Saltar al contenido
LaTeclaTec

El problema de los parques de atracciones

9 mayo, 2022

Este fin de semana hemos ido al parque de atracciones de Barcelona, El Tibidabo. Situado en la montaña, es un parque con encanto (personalmente me gusta poco) por su estructura. Está entorno a la montaña en el lugar más alto de la ciudad (Collserola). Es famoso por su implementación lúdica en un espacio natural y por sus espectaculares vistas de la ciudad. Para acabar con las curiosidades, decir que el ancho de vía del tranvía que pasaba por la Avenida del Tibidabo, fue el único en toda España durante 90 años que se regía por el ancho de vía europeo (1435mm por los 1668mm del resto de España). Con la llegada del AVE, el resto de España ya se adaptó a esa medida europea. Venga, dejamos batallitas de lado y vamos al turrón. Los parques de atracciones y los problemas que encontramos en ellos.

Secciones: TIMELINE // CHOLLOS // AYUDA // MUSICA // SERIES-CINE // COMENTARIOS

Visitar LaTeclaTec con bloqueadores de publicidad, es cómo ir a comer a un restaurante e irte sin pagar la cuenta. Eres libre de hacerlo, pero ponernos en la lista blanca de bloqueos hará que lo poco que se gana con tu visita, valga la pena.  Espero que disfrutes del contenido, lo veas de la forma que lo veas, un saludo.

El principal problema.

Las colas. Es inadmisible, inasumible y un incordio que tengamos que sufrir ese atraso tecnológico. Especialmente porque hay solución, y si una persona como yo, cree tener la solución, sin ser experto ni doctorado en nada…, quiere decir que quizás los que deberían hacer ese tipo de trabajo, se está frotando la barriga. El tema es que, a las caras, carísimas entradas que pagamos por ir a un parque de atracciones, nos encontramos el plus de tener que hacer largas colas para montarnos en las atracciones. Eso es molesto y complica el día puesto que acabas pagando un dineral por subirte a cuatro atracciones. Con un poco de orden y cabeza, se podría conseguir que tu visita a uno de esos parques de atracciones, sea una experiencia maravillosa y no un suplicio para muchos padres que sumamos una carga de paciencia infinita para poder superar el día.

El precio de las entradas.

Hay un montón de parques de atracciones a lo largo del territorio español. Pero no todos están dentro de lo que entendemos por mi zona por parque de atracciones. Estamos hablando de complejos grandes, a lo Warner, Port Aventura, Terra Mítica o similares. Todos ellos tienen algo en común, el precio de las entradas es escandalosamente alto. Por ejemplo, Warner Madrid estamos entre 40 y 45 euros por cabeza, sin tener en cuenta posibles descuentos que consigas. Terra Mítica entre 35 y 40 por cabeza. Port Aventura se lleva la palma con unos 50 por cabeza. No puedo hablar de los demás, pero sí que creo que estamos todos a la par, y es que estos parques de atracciones, no aprovechan bien los beneficios de la tecnología para hacer de la experiencia, algo realmente interesante.

Tibidabo.

Aquí en Barcelona (creo que otros también lo hacen), tenemos en el parque del Tibidabo la posibilidad de comprar el abono por temporada. Realmente creo que lo hacen llagar mal a la gente porque si no, no me cuadra que muchísima más gente, opte por este abono ya que, si vas al parque 2 o 3 veces al año, ya lo has amortizado. Aparte, estamos hablando de un parque que está en la parte más alta de una ciudad, que está a nivel del mar y para acceder al parque subes a más de 500 metros de altura. Las formas de llegar no son ni muchas ni buenas, y gracias al abono, se te abren un abanico de opciones interesantes. Nosotros usamos la de ir hasta un parking gratuito que tenemos para socios y allí cogemos un autobús para socios que nos lleva colina arriba donde vamos a coger el funicular que nos lleva hasta la puerta del parque. Es un poco coñazo el viaje, para que nos vamos a engañar, pero la opción de ir hasta el parque y pagar los 10 euros que cuesta dejar el coche, no nos convence. El tema es que ya con el abono, se nota que la tecnología y los parques de atracciones no se llevan bien. La cuestión es que, con el carnet, se debería poder acceder al parque sin necesidad de más. Sin embargo, no. Tenemos que pasar por taquillas porque te tienen que poner la típica pulsera que es un requisito fundamental del parque. Un incordio que evidentemente, la tecnología solventaría, y con ello, entre una y dos horas ya te estarías ahorrando, que, para postre, acaban siendo importantes.

Port Aventura.

Es el gran parque que tenemos en Catalunya. Siempre me ha resultado curioso como se ha intentado ligar el parque a Barcelona, cuando de todas, todas, no tiene absolutamente nada que ver con Barcelona. Está situado a 100 kilómetros de la ciudad condal, entre Salou y Villaseca, ambas localidades situadas en Tarragona. Es el parque de atracciones por excelencia en España ya que cuenta con la mayor afluencia de visitantes (+4 millones). Para los que estamos en Barcelona, llegar al parque significa invertir unas dos horas, si tenemos en cuenta la hora larga de coche (por autopista) y luego entrar en las instalaciones donde hay cola para rato con el coche. A eso le sumamos otra hora larga (mínimo) de cola para sacar tu entrada. En definitiva, para acceder a uno de los parques de atracciones más importantes de España, vamos a invertir entre 1 y 3 horas de colas, casi nada.

Como ayudaría la tecnología.

Hemos visto lo que ocurre en dos parques de atracciones, pero entendernos que el resto corren igual o similar suerte. Acabar con esto es tan sencillo como las entradas online, que ya se vende en muchos de estos parques de atracciones, pero, sin embargo, o se hace mal o no se hace de manera correcta. Lo lógico es acceder con un código QR, pasar por torno y fin del problema. Desconozco porque esto no se hace efectivo o no se hace correctamente en los parques, y porque tenemos que aguantar esas largas colas de entrada, que al final, acaban determinando el estado anímico con el que vas a pasar el día en el parque. No quiero ni contaros lo duro que es ir con dos niños que dan por saco lo suyo, con todo el bochorno de 30 o 40 grados a la sombra, y estar esperando más de 1 o 2 horas para entrar. Esas horas se convierten prácticamente en días.

Dentro del parque.

Se ha puesto de moda el que te informen del tiempo aproximado de espera en las atracciones. ¿Problema? Que fallan más que las escopetas de feria. Al final, acaba siendo un dato irrelevante. El otro día lo vivimos en el Tibidabo, donde lo han puesto no hace demasiado. Hay que entender que es un parque antiguo, donde la tecnología es testimonial. Pues bien, en varias atracciones donde el tiempo de espera era de 10 minutos, terminó siendo más del triple. Y hablamos de tiempos de espera bajos, porque lo normal, en uno de los parques de atracciones potentes, es esperarte más de una hora de cola. Con lo que si quitamos la hora que estarás para comer (cola para entrar y para comer) la hora de desplazamientos entre una atracción y otra en total, y que no vas a estar más de 10 horas en el parque (entre otras cosas porque alguno ni te da la opción), estamos en que ese día, habrás pasado más tiempo haciendo colas y desplazándote hasta y dentro del parque, que no lo que vas a disfrutar del parque en sí. Curioso, ¿verdad?

La solución.

Tecnológicamente se puede hacer muchísimo. De entrada, lo que comentábamos de las entradas online. Tener el código QR o en casos como el del parque del Tibidabo, que el carnet te sirva para entrar a las atracciones mediante un código que escaneen. Cualquier opción es mejor que tener que andar con la pulserita de las narices. Entiendo que les sirve para controlar, porque va por colores, pero sinceramente…, es cosa del pasado, se puede usar la tecnología para gestionar y agilizar cualquier tipo de escenario. Por otro lado, tenemos el tema de las colas. No sé hasta qué punto es viable hacer lo que tengo en mente, pero estoy seguro que se podría. Hay que subirse al carro de la tecnología, y para ello, los parques son un sitio ideal. Planificar como vas a estar en el parque es importante para todas las partes, incluidos ellos que tienen un registro más exhaustivo de como interactúa la gente en el parque para futuros cambios de atracciones y demás. ¿Cómo lo haríamos?

La gran solución.

Gestión de atracciones vía app. Entras al parque o incluso antes, con tu entrada ya comprada, planificas tu estancia en el parque. Que quieres subir en la atracción A, pues te apuntas. Un intervalo de 15 minutos, y el 80% del aforo de la atracción para los que la reservan por internet. Es decir, que, si en la atracción entran 100 personas, por poner un ejemplo, el 80% sean personas que lo han programado con la app, el 10% personas con problemas de movilidad que tienen pase preferencial, y el 10% personas que van al modo tradicional. ¿Qué se consigue con eso? Pues que la mayor parte de gente tendría el viaje planificado y se ahorraría horas de cola. Evidentemente existen un motón de variables que también hemos valorado y que pasamos a analizar.

Reservas malas o ausentes.

En el caso de haber reservado una atracción y no estar, ese hueco no queda vacante. Siempre habrá gente que se te acumule en una u otra cola. Evidentemente este tipo de entrada debería ir ligada a pasar la tarjeta, carnet o lo que sea, y que el torno te deje pasar. Si no estás dentro de tu horario, error y fuera. Si has entrado dentro del plazo, el sistema habrá programado los tiempos de espera, y teóricamente no debería haber mucha demora. Es lógico que no llegues a tiempo por diferentes motivos a una de esas atracciones, en ese caso, no pasa nada, tu puesto estaría cubierto por alguno de la parte normal. Pero si acumulas 3 atracciones sin asistir…, perder las reservas creo que sería una buena penalización para evitar que la gente vaya apuntándose y no asista, haciendo que el sistema pierda su encanto. Ese sistema, haría que tu visita al parque estuviera más programada y los tiempos de espera se redujeran una barbaridad.

La app es esencial.

Tener una buena aplicación que gestione tu estancia en los parques de atracciones, es elemental tener una buena aplicación que lo gestione todo. Desde el tema que comento de reserva de entrada a las atracciones, pasando por situación donde estás, recorridos más inteligentes para economizar al máximo el tiempo de espera, reserva de sitio donde comer, para evitar que también tengas que acumular largas colas en esos sitios donde por comida basura te sueles comer una hora tranquilamente de cola, y cosas similares. Al final, entiendo que los propietarios de los parques de atracciones, tienen como objetivo que los visitantes pasen un gran día, vean las instalaciones y las disfruten. Algo que ocurre, porque principalmente vas por y para los niños, con lo cual, es la gran baza que tienen. Los niños acaban contentos porque por lo general, a la que los metes en un entorno lúdico, suelen disfrutar. Ellos no valorarán demasiado si han subido a 5 atracciones cuando con una buena gestión podrían haber subido a 15. Creo que es importante, especialmente para los que no tienen la suerte de estar cerca de uno de estos parques de atracciones y tienen que hacer un desembolso más bestia de pasta.

Viajar para ir al parque.

Hablo de casos en los que tienes que programar un viaje, con hotel dentro del parque y dos días de estancia para que te salga rentable. Una aventura que te puede salir por varios ceros. Por ejemplo, si queremos ir a Disneyland Paris, es un viaje caro, por la estancia y la entrada al parque. Si tienes que hacerlo y que suponga, por ejemplo, todo lo invertido en las vacaciones de verano, que menos que amortizarlo. Y con los sistemas actuales de los parques de atracciones, no se amortiza. Acabarás la visita cansado de hacer colas, viendo como tus hijos han disfrutado, pero a medias, y como os comento, podrás entender que, con una buena gestión tecnológica, ese viaje al parque de atracciones podría haber sido muchísimo mejor.

Conclusión.

Tendemos a depender de la tecnología, pero no saber aplicarla correctamente. Y los parques de atracciones, claramente es uno de esos lugares donde la tecnología no se aplica de manera correcta. Necesitamos ver cambios como los que proponemos, o modificaciones de los mismos. No es que seamos unos expertos, o más listos que nadie. Son cosas de lo más lógicas, y que, para postre, se pueden aplicar porque la tecnología lo permite. No es algo fuera de lo normal, es más que viable hacerlo. Esperemos que algún día este tipo de recintos, esté liderado por gente que piense en grande, y que no se centre únicamente en números, que pese a lo mal gestionado que está el tema colas y esperas, queda claro que es más que rentable. Y para aquellos que no están por la labor de usar la tecnología… desde el propio parque les pueden facilitar la reservas de entradas a las atracciones mediante una tarjeta escrita y un código correspondiente. No hay excusa para no estar preparado.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts