La Inteligencia artificial se vuelve peligrosa

Hace unos días os hablábamos de esta nueva inteligencia artificial, ChatGPT. No es que sea algo nuevo, pero si que es la primera vez que se expone de una manera tan sencilla a todo el mundo. Quien más quien menos está familiarizado con la inteligencia artificial. Desde el momento que estás usando Alexa o derivados, estás usando inteligencia artificial de alguna manera. Pero el problema que aparece con ChatGPT, es muy grande, y una vez más, voy a hablar sobre el tema, porque unos días después de como ha arrasado esta inteligencia artificial, muchos o la mayoría siguen con los ojos cerrados ante una realidad que se ha adelantado en el tiempo por culpa de esta IA.

Peligros.

Me gustaría empezar exponiendo algunos de los peligros que vienen derivados de la inteligencia artificial.

  • Pérdida de empleos: la IA puede reemplazar a ciertos trabajos humanos, lo que puede llevar a la pérdida de empleos y a la desigualdad económica.
  • Seguridad: la IA puede ser utilizada para fines malintencionados, como el espionaje o el ataque a sistemas de información.
  • Privacidad: la IA puede recopilar y utilizar datos personales de manera invasiva y sin el consentimiento adecuado, lo que puede comprometer la privacidad de las personas.
  • Dependencia excesiva: la IA puede crear dependencia en los usuarios y hacer que pierdan habilidades y conocimientos que antes eran necesarios para realizar ciertas tareas.

¿Qué punto es más preocupante?

Para mí, sin lugar a dudas, la dependencia excesiva que puede conllevar la inteligencia artificial. Y profundizo. Me preocupa en exceso, como padre, que mis hijos acaben dependiendo de ella para sus estudios. El otro día ya lo comenté, y ahora vuelvo a insistir. A nivel académico, una inteligencia artificial como ChatGPT puede incurrir en un problema de carencias enormes a la hora de elaborar trabajos, por ejemplo. Ahora, con esta herramienta, si un profesor te manda una redacción sobre cualquier tema, entras en ChatGPT y le dices “hazme una redacción de tal tema de x palabras”. Y al momento, tendrás la redacción.

¿Tan peligroso es?

Si, y lo es porque al usar esta inteligencia artificial para, por ejemplo, un trabajo, lo que sucede es que dejas de trabajar un órgano vital, el cerebro. Desde el momento que dejamos de usarlo, o de trabajarlo como es debido, perdemos facultades. Creo que, en la formación de cada uno de nosotros, es elemental el trabajo mental. Incluso aquellos que usan chuletas para aprobar, están trabajando ese órgano. Desde el momento que no lo haces, porque con esta tecnología te hace el trabajo, haces copia pega y no necesitas ni revisarlo porque el trabajo es impecable…, mal asunto.

¿Porque ahora es tan peligroso?

Si bien como decía antes, estábamos ya empezando a acostumbrarnos a usar la inteligencia artificial mediante aparatos como los altavoces inteligentes…, hasta con ellos estás trabajando el cerebro desde el momento que te va a dictar lo que tienes que poner y tendrás que transquibirlo cuanto menos. Es cierto que con algunos podríamos hacer algo similar a lo que haremos ahora con ChatGPT, pero la diferencia es la limitación. Si hasta ahora, podríamos ver a 3 de cada 10 con acceso a una IA del tipo que sea, ahora tenemos a 10 de 10 que son capaces de acceder a ella. Y esto se vuelve peligroso.

¿La evolución?

Esto no deja de ser una evolución de tecnologías que ya teníamos, pero el problema ahora es el grueso de grupos a los que le afecta dicha tecnología. Ya están empezando a caer gremios como el de programadores, que han visto como ChatGPT ha entrado como un fumigador en un campo de cultivo infestado. El daño que le hace a ese gremio es muy alto, ya que ahora, muchos de ellos, quedarán sustituidos por este tipo de tecnología. A nivel académico ya hemos comentado el daño, pero va más allá, y es que ahora, muchos profesores podrían llegar a ser sustituidos por la inteligencia artificial. ¿A tanto llegará? A corto plazo creo que no, pero el gremio de profesores, a medio plazo…, si que creo que corre peligro.

Google.

Hasta ahora, poco se habla de ellos. Pero con esta inteligencia artificial concreta, Google queda tocada y hundida. Y, es más, ChatGPT tiene incluso plugin para Chrome, con lo que, ante cualquier búsqueda, en la derecha, esta inteligencia artificial revienta la principal fuente de ingresos de Google, los clics. Por ejemplo, pones una receta, Google te va a mostrar una lista de resultados que se acercan o aciertan en lo que buscas. Hasta ahora, entrarías en uno de esos enlaces y mirarías lo que han escrito. Seguramente en esa web habría publicidad, y todo el sistema que conocemos hasta ahora, fluiría. Pues bien, con una inteligencia artificial como la mencionada, ya integrada en Google, mirarás a la derecha, y verás como te da la receta paso a paso, sin necesidad de entrar en ningún lado, sin ver publicidad, y de manera concisa y precisa. No hay color.

¿Estoy preocupado?

Si y no. Estoy preocupado porque creo que trabajos como el que realizo, de documentarme sobre temas que luego os expongo, con esta inteligencia artificial queda en entre dicho. Seguramente mis visitantes se verán reducidos de manera sustancial porque muchos preferirán no entrar a leer los temas que propongo ya que la inteligencia artificial les dará respuesta a sus dudas de manera más precisa. Y es que no hay que olvidar, que, entre todas nuestras exposiciones, está la necesidad de teneros “enganchados” al artículo, con lo que os damos la información, “adornada” con texto para teneros unos minutos y poder facturar. La IA lo va a reventar todo.

¿Tanto nos afectará?

Seguramente dependerá del sector en cuestión. Aquellas webs que se dedican a informar sobre temas de manera muy concreta…, van a palmar, seguro. Los que nos dedicamos más a dar información sobre temas, exponiendo lo que queremos tratar, dando visiones y exponiendo posibles consecuencias…, quizás sufriremos menos. Es decir, en mis webs, siempre expongo un tema, y me mojo a la hora de exponer posibles consecuencias y visiones del asunto. Doy una opinión personal y eso al final, entiendo que los lectores lo valoran. Pero está claro que tanto yo, como cualquier web, va a sufrir las consecuencias de la inteligencia artificial.

Conclusión.

La IA no es algo nuevo. Es algo que viene de lejos, pero con ChatGPT lo que sucede es que todo se precipita. Si este tipo de inteligencia artificial iba a llegar poco a poco a lo largo de los próximos años, ahora nos encontramos con que lleva de manera agresiva, y con algo que está por llegar, alternativas iguales o mejores. Y es que no tengáis duda alguna que saldrán alternativas accesibles y buenas o mejores. Por no entrar en que esta IA concreta, tiene alguien detrás que quizás os es familiar, Elon Musk. El tío se debe estar frotando las manos con lo que tiene entre manos. El futuro es prometedor con esta tecnología, pero por el camino se va a llevar por delante a demasiados.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner