series canceladas Netflix

Netflix se ríe de nosotros

Pues estamos ante una nueva prueba de los miserables que somos como especie viva, y como las grandes empresas, lo saben y se aprovechan de nuestras miserias. Capaces de estar todos los días quejándonos por tonterías, cuando pasan cosas realmente importantes, no reaccionamos. Netflix se ríe de nosotros y parece que nadie quiere hacer nada. Y pruebas hay más que de sobras, somos patéticos y tenemos lo que nos merecemos.

La burla.

Llevamos unos años convulsos donde vemos como Netflix no para de subir los precios. Y ante esto, ¿Qué hacemos? Pues nada. Tal cual. Seguramente habremos visto en nuestro circulo cercanos como algunos se han dado de baja después de que Netflix pusiera medidas para acabar con el tema de compartir cuentas. Pero los datos dicen lo contrario. En sus recientes cuentas de resultados trimestrales, han reflejado un incremento de nueve millones de suscriptores, con lo que están cerca de los 250. Y aquí es donde viene mi afirmación de que Netflix se ríe de nosotros y encima le reímos las gracias. 

¿Cómo han conseguido el incremento?

¿La tarifa con anuncios podría tener algo que ver? La propia Netflix apunta a que 3 de cada 10 altas diarias, van a parar a la tarifa con anuncios. Así que, pese a importante, no parece determinante ya que estamos hablando del 30% de altas a esa modalidad. Eso no reflejaría ese incremento tan alto de suscriptores. Así que como apunto, Netflix se ríe de nosotros y pruebas hay de sobras. Incrementan precios, ponen planes mezquinos, y nuestra respuesta, en vez de darle la espalda, es hacerles de bufón y permitir que se sigan riendo de nosotros. 

¿Qué debería haber pasado?

Pues bajo mi punto de vista, está muy claro. Tal cual sacaron la medida de impedir que la gente compartiera cuentas, que pagaban religiosamente y con ellas deberían usarlas como quisieran, la respuesta de los usuarios es, no únicamente irse en masa, lo que hubiera provocado que, en menos de tres meses, se bajaran del burro y encima incluso bajaran los precios, sino que fue todo lo contrario. Por eso Netflix se ríe de nosotros. Porque los que mandan, están en sus butacas, viendo como todo el mundo reniega de los precios pero que luego altas a mansalva. No tiene sentido.

Lo que está por venir.

Pues como Netflix se ríe de nosotros y nadie hace nada, el próximo movimiento va a ser nuevas subidas de precios. De momento estas subidas ya la han sufrido Estados Unidos, Reino Unido y Francia con incrementos que van entre 2 y 3 euros de media. Así que esto es un aviso para navegantes para que todo el mundo tenga claro que esto se extenderá al resto de países. En nuestro país, el plan pasa por cargarse la tarifa de 8 euros, con lo que pasaremos a tener una tarifa de 5,49 con anuncios, 12,99 y 17,99. De esta manera, la compañía obligará a que la mayor parte de usuarios, que actualmente están en el plan estándar, se vean forzados a pasar a uno inferior con anuncios y mala calidad, algo que no aceptarán, o subir al de 13 euros, con lo que estarán pagando 5 euros más. Un despropósito en toda regla.

Que mala pinta tiene.

En EEUU ya están en 23 dólares (antes pagaban 20) por el plan más alto, el esencial pasa de 10 a 12 dólares mientras que el plan con anuncios sigue al mismo precio. En Francia, que debería ser nuestro país referencia, serán de 11 euros y 18, con lo que, seguramente, sean los planes que tengamos que mirar de reojo, pese a que los sueldos en España no tienen nada que ver con Francia, con lo que si nos ajustan los precios a los de ellos…, será todavía mayor el incremento a nivel familiar. Esto no tiene nada de buena pinta, y lo peor es que nadie parece mover ficha. Ojalá se produzcan movilizaciones serias, que pasan por darse de baja a mansalva para demostrarles que nosotros mandamos y no ellos. Pero no pasará, eso lo tengo claro.

Conclusión.

El sueldo más habitual de los españoles, dejando de lado la patochada de salario medio, que no hace más que demostrar las diferencias salariales que tenemos, ya que, en nuestros entornos, seguramente son más las personas que conocemos que tienen sueldos bajos que no lo contrario. Pues bien, ahora con lo nuevo de Netflix, se supone que tenemos que vivir con mil euros o incluso menos, pagar hipoteca o alquiler de 600 euros en adelante, unos 300 euros en comida al mes, 200 en suministros (agua, luz y gas), 30/60 de fibra, y encima, unos 30 o 40 de streaming, ya que se supone que aparte de Netflix, podemos tener otra. Pues va a ser que no, yo hace muchos años que me bajé del barco de Netflix, mucho antes de los anuncios, y de tantas subidas. Una subida tuvo la culpa, y nunca he vuelto. Rebelión es lo que necesitamos y no permitir que Netflix siga pasándose de lista. 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner