Orange fútbol

Multazo a Orange por algo ya avisado

Pues hoy es uno de esos días que me apetece sacar pecho. Los que sigan mis artículos a diario, posiblemente recuerden uno donde hablaba de mi preocupación con los repartidores, especialmente de Amazon, que cogían gente no autorizada (familiares y amigos) y repartían pedidos sin estar autorizados. Y como su manera de operar era hacer una foto al paquete y adjuntar tú DNI para luego, seguir repartiendo y en un momento dado, juntarse con el verdadero repartidor, y meter todos los datos. Mostraba mi preocupación porque vulnera claramente el RGPD. Pues bien, ahora podría haber un multazo a Orange, precisamente por el mismo caso.

El caso.

Corría el 2020 cuando saltó el caso. Estábamos en pleno confinamiento, y en esa época, se cometieron un sinfín de atrocidades, entre ellas, vulneración del RGPD por parte de infinidad de empresas. Recuerdo de nuevo, que os comentamos algunos casos flagrantes. El tema es que un particular denunció que, desde una empresa de repartos, GLS, se exigió como requisito para entregar un móvil procedente de Orange, el mostrar el DNI y hacerle foto por las dos caras. Eso era claramente una irregularidad y se procedió a una investigación. 

¿Son culpables los de GLS?

Teóricamente su política de empresa es solicitar el DNI, si coincide, hacen foto para enviarla al servidor de manera cifrada, con lo que, en principio, el repartidor no se queda con datos. No sabemos si se ha vulnerado esa forma de trabajo, pero desde la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos), lo que se argumenta es que en el DNI aparecen más datos que son irrelevantes para el proceso de entrega y es por eso que se les multa con 100 mil euros. 

¿Cómo debería ser?

Sinceramente…, no lo se. No creo que nadie tenga derecho a exigirte la presentación del DNI para entregar nada. Es más, yo no suelo dárselo a ningún repartidor que me traiga algo. Únicamente aquellos que tienen registro de mi DNI como Correos, que suele tenerlo, como otras empresas, algo que también habría que analizar hasta qué punto es normal, les doy mi DNI correcto. Lo que suelo hacer, es dar el número bien, y le cambio la letra por una que sea similar. De esa manera, si veo que el sistema falla, entonces le doy el correcto y queda como que no lo ha escuchado bien. 

¿Por qué hago eso?

Sinceramente…, no soy de los que tiene demasiada preocupación por el tema de la privacidad. Pero no me parece correcto que repartidores, que, en muchas ocasiones, como comentaba en su día, ni tan siquiera son los trabajadores que deberían repartir los pedidos, tengan acceso a datos personales. Si no me parece bien que los tengan las empresas, menos un repartidor ajeno. 

Mi modelo de gestión.

Para evitar multazos a Orange, o a cualquier otra empresa, por mala gestión de nuestros datos personales, lo más sencillo sería lo que siempre he propuesto. Un DNI diferente al que tenemos. Uno en el que se mencione un Nick, Número de usuario o como queramos llamarlo. Un número identificativo que enmascare todo el resto de datos, que queden almacenados en un organismo independiente. En caso de líos…, pues se denuncia y se acude a ese organismo para que entreguen los datos necesarios. Eso es posible y no se hace porque se tendría que modificar todo el sistema. Pero poderse se puede hacer, y eso se extrapola a internet y a la permisibilidad que existe. Ese ID se podría usar para identificarte, y en caso de lío…, bloqueo por ID y se te quita el derecho a navegar o entrar en el sitio vetado. Sería todo terriblemente más sencillo, más privado y más seguro. 

¿Y el resto?

Me da que el multazo a Orange, es un aviso para navegantes más que un caso realmente grave de vulneración de datos. Quizás deberían mirar a todas esas empresas que tienen a otras subcontratadas y que usan estrategias de reparto más que cuestionables. Y lo peor es que lo saben. Evidentemente no es normal que unos repartidores hagan 20 pedidos y otros 80. El sistema debería ser lo suficientemente capaz para ver que los pedidos de esas personas, se cargan de manera poco real y que está claro que están recopilando datos para luego pasarlos al sistema. Esas personas están vulnerando muchos derechos, entre los de suplantación de identidad, y vulneración del RGPD.

Conclusión.

Durante la pandemia, se cometieron muchos errores, y mucho más graves que estos. La de movidas que se habrán producido, como trabajadores recopilando datos para luego venderlos a terceros, pedidos fantasmas a clientes para beneficiarse de productos y mil movidas más. Apuntar al multazo de Orange y ponerles la etiqueta de gente mala empresa por lo sucedido, no me parece justo. Estoy seguro que hay empresas que gestionan mucho peor nuestros datos, y de ejemplo, pongo a Amazon porque lo he vivido en primera persona, donde se ha tomado foto de la etiqueta y adjuntado el DNI para luego poner los datos al reencontrarse con el que tiene la máquina, y no pasa nada. Hay que ir a por todos, y no a por el más “débil”.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner