemplo con datos limitados.

Aquí ya no entro a poneros más ejemplos porque entiendo que esto es un follón y que estáis ya saturados. Yo me quedaría con que si tienes datos ilimitados o con tarjeta prepago, tienes los ejemplos claros de lo que te puede pasar. Con datos limitados…, entramos en valoraciones muy personales de cada operador con los datos concretos que te den. Así que es el peor de los escenarios y donde los usuarios son más vulnerables. En el punto ¿es claro el roaming? Tienes los datos de lo que te puede pasar, pero no es clara la ley al respecto y no dice cuando una operadora te lo va a aplicar o no. Pero tal como está el patio…, tengo claro que lo mejor es tener un contrato con todo ilimitado o una tarjeta prepago. Como tengas un contrato de datos concretos…, te la pueden liar a base de bien porque no existe una norma clara al respecto. Por ejemplo, yo con MásMóvil tengo 20gb de datos disponibles al mes. Con la teoría explicada, se entiende que es un contrato económico porque pago 40 euros por todo. Se supone que debería tener disponible en Europa 40€ /3,50€ = 11gb. Pero si os digo la verdad…, no lo tengo claro porque no se si mi contrato sería considerado bajo y tendría otro tipo de límite.

 

Ejemplo con tarjeta prepago.

Aquí como os digo, es el peor de los escenarios. Imaginemos que tu contrato es de 20 euros de llamadas, datos y mensajes de texto con sus respectivas tarifas aplicadas. Te vas de vacaciones a Italia y te quedan 12 euros de saldo. ¿Cuántos datos te quedan por consumir? Pues bien, volvemos a la teoría de las medias aplicadas y el resultado de la operación es el siguiente. 12€ / 3,5€ = 3,8gb. Eso es lo que te quedaría. Y ahora seguramente que ya estáis todo locos con tanto número, me diréis porque no he multiplicado por 2. Y la respuesta ya os la dije antes. Se aplica el doble de datos en las tarifas con datos ilimitados.

 

¿Cómo vais?

Ahora es cuando llegamos a la conclusión de que has entrado a leer el artículo para refrescar o tener claro el tema del roaming y vas más perdido que cuando entraste. No pasa nada. Todo controlado. Hasta ahora os he dado las teorías, luego en la práctica los operadores hacen lo que les sale de las narices, así que si quieren te van a aplicar recargos o lo que vean. El tema de esta teoría es que tengas más o menos claro que contrato tienes y que derechos, para luego poder reclamar si lo crees necesario. Es por eso que os comentaba que lo mejor cuando viajas por Europa es dejar el teléfono sin datos y te ahorras movidas. Porque al final, el roaming no es claro con el tema de los datos. Con el resto si que es bastante claro. Y aquí es donde no entiendo que se permita que todo sea tan poco transparente. Debería ser con los datos igual que con el resto. Respetar el contrato que tienes en tu país si estás en otro de la UE.

 

Todavía tenemos más movidas.

Si te pensabas que lo del roaming estaba ya visto para sentencia…, nada más lejos de la realidad. Existe otro escenario que vale la pena comentar. ¿Que sucede si estás en algún país cercano a una frontera de otro país de estado no miembro? Por ejemplo algún pueblo cercano a la frontera con Andorra. Pues vas listo porque se te puede liar gorda. En esos casos, la compañía te recomienda que tengas el roaming encendido. ¿Motivo? Podrías perder los datos por considerar la operadora que no estás en el país y que estás en el país vecino. Se han dado casos y esto es una locura. Porque no se puede determinar cuando estás en España o en Andorra. Y esto puede suponer una locura en temas de facturación por no poderse aclarar que pasa. Pero sigamos, porque todavía existen más escenarios de locura con el roaming.

 

Control del uso del roaming.

Las compañías pueden controlar el tiempo que estás en roaming. Y si te pasas de 4 meses en un país que no es donde tienes registrado el contrato, te pueden exigir que aclares tu situación. Para ello tendrás 15 días para solucionarlo, pasado ese tiempo, la operadora te puede empezar a cobrar unas tarifas establecidas que son las siguientes. 0,032€/m de llamada de voz, 0,01€ el mensaje de texto y 3,50€/gb consumido. Para los trabajadores en sitios fronterizos, podrán elegir el contrato de uno de los dos países. Se entenderá que se hace uso razonable si te conectas como mínimo una vez al día en tu país de origen. Aunque evidentemente esto es algo que no se controla así porque perfectamente puedes pasar quince días en una residencia que tengas en el país vecino y otros quince en el otro país. Pero la teoría dice eso, y en el escenario que os comento, se podría dejar de lado el uso razonable y que la operadora de turno te busque las cosquillas. Otro escenario que no voy a valorar porque ya estoy muy loco con tantos datos, es que trabajes en la frontera con Andorra. Este no es un estado miembro, con lo cual, no se exactamente que pasaría y que tipo de contrato o tarificación se aplicaría.

 

Andorra es territorio prohibido.

Ahora viene cuando la lío del todo al decirte que todo esto del roaming es muy lioso, pero que no debería serlo tanto ya que en Europa, se eliminó en 2017. Ahora ya es cuando supongo que estás que no sabes por donde coger el tema. Y haces bien, porque ni desde las operadoras se aclaran. La teoría que os he contado debería servirte de igual manera ya que aunque el roaming como tal no existe, o no debería existir en Europa, si que sigue aplicándose el mismo tema de activar la itinerancia (roaming) y a partir de allí seguir la teoría expuesta anteriormente. Pero si vas a Andorra, ya la has liado. Especialmente los que estamos por la zona de Catalunya, un viaje a Andorra es algo que puede ser más habitual de lo que parece. Recordemos que de Barcelona a Andorra en coche, hay menos de dos horas de viaje. Pero ir a este país vecino que no está en la UE, puede salirte carísimo. Se han dado casos de hasta 15 mil euros por 1gb de datos consumidos. Otro caso sonado fue el del envío de un video de 1 minuto por WhatsApp que le costó al usuario 30 euros. Es una locura. Y lo peor es que ninguna de las partes soluciona este despropósito.

 

Estamos demasiado expuestos.

Creo que existe un animo de lucro y una falta de coherencia en los viajes a Andorra. Desde tu operador se debería desactivar directamente los datos y aceptar condiciones concretas para usar el servicio allí. Si no lo sabes y pasas la frontera con los datos activados…, te la pueden liar muy gorda desde tu operador y te puede salir el viaje muy caro. Me parece muy bien que Andorra vaya por libre. Que no sea un país de la UE, pero estamos hablando de un pequeño territorio situado entre Francia y España, dos países de la UE. Tiene una superficie inferior a 500 km cuadrados. Para que os hagáis una idea, España tiene una superficie de algo más de 500 MIL km cuadrados. Y Francia, su otro país vecino, de más de 650 mil km cuadrados. Es decir, Andorra, si lo miramos en un mapamundi, es un pequeño punto entre ambos países. Sin embargo, el daño que pueden hacer con el tema de facturas de móvil, es inmenso. Creo que debería solucionarse porque se montan muchos pollos por culpa de este estado independiente.

 

Conclusión del roaming.

Es un desastre. Algo que se supone que murió en Europa en 2017, sigue provocando quebraderos de cabeza. Básicamente porque no se acabó como tal, se modificó. Ahora todo es más sencillo. Seguimos pensando en viajar por Europa con la idea de usar roaming, porque en el fondo lo estás usando. En otras condiciones, con otras normas, pero igual que siempre. Lioso. Todo sería mucho más sencillo si todas las operadoras se rigieran por el mismo patrón. Si viajas por Europa tienes exactamente las mismas condiciones de contrato que las que tienes en tu país de origen. Y al final, se supone que la mayoría lo hacen. Pero cuando sigue habiendo casos donde la operadora te la lía…, mal vamos. Al final lo mejor es hacer lo que os he estado comentando. Si vas a viajar por Europa…, deja el móvil. Rompe con esa mala rutina de estar siempre conectado y disponible. No estás. Si es algo urgente, ya te llamarán. Si no…, desconecta, disfruta del viaje, y dedícale un rato por la noche, o por la mañana antes de salir, pero poco más. Si haces esto, te aseguro que tu viaje será inolvidable y muy provechoso. Yo sigo esta norma desde hace tiempo y os aseguro que disfruto muchísimo más de los viajes, y de la tranquilidad de estar desconectado del mundo, salvo para emergencias.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts