La IA gana un premio de fotografía

Pues la polémica está servida. Una IA está en el foco de la polémica por lo acontecido. Un artista ha generado controversia al presentar una foto al concurso de los Sony World Photography Awards con la intención de comprobar hasta qué punto el jurado era capaz de detectar la imagen como generada por IA. Como era de esperar, no fue detectada, y para colmo, ganó el premio de fotografía. El artista, rechazó el premio confirmando que había sido generada por IA y que se trataba de un intento por ver hasta donde era capaz de llegar.

El peligro está servido.

No paramos de recibir inputs de que algo malo se está cociendo. Hace relativamente poco, el mundo de escandalizaba por una imagen del Papa con un abrigo de Balenciaga. La imagen dio la vuelta al mundo y miles de personas comentaban en redes sociales lo escandaloso de la imagen. Poco después, se confirmaba que era una imagen falsa generada por IA. Pues bien, ahora tenemos otro caso que nos debe hacer reflexionar. ¿Como es posible que una IA no sea detectada y gane un premio de fotografía?

¿Hay debate?

Si que lo hay, pero en el fondo, estamos hablando de la evolución en su máximo exponente. Qué diferencia hay entre esto que ha ocurrido con el premio de fotografía y casos donde cámaras de fotos profesionales tienen unas configuraciones que permite que el que tome la foto, saque mucho más partido de la misma, gracias precisamente a la IA y a filtros y ajustes preestablecidos que le permiten mejorar la imagen. En el fondo, estamos ante lo mismo, únicamente tiene como diferencia que la foto profesional con ayuda tiene un 70% de talento y un 30% de tecnología y el caso que comentamos tiene un 0% de talento y un 100% de tecnología. 

El mayor problema.

En este caso ha sido un premio de fotografía, pero en otros casos, nos estamos encontrando con que la IA genera muchos problemas, tanto a nivel personal como a nivel social. Una imagen generada mediante IA puede resultar tan sumamente convincente que permite engañar a la gente y que se arme un buen revuelo. Y esto, no hace más que demostrar que nadie es capaz de controlar a la IA y que no tenemos medios suficientes para detectarla y contenerla. Ahora ha sido un premio de fotografía, mañana quizás alguien la conecta a la red y le da permisos de administrador y acaba con países. Y no es exagerado, es una realidad factible.

¿Qué hacemos?

Pues lamentablemente…, no parece haber nada que se pueda hacer. Estamos tocando un punto de no retorno donde se va a liar la mundial. Pasaremos de un premio de fotografía a perseguir a ciberdelincuentes que usan IAs avanzadas para cometer delitos. Y como esto siga así, acabaremos teniendo IAs luchando contras otras IAs por controlarlo todo. Si el futuro es sentarme delante de una pantalla y esperar que la IA realice mi trabajo, me evite tener que esforzarme, pensar y reflexionar sobre lo que hago…, no quiero tener futuro. Estamos dejando entrar a un monstruo que ayudará mucho a mucha gente, cierto, pero en contra, va a destruir millones de vidas y de puestos de trabajo.

Conclusión.

Me quedo con el mensaje del artista, porque creo que es muy bueno. Nos ha dejado claro hasta qué punto esto es preocupante y que se deberían sentar unas bases para evitar que la IA esté por encima de la creatividad. Una cosa es que te ayude, como comentábamos con las fotos enriquecidas, y otra diferente es que directamente te haga la faena. Ayudar si, sustituir, no. Y creo que este punto, no parece de estar claro y no se está regulando para que eso pase. Estoy preocupado con lo que nos depara el futuro con la IA, y no porque no me parece interesante, todo lo contrario, pero en manos del ser humano, acabará siendo más famosa por las cosas malas que por las cosas buenas. 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner