por trece razones temporada 3

Por trece razones Temporada 3

 

Del todo innecesaria.

Si pensamos en la serie Por trece razones, hay que hacerlo con la mente puesta en esa impresionante primera temporada donde se trataba un tema tabú desde un prisma duro, directo y real. Esa serie enfrentó a miles de adolescentes con una realidad que viven o han vivido muchos de ellos. Es cierto que el desenlace crea controversia y quizás las imágenes fueron duras y directas. Para mi correctas y necesarias, pero para muchas organizaciones no fueron así y prueba de ello es que Netflix, las ha terminado recortando para dejar de herir sensibilidades. Aunque para mi es un claro ejercicio de marqueting para seguir en el candelero. Pero bueno, eso es opinión personal. Como la de la crítica. Por trece razones Temporada 3 me ha resultado del todo innecesaria. El argumento me ha parecido absurdo y sin sentido, se me ha hecho eterna y en definitiva, he llegado a detestar la serie. Cada capitulo que pasaba, a partir del cuarto o quinto, ha sido un… “¿otro? ¿Cuánto queda?” y cosas similares. No queda nada de primera temporada, bueno si, una cinta, que nos intentan meter con calzador y es del todo innecesaria. Vamos a darle un poco de caña, como siempre, sin spoilers.

 

Argumento por trece razones temporada 3.

Si la primera temporada está perfectamente enfocado en un tema muy interesante y muy bien expuesto, que son los problemas de una adolescente y como se hunde moralmente, la segunda temporada se centra en el juicio de los padres de Hannah contra el instituto. La tercera temporada directamente rompe con todo eso y Hannah deja de tener importancia o protagonismo. Así como en la segunda temporada, pese a no estar, va apareciendo…, en la tercera temporada ya no queda ni rastro de ella. El eje argumental de la temporada es entorno a un suceso y sus posibles responsables. Aparece la figura del narrador, en este caso narradora, y en el cómputo general podríamos decir que es floja, muy floja. El final de la segunda temporada, queda perfectamente encaminado para hacer una tercera temporada potente, pero no es más que un reflejo de lo que no ha sido. Personajes sin peso, sin presencia, sin fuerza…, no me ha convencido en absoluto.

 

https://youtu.be/Em7NSNLnmrQ

 

Lo peor de por trece razones.

Si tengo que decantarme por algo como lo peor, es sin lugar a dudas que todavía queda una cuarta temporada, y por suerte, última. Eso para mi es lo peor. Pero si me centro en la tercera temporada, tengo claro que lo peor a mi modo de ver, es el continuo ir y venir entre el pasado y el presente. Nos acercan una historia donde continuamente se centran en recordar como ha pasado y que ha pasado. Eso nos lleva en muchas ocasiones a no saber si estamos en el presente o pasado. Es cierto que se diferencia por el tono de luz, muy bien representado, y por la pantalla que deja de estar cortada por las partes de arriba y abajo para estar en formato completo. Pero en muchas ocasiones, y al haber pasado poco tiempo del recuerdo al presente, cuesta situarte. Las situaciones reivindicativas tampoco es que me hayan convencido demasiado. El “woman power” creo que en muchas ocasiones se hace cansino y se vuelve una serie de reivindicaciones más que de presentar problemas y soluciones.

 

Cuarta temporada.

De la cuarta temporada podemos esperar más de lo mismo. Pérdida total de la esencia de la serie y un nuevo argumento entorno a un personaje que han dejado encarrilado para que la líe. Es de esperar que se abra un nuevo juicio y que se intenten dejar las cartas sobre la mesa y limpiar la imagen de algún o algunos personajes. Seguirán dejándonos ver a un grupo de adolescentes que reflejan poco de real. Un sinfín de secretos y movidas entre ellos que dudo mucho que se asemeje a la realidad. Quizás algún caso podemos encontrar, pero no creo que estén reflejando la realidad de los jóvenes. Una cosa es tener algún problema y otra muy diferente es el sinfín de cargas que soporta alguno de ellos.

 

Conclusión sobre Por trece razones.

Es el mal de muchas series. No saben parar a tiempo. Tienen un enorme éxito y hay que estirar el producto sea como sea. Ni será la primera ni la última donde nos encontremos este problema. La temporada 1 fue excelente. El tema estaba totalmente cerrado. Creo que hubiera sido bueno dejarlo allí. Que al espectador le quedase esa sensación de grandísima serie sin desgaste. Estoy enamorado de las series que son de una o dos temporadas y fin del asunto. Tema cerrado. No se necesita estirar más de lo necesario ciertos temas. A Por trece razones le ha pasado, ha sido un fenómeno de masas que morirá como serie del montón cuando podría haberse cerrado como serie excelente. Al final me quedo con que he visto una serie que rompía con todo y era un referente, y termina siendo una serie muy típica y sin ofrecer nada extraordinario.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner