El reloj de Xiaomi por fin sale a escena

Xiaomi-watch

Lo que demasiado tarda, demasiadas expectativas genera

Pues dos años más o menos han tardado en sacar a la luz el reloj de Xiaomi, algo que se supone que iba a salir en breve. Lamentable gestión la que se ha hecho con un reloj que he pasado de desearlo a ser indiferente. Sinceramente me da igual lo bonito que sea o las características que pueda tener, que ya os adelanto que mal tema. Hace dos años desde la propia compañía se decía que estaban trabajando en el teléfono y que saldría en breve. Ese breve han sido dos largos años donde no han parado de presentar productos olvidando siempre el reloj, pues bien, ahora no me interesa.

Supuestamente es un reloj con unas características muy buenas

El reloj es bonito, para que nos vamos a engañar. Tiene un buen diseño, posibilidades de cambio de esferas y muchas opciones. Con el podréis hacer básicamente lo mismo que hacéis con la MiBand 2 (ayer recibió actualización y ahora podemos ver el día del mes y de la semana) pero en forma de teléfono. La duración de su batería será máxima de 14 días que si tenemos en cuenta que esas cifras son muy relativas, acabaremos cargando cara 7 días, que tampoco está mal. Pantalla de 1.34 pulgadas y resolución 300×300. 1.2ghz, 512 de RAM y 4gb ROM y GPS. Batería de 200mAh. Su precio de salida es algo superior a los cien euros al cambio y solo se podrá conseguir mediante intermediarios. Recordemos que el reloj no se ha presentado oficialmente, es una filtración de un medio polaco y habrá que ver como evoluciona.

La MiBand 2, una piedra en el zapato que todo lo trastoca

Que le decimos ahora a los que han comprado una MiBand 2 (como yo) por la necesidad de llevar la hora y desistiendo de la posibilidad del reloj. ¿Os puedo devolver la lamentable MiBand 2, que me parece un producto creado para sacar dinero y poco más y me hacéis un vale para el reloj? Para que narices voy a necesitar gastar más de 100 euros en un reloj que sobre el papel hace lo mismo que mi pulsera. Ya hice el tonto cambiando la Miband 1s por la 2 perdiendo en el cómputo general, porque lo que aporta es más bien poco. Ahora se supone que voy a comprar el reloj para llevar en una mano la pulsera con la hora y en el otro el reloj con la hora.

No es oficial, todo lo que podemos es especular, pero el producto llega con dudas

El reloj llega con un excesivo retraso y cuando estas cosas pasan ya sabemos cómo reacciona el usuario. La espera hace crecer la expectativa y tiene que ser muy perfecto para agradar. No han gestionado bien el producto, lo ponen por encima del precio de mercado que siempre se había fijado que era por debajo de los 100 euros y en definitiva, viene a confirmar que Xiaomi está tan despistada poblando el mercado de teléfonos y más teléfonos que en lo general me está defraudando.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner