Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Poco M3, ¿el enemigo?

28 noviembre, 2020

 

Hoy tengo la difícil misión de hablar de este terminal. Y es difícil porque el Poco M3 es un teléfono desconcertante por muchos aspectos. Pero sin embargo, en otros tantos, es una maravilla que vale la pena analizar. Así a voz de pronto, sin saber por donde van a ir los tiros de mi argumentación ya que todo sale sobre la marcha (si hay que documentar se documenta), os diría que estoy totalmente en contra de este tipo de terminales. Pero no nos adelantemos más de lo necesario porque estoy seguro que al final, cuando os cuente los argumentos, entenderéis los motivos por los cuales estoy en contra de él. Así que vamos a empezar con el tema porque viene cargadito de contenido.

 

El teléfono.

El Poco M3 se engloba en un móvil de gama baja o también conocido como Opening. Sus características, dejando de lado datos más técnicos, no son malas, para nada. Para ser un terminal de un precio tan reducido…, no es que tenga mala pnatalla (del todo). Es decir, los terminales que tienen un precio súper reducido, normalmente de donde más pecan (entre otras cosas) es de pantalla. En este caso, y como veréis en la ficha técnica, no es el caso. No es una maravilla pero es bastante decente. En líneas generales es un terminal que nos debería servir para hacer casi cualquier tarea. Al final, el tema de tener un móvil potente, caro y maravilloso, es más aparentar que otra cosa. Eso si, como quieras jugar…, mejor busca otro porque este, pese a que seguramente tirará…, lo va a pasar muy mal. Al final, los teléfonos más o menos potentes, suelen correr la mayoría de cosas, salvo juegos muy top en recursos. El problema es el sufrimiento que tengan y eso se traduce en mucho calor y da como resultado maltrato de batería.

 

Lo más destacable.

Si destacaría algo del Poco M3, sin lugar a dudas es su enorme módulo para las cámaras principales. Concretamente tres sensores que se montan en un módulo rectangular pequeño. Éste, a su vez, está dentro de otro más grande que ocupa todo el ancho de la parte superior posterior del terminal. Es sin lugar a dudas un diseño rompedor, que no estamos acostumbrados a ver. Sobre si está bien o no…, yo no seré quien os lo diga. A mi personalmente no me gusta. Pero si que me gusta, y mucho, el que no sobresalga de la estructura del terminal. Estoy muy cansado de ver continuamente terminales que salen donde el módulo donde se alojan los sensores, sobresale de manera descomunal haciendo que no tenga estabilidad sobre superficies planas. En este caso no es así, es casi plano, porque es cierto que se eleva un poco, pero acostumbrados a lo que tenemos… hay que agradecerlo.

Otro aspecto sorprendente.

Tiene carga rápida. Parece mentira que un terminal que cuesta…, venga, todavía no lo digo, tenga carga rápida. No estamos acostumbrados a ello, pero el Poco M3, está cargado de sorpresas. En este caso es una carga rápida de 18W, y si no teníamos poco, también tiene carga inversa. Sí, sí, tal como suena. Vergüenza no tiene el terminal. Desde luego es mirar muy alto el dotar al terminal de ambas funciones. La carga rápida, estamos más acostumbrados a verla en cada vez más terminales, y para que nos vamos a engañar, no es que sea un carga súper rápida la del Poco M3, pero desde luego, mal no está. Lo que es menos común es la carga inversa, y entendemos que esto es un intento de intentar potenciarlo. Personalmente hubiera preferido que viniera con NFC, lo cual creo que es infinitamente más necesario que la carga rápida, pero bien.

¿Necesita la carga rápida?

Para nada. Es un terminal de una batería brutal de 6 mil mAh. Eso da para mucho no, demasiado. Es una salvajada de batería que sólo queda superado entre los móviles actuales por el Samsung M51. Entiendo que la carga rápida es precisamente para cargar esa batería en poco tiempo dada su capacidad. Pero es que esa batería está preparada para durar mucho tiempo, sin un uso muy alto tranquilamente te va a durar tres o cuatro días. Con lo cual…, el cargar se debería acabar u olvidar un poco. Es cierto que entiendo que el Poco M3 lleve la carga rápida, pero es que esa ambición al colocarla, choca con la ausencia de otras más importantes como el NFC. Yo soy más de cargar por la noche, así que en vez de tanta carga rápida, apostaría por todo lo contrario. Carga lenta. Cargar esos 6 mil mAh en toda la noche, sin presión, sin prisas. Pero bueno, es una utopía lo que planteo y al final, entiendes que esas cosas que le han puesto, tienen su sentido. Pero si os compráis este terminal, olvidaros del diario ejercicio de cargar el móvil porque no lo necesitará.

 

¿Por qué no me gusta?

Básicamente porque engloba varios aspectos que chocan con mi manera de pensar y de entender los terminales. Por un lado tenemos las equivocaciones. En más de una ocasión, durante esta semana que lleva entre nosotros, he tenido que escuchar a lectores preguntando o confundiendo este terminal con el X3. Eso ocurre porque la compañía hace coincidir los dos terminales siendo uno el Poco X3 y otro el Poco M3. Realmente puedo entender que la gente se confunda, me cuesta, pero lo entiendo. Por otro lado, el Poco M2 salió hace si no recuerdo mal, un par de meses. Esto sin lugar a dudas a mi me trastorna ya que es tiempo insuficiente y no puedo comprender que pase. Luego poco no se queda con eso, ya que no sería de extrañar que también saliera en breve el Poco F3, y a esto sus variantes de los modelos con versiones Pro. Es decir, Poco lleva un buen follón de nomenclaturas que a mi personalmente, no me gustan un pelo.

 

La esencia Poco.

No es la primera vez que me quejo de lo que voy a contar. Ni será la última. Poco nació como marca de Xiaomi para cubrir una gama concreta, la gama alta económica. Terminales potentes a un precio interesante. Pese a que no me parece bien que Xiaomi se parta de esa manera, tenía su sentido. Mi para la gama alta, Redmi para la gama media y baja, y Poco para la gama alta económica. Pero es que Poco ha pasado de eso a ofrecer de todo, es decir, como una Redmi más al uso. Y eso lo que me desencaja totalmente. No tiene sentido. Es una locura. No tiene esencia alguna, va a lo que le da y eso no es bueno. Xiaomi de autodestruye a si misma sacando terminales que no corresponden al sitio donde están. Y lo hacen con todas las compañías. Hasta con los Mi ya que hay muchos que no se corresponden a la supuesta gama que tienen. Al final, ese concepto de mezclar terminales de gamas y empresas, no me parece que sea acertado.

 

El precio.

Se ha llegado a ver por menos de 100 euros. Pero vamos a lo serio. El precio oficial del terminal se sitúa en 149 el más barato. Es cierto que Xiaomi lo ha estado vendiendo por 129 en la web, y así les ha ido. Todo agotado tanto ese como la otra versión que cuesta 169 pero lo dejan a 149. La verdad es que me parece un precio bajo, pero es que el terminal tampoco es para tirar cohetes. Es decir, para personas mayores, que suelen ser menos dados a requerir de pijadas innecesarias, bien, o para los más jóvenes de la casa. Pero a la que sean adolescentes, que es cuando yo entiendo que hay que darles un móvil, y no durante la infancia como hacen cada vez más, ya te van a pedir un móvil que soporte juegos top, y eso este terminal no lo va a aguantar con dignidad. Así que habría que ir al X3, con lo cual, este tipo de terminal, no me convence en absoluto. Es un gama entrada, pero sin embargo tiene un coste como uno de gama media (Redmi Note 9 por poner un ejemplo). No tiene mucho sentido.

 

Conclusión sobre el Poco M3.

No me gusta. Tal como empecé, lo acabo. Entiendo que es un terminal que tenga el reclamo que ha tenido. Todo agotado. Faltaría ver cuantas unidades estaban a la venta, pero bien, me lo creo. Pero sinceramente…, gastarme 150 euros en ese terminal, o incluso los 130 de la promoción, me parece del todo innecesario teniendo el Redmi Note 9 u otros tantos. Ya aunque sea solo por el valor de la marca…, Redmi tiene a mi entender mucho más valor que Poco, y eso que Redmi tampoco es que lleve mucho en el mercado. Al final se trata de darle el valor adecuado a cada marca y terminal, y para mi, Poco no tiene para nada el valor que le han puesto al terminal. En el X3 si que vimos un precio más rompedor, con características muy potentes y un precio brutal. En mi caso conseguí el X3 128 por 200 euros, un precio muy por debajo de lo que cuesta. Así que si consigues el M3 por 97 o así que lo hemos llegado a ver, me parece muy buen precio aunque aberrante ya que le doy un valor a los terminales que en este caso no se respetaría. Pero pagar 129 o 150…, no me acaba de cuadrar.

¿Quieres dejarnos un comentario o abrir un debate al respecto de este tema o de cualquier otro? Aquí tendrás hilo directo y tu voz será escuchada.

 

Matizaciones/curiosidades del artículo.

La carga inversa es el sistema que nos permite usar el teléfono para cargar otros aparatos, haciendo la función de powerbank. Algunos la permiten hacer mediante el sistema de carga inalámbrica, y en este caso, el Poco M3 lo hace mediante la conexión USB. Para hacerlo necesitarás un cable UBS Type C en ambos extremos ya que la carga de móvil a móvil si no, será imposible hacerla. No es un sistema que me llame mucho la atención o que me resulte muy interesante, pero allí está.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast.Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts