¿Tienes multas? Métodos para saber si tienes una

 

Vivimos en un país de locos, donde pocas cosas tienen sentido. Las multas son una de esas cosas sinsentido. Se supone que la finalidad de las multas, es el de penalizar una infracción, error o mala conducta, con una cuantía económica que te haga el suficiente daño económico como para que te lo pienses dos veces la próxima vez. Es decir, si vas a 150 por una carretera de 50 y te paran, te dicen que no corras tanto y sigues, no será un mensaje contundente y no surtirá efecto. Es por eso que existen las multas. Y ojo, no me parecen mal, creo que es una buena forma de enseñanza, pero cuando se usa bien, y como os podéis imaginar…, no creo que se use correctamente. Bueno, no es que lo crea, es una realidad más que evidente. Vamos a darle una vuelta.

 

El sinsentido de las multas.

Si paso cada día por una carretera de 50 a 120, y cada día el radar me hace una foto, y tardo entre 20 y 45 días en recibir la sanción administrativa…, claramente esa infracción no se está tratando como se debe. Se entiende que las máquinas recaudadoras para el estado, desde ahora llamadas radares, están para vigilar y penalizar al infractor. Pero si no me avisas, y dejas que vaya haciéndolo cada día…, no tiene sentido.

Es como si cada día me cargo a un tío porque me da la gana, una cámara de seguridad me ve, pero me deja que lo haga todos los días. Al día 40 hacen una redada y me atrapan porque hago lo mismo cada día en el mismo sitio. Digo yo, que si haces bien tu trabajo y buen uso de esas cámaras, al segundo o tercer día, me has parado y no me cargo a los otros 37. Pues lo mismo con los radares. Si funcionaran como tiene que ser, tendrían un sentido más allá del de recaudar.

 

¿Cómo saber si tengo una multa?

Existen cuatro vías para conocer si estás acumulando multas y poder resolver la situación. La primera de ellas, es esperar a que te lleguen a casa. Las administraciones son lentas, y se dan casos que la multa llega pasados los días que tienes para la reducción de la cantidad a pagar. Teóricamente, los días empiezan a contar desde el momento que se te notifica la sanción, es decir, que aunque no la cojas, como se te ha notificado, ya empieza a contar.

Otra forma de saberlo es entrar en el BOE. Esto es lo más oficial ya que aparecen todas las sanciones administrativas. Para ello tendrás que cumplimentar un acceso antes de poder ver el mencionado BOE. Tercera vía, la App de MiDGT. Se supone que cuando se ha registrado la infracción, debería aparecer. De igual manera, debería salirte la notificación. Sinceramente…, no puedo garantizar que eso sea así porque no me han cazado todavía desde que tengo la App, pero se entiende que el funcionamiento es ese. Por ultimo, podemos activar la notificación vía SMS, muy útil si no eres dado a usar Apps o tener que estar entrando en el BOE.

 

¿Qué método recomiendo?

Pues sinceramente…, no lo tengo claro. Os diría que el método que más me convence es el del SMS. La razón principal es que no solemos o no deberíamos ser propensos a cometer infracciones, o como mínimo, a que nos cacen por ello. Por lo tanto, tener un método pasivo y no invasivo creo que es la mejor de las soluciones. Por ende, entiendo que registrarse para recibir notificaciones vía SMS es la mejor solución. ¿Problema? Que el medio para hacerlo, hasta el momento de este artículo, y lo hemos comprobado en varios horarios, está caído. LINK. Y no parece algo temporal ya que lo he comprobado en días alternos y siempre está caído.

Así que poco te puedes fiar de un método que está caído. Aunque a su favor, decir que una vez registrado, no deberías tener problema para recibir notificaciones en caso de infracción, puesto que una cosa es el registro, y otra el sistema de notificaciones. Pero dice poco de una entidad como la DGT, el tener una sección importante como esa, caída durante horas, días o semanas. Así que iremos a la opción B, que es la de la App MiDGT.

Disponible para Android e iOS, es una de las mejores opciones, no sólo para consultar o ser notificado en caso de infracción, sino porque es una aplicación muy completa que te da, entre otros, una identificación digital válida y sustitutiva del DNI. Por lo tanto, creo que es la mejor herramienta para estar informado no solo de las multas, sino de muchos aspectos de tu permiso de circulación, validez, y datos de interés que deja configurar.

 

¿Recaudatorio o por la seguridad?

Creo que a día de hoy, pocas personas pueden ver en los radares, un elemento de seguridad y no con animo de recaudar. Desde el momento que pasa lo que comentamos, que un radar, desde que te caza hasta que te notifica, pueden pasar semanas…, es que algo no funciona bien. Por no hablar de donde se ponen los radares, totalmente camuflados, tanto los fijos como los móviles, y los puntos estratégicos donde se colocan. Claramente para hacer daño. Me gustaría que los radares fueran un elemento disuasorio, de seguridad, por delante de un elemento de recaudación. Pero ya que se usa como método de recaudación, que se repercuta directamente sobre las carreteras, y no como impuesto camuflado para que los que nos gusta pisarle, paguemos las langostas de unos cuantos.

 

El sinsentido.

Tenemos carreteras con limites de velocidad de 50, 80, 100 y 120km/h. Dependiendo de por donde circulamos, podremos ir a una velocidad o a otra. Lo que me parece curioso, cínico y desconcertante, es que sabiendo que existe un limite de velocidad de 120 como máximo en nuestro país…, porque podemos acceder a coches que alcanzan los 220, incluso los 300km/h. Es algo que nunca he entendido, y que me gustaría poder comprender. Porque no tienen sentido alguno. Entiendo que la justificación que se me va a dar es que todo el mundo tiene derecho a un coche poderoso y súper potente, para poderlo llevar a un circuito cerrado y preparado para esa clase de eventos, y poder correr todo lo que quieras. Pero ni por esas me sirve. Si quieres correr, ten un permiso especial de piloto o lo que sea, si no…, a la velocidad máxima que exige nuestra ley, y los coches, limitados TODOS a 130 como mucho.

Descuento en las multas.

Me gusta que exista ese descuento del 50% si pagas la multa antes de que pasen 20 días. Tenemos que tener claro que acceder a ello, es aceptar la sanción y por lo tanto, no tendremos posibilidad de recurso. Lo digo porque mucha gente desconoce este aspecto, y luego pagan a abogados especialistas para retirar multas, y cuando les informan que no tienen derecho a recurso por haberla pagado, se les queda cara de tonto.

Precisamente este tema del descuento al 50% se hizo para evitar morosidad en las sanciones. No se como estará el tema de morosidad, porque diría que han sacado leyes para ser más implacables. Lo que si que se es que hace años, la gente pasaba de pagar las multas, de allí que se impusiera la ley del 2010 que aplicaba ese 50% de dto. si pagabas en los 20 días posteriores a ser notificado. Anteriormente era el 30% aunque no tengo referencias de cuando se implantó esa ley con el descuento aplicable.

Pero vamos, recuerdo de joven ver a gente recibir multas y delante del propio policía hacer una pelota y tirarla. La gente se pasaba las multas por el forro y en eso, creo que hemos mejorado. Al final, por sanciones leves, acabas pagando normalmente una multa de 50 o 100 euros, que no me parece excesivo y en eso está el juego moral. Sancionar sin escocer, de manera que vas recaudando sin estresar a la gente.

 

Una anécdota personal.

No viene al caso ni tiene relación directa con el tema de las multas, pese a que tiene que ver en realidad. Es algo largo, pero vale la pena leerlo, no tiene desperdicio. Hace unos años, llevando a mi mujer al trabajo en un día festivo para mi, me pusieron una multa. Me salté una señal, y cuando me di cuenta que había un policía que me había visto, giré por una calle con intención de esquivar la sanción. Por desgracia el semáforo estaba en rojo y no tuve escapatoria.

Siempre recordaré al policía porque fue muy gracioso. Me dice… “menos mal que no te has saltado el semáforo porque si no me tocaba perseguirte y ponerte varias multas, que por cierto, aparte de la de la señal que te has saltado, has cometido otra infracción al no señalizar el cambio de sentido, pero no te preocupes, sólo te multo por la de la señal”. Me hizo mucha gracia el tema, para que nos vamos a engañar. Pero lo más “gracioso” fue lo que estaba por venir.

 

Empiezan los despropósitos.

Me pidió los papeles del coche, y aquí es donde empieza el drama. No los tenía. Se me habían olvidado en casa. Tampoco llevaba el permiso de circulación, me había dejado la cartera en casa. Al ser un día festivo, y no estar ni las calles puestas como aquel que dice, salí de casa creo recordar hasta con el pantalón del pijama. Bien, el caso es que hacen la comprobación de la matricula, y efectivamente, tenía el permiso de conducir. Con lo cual, por ese lado me caía la sanción por no llevar la documentación encima. El coche por su parte, no corrió la misma suerte.

Pese a tener mi seguro en regla, la entidad no había ejecutado el pago de los papeles oficiales, con lo cual, mi coche salía como no asegurado. Pese a que le enseñé el extracto del banco donde salía que había pagado, no servía porque no era el papel que hay que llevar, para sorpresa mía, el policía me dijo que era algo que no era excepcional. Pero como no podía justificar el pago de manera oficial, el coche quedaba inmovilizado. Hasta que llegara la grúa, tenía de plazo para ir a casa, coger los papeles, y volver. Si no, el coche se iba al deposito hasta que se solucionara el tema papeleo. Era inviable llegar, así que me tocó ver como se llevaba el coche la grúa.

 

La mega sanción.

Allí estaba yo, a pocos metros del trabajo de mi mujer, ya en el curro porque la cosa iba para largo, con mi pantalón de pijama, mi sudadera, y esperando ver como una grúa se llevaba mi coche porque el seguro no había validado los papeles. Si lo hubieran hecho, me hubieran puesto multas por varios conceptos, no llevar los papeles, no llevar el permiso y la multa de la infracción, pero el coche no quedaría inmovilizado. Así que tocaba el momento estelar, el de las recetas.

Me cayeron varias. Una por no llevar el permiso de circulación, otra por la infracción, otra por no llevar los papeles del coche, otra por no tener el coche asegurado (pese a que si que lo estaba) y otra por la grúa. En total, fueron más de 1500 euros de multa. Tremendo el tema de la buena acción de llevar a mi mujer al curro. La cuestión es que como es lógico, llamé a la aseguradora y les monté la mundial. Como es algo que parece que tienen como un caso más habitual de lo que pensamos, gestionaron todo el tema sin mayores problemas. Mi padre me llevó a casa para coger los malditos papeles del coche, y pude sacarlo, no sin antes, abonar la grúa y el deposito, que creo que fueron casi 200 euros o más de 200.

Eso más la multa por no tener el coche asegurado, fueron creo que unos 1200 euros. Al final, se me devolvió como era lógico, lo pagado por la grúa y el deposito, ya que fue por culpa del seguro, la sanción de no tener seguro quedó anulada porque el seguro se hizo cargo de los tramites, y me quedó la multa de no llevar el carnet y de la infracción. En total, creo que fueron 200 o 300 euros que me soplaron.

 

Conclusión.

Volviendo al tema de las multas…, me gusta el sistema que tenemos de sanciones no demasiado elevadas, con descuentos por pronto pago. Me chirría el tema de no tener notificación nativa en tu terminal a no ser que te registres, en el caso de poder, porque como digo la web está caída desde hace tiempo, pero entiendo que dentro de lo que cabe, si eres medio apañado, tienes maneras de configurar la app y saber cuando te sancionan.

Lo que no tengo claro es cuanto tiempo va a pasar hasta que veas esa notificación. Sabemos que la que te llega a casa, se gestiona si todo va según lo previsto en un plazo de entre 1 semana y 1 mes, pero no tengo claro si la notificación de la sanción vía SMS o vía App, se gestiona más rápido que debería ser así. Sea como fuere…, está claro que las multas tienen como objetivo principal el de recaudar y que no debería ser así.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner