¿Es razonable la obsolescencia programada?

 

Hoy quiero debatir conmigo mismo sobre este tema. Y lo hago porque recientemente, una de las grandes asociaciones de consumidores (Altroconsumo) en Italia, ha iniciado acciones legales y le piden a Apple una indemnización de hasta 60 millones de euros por supuestos perjuicios causados a los usuarios. Esto no es nuevo. Son muchas las empresas que son llevadas a juicios por temas similares, pero como es Apple, siempre suena más. Hoy queremos exponer los motivos de la obsolescencia programada, y hasta que punto es bueno o normal que ocurra.

 

¿Qué es la obsolescencia programada?

En resumidas cuentas, es como un contador virtual que ponen los fabricantes en sus productos para que, llegados a un cierto tiempo de uso, dejen de funcionar. Esto no es una práctica nueva. Lleva produciéndose desde años remotos. Podemos tirar la vista muy atrás para saber que, con las bombillas, ya se empezó a usar la obsolescencia programada. Las primeras bombillas nunca se fundían. Esto hizo que los fabricantes pensaran en que si una persona compra una bombilla y nunca se le funde…, a la que todas las personas tengan una bombilla, su negocio se acaba. Por eso se empezó a usar la obsolescencia programada. Miles de sectores a día de hoy, no estarían o no serían rentables sin una obsolescencia programada.

 

Las televisiones nos lo dejan claro.

Si miramos casos de obsolescencia programada…, en las televisiones vemos una de las mayores evoluciones. Antiguamente, y muchos de nosotros lo hemos vivido, las televisiones duraban muchísimos años. Incluso si se averiaban las llevabas a reparar porque era un producto caro y era más rentable. A día de hoy no pasa eso. Si se te estropea la televisión, la tiras y compras una nueva. Es una evolución terrible porque supone un perjuicio al medio ambiente, brutal. Pero nos hemos acostumbrado a ello. No sale rentable llevar la tele a reparar ya que, en muchos casos, la reparación te va a costar prácticamente lo mismo que comprar una nueva. Y como las televisiones, la mayoría de productos cotidianos que podemos usar. No sale a cuenta repararlos, si se estropean, los tiramos y compramos otros nuevos. Lamentablemente esto es algo que ya hemos implantado como normal, y está destrozando el planeta.

 

Steve Jobs el iluminado.

Como digo, la practica de la obsolescencia programada, se ha dado por los tiempos de los tiempos. Pero de nuevo, un visionario, es el impulsor de este término. Y lo digo en negativo, porque pese a que todo el mundo lo usa, Steve Jobs, concretamente Apple, fue de las primeras grandes empresas que recibieron una sanción económica millonaria por este aspecto. Digamos que fueron usados como cabeza de turco para dar un mensaje a los fabricantes. “os estáis pasando”. Y no parece haber calado, ya que cada año, los mayores fabricantes del mundo reciben multas millonarias por estos aspectos. Al final, le sale más a cuenta pagar las multas que cambiar el sistema. Es por eso que la propia justicia se ha blindado al respecto, y les obliga a facilitar las reparaciones. Y ni por esas lo consiguen ya que los productos de Apple, concretamente los teléfonos, son muy complicados de reparar por parte de terceros. Al final, la gran empresa tiene unos beneficios tan aberrantes…, que ya tienen partidas especiales para multas que vayan llegando.

 

¿Es razonable la obsolescencia programada?

No debería compartirla, pero sinceramente…, la entiendo. Pero a nivel tecnología entiendo que no es malo que cada x años, los modelos más antiguos dejen de ser compatibles con las nuevas actualizaciones de software por poner un ejemplo. Prefiero que se lleve a ese campo a que las piezas dejen de funcionar o se rompan como ocurre en muchos casos. Yo por ejemplo lo he sufrido con muchos electrodomésticos. Concretamente con una lavadora, una secadora y un lavavajillas. Todos de la marca Candy. Se estropearon todos ellos con un margen de tiempo de 1 año. Demasiadas casualidades. En uno se rompió el pulsador de modo de secado. Y me diréis… “haber cambiado el pulsador”. Y si, en eso estábamos. Pero resulta que no se repara el pulsador solo, sino toda una placa donde se incluye el pulsador. El precio de la reparación era de 106 euros. El precio de una secadora nueva 250. Y así con todo. Y creo que más que ir contra la obsolescencia programada, se debe ir contra este tipo de abusos.

 

La última demanda a Apple.

Analizando la nueva demanda que les ha caído…, tengo que decir que no la comparto para nada. Concretamente les demandan por perjudicar mediante software al rendimiento de varios modelos (iPhone 6, 6 plus, 6s, plus). Apple no ha escondido (una vez cazados) que modificaba el software para limitarlo una vez la batería estaba degradada. Es decir, toda batería con el paso del tiempo, pierde autonomía. Lo que hacía Apple era limitar la potencia del terminal para que la batería durara más o menos similar a lo que duraba al principio. Y tengo que decir que no me parece mal del todo. Si tu terminal dura 5 horas de pantalla, y con la batería tocada pasará a durar 3…, te limito la potencia y sigue durando 5. No es descabellado, aunque es mucho más profundo que todo eso y el objetivo de Apple, parece claro que era el de empujar a los usuarios a comprar el siguiente modelo.

 

¿Les tocará pagar?

Seguro que sí. El tema es saber como y cuánto. Normalmente, por experiencias pasadas, Apple suele llegar a acuerdos extra judiciales. En EEUU sin ir más lejos, a finales del año pasado ya desembolsó una cantidad superior a los 94 millones de euros para evitar una investigación al respecto. Es decir, Apple sabe que lo que hace es punible, independientemente si tiene más o menos razones para hacerlo, y prefiere llegar a acuerdos millonarios y callar bocas que no afrontar un juicio que los acabará condenando a pagar mucho más. La pena es que tú, como particular, si intentas ir contra una de estas grandes empresas, se ríen en tu cara, pero si vas representado por una gran asociación…, entonces se sientan a hablar. Es una de las grandes penas de nuestra sociedad. Las grandes empresas lo manejan todo y hacen lo que quieren, como quieren, amparados por su gran poder en todos los sentidos.

 

Conclusión sobre la obsolescencia programada.

Creo que es necesario convivir con ella. Vivimos en una sociedad consumista y pensar en un móvil o una tele que nos dure 20 años es impensable. La evolución y las ganas de estar a la última tecnología nos hace a nosotros mismos programar esa obsolescencia, con lo cual, no tengo criticas al respecto. Pero si que tengo críticas en como se ejecuta esa obsolescencia. Creo que los fabricantes deberían tener la obligación de recepcionar el producto obsoleto y amortizar el precio del nuevo equipo. Es decir, que si me compro un móvil nuevo que sustituya al antiguo, que el antiguo sea recepcionado sirviendo de un suculento descuento. Con eso conseguiríamos recuperar piezas para que no acaben en la basura o en el mercado negro. Se trata de recuperar piezas y darles una segunda vida. Tal como está el tema del consumo, especialmente de móviles, no se sostiene por ningún lado. Nos estamos cargando el planeta a una velocidad descomunal.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner