Uso del móvil en clase, ¿está regulado?

 

Hoy estaba mirando este tema y tengo que decir que me ha sorprendido como está la regulación del uso del móvil en clase. Pensaba que, a día de hoy, en nuestro país, España, contaríamos con una regulación total y veo que no, cada comunidad autónoma decide que clase de política aplica, y para colmo, cada centro decide si implanta o no esa política. Es decir, que, si la comunidad autónoma decide que no se deben usar móviles en las aulas, el centro tiene la potestad de decidir si aplica esa normativa o no. Vamos, que la autonomía al final puede decir misa que el centro hace lo que quiere. Nos encontramos muchísimos casos donde en una misma comunidad autónoma, un centro permite el uso de móviles y en otro, no se permite. Vamos a darle una vuelta al tema.

 

¿Estoy a favor o en contra?

Claramente en contra del uso del móvil en clase o centro educativo. El motivo principal es que existen tantos factores para estar en contra, que me sobran argumentos para ello. Por poneros ejemplos…, los móviles son una herramienta de distracción, son un vehículo para copiar y pueden ser usados para acosar a otros alumnos. Seguramente saldrán los más puristas a decir que llevar el móvil encima y estar localizable es elemental para que en caso de necesidad extrema, emergencia o similar, se pueda contactar con el alumno. Pues bien, a esas personas, les diría que hay formulas más que suficientes para contrarrestar ese punto que por desgracia, es usado y suele ganar, para justificar el uso del móvil en clase.

¿Como solucionar las emergencias?

Entiendo que, como emergencia, tenemos el que un familiar pueda padecer o padezca una enfermedad grave y tenga que tener respuesta por parte del alumno. En esos casos, que evidentemente entiendo que algo hay que hacer…, pues es tan sencillo como tener el número del centro escolar, y que el conserje pueda responder y contactar con el alumno en cuestión. Dignifiquemos el trabajo del conserje o bedel, que, entre otras cosas, ejerce esa función. Por otro lado, si el argumento es que son muchos familiares y que no puede ser que tengan todos el numero del centro escolar (no me sirve, pero bueno), se podría habilitar un espacio donde dejar el móvil (donde el bedel), y que en caso de llamada de emergencia, pueda contestar. Puede parecer extremo o surrealista, pero es que creo que el uso del móvil en clase, es una enorme distracción y hay que evitarlo.

 

¿Puede un profesor requisarte el móvil?

Es un tema controvertido ya que no todo el mundo conoce la normativa al respecto. En caso de que el centro lo imponga en sus normas, si que podrá, otra cosa es revisar el contenido del mismo. Nos regimos por el RGPD (protección de datos), con lo cual, en ningún escenario, el profesor podrá revisar el contenido del teléfono del alumno. Para ello, tendrá que tener una autorización por escrito de dicho alumno, permitiéndole acceso al mismo. Y si es menos de 14 años, no sirve su firma, ya que debe ser un padre o tutor, el que autorice ese acceso. Mucho ojo con esto, porque parece una chorrada y no lo es. El profesor se puede buscar un buen lío por abrir sin permiso un teléfono móvil.

 

La ley es blanda.

Aparte de no existir una regulación clara e implacable sobre el uso del móvil en clase, nos encontramos con un problema montón de problemas derivados de su uso. Desde casos de bullying a punta pala, donde para colmo, tienen total impunidad por ser menores, hasta casos donde los alumnos aprueban exámenes por usar el móvil para obtener las respuestas, en lo que podríamos denominar chuletas 2.0. A mi modo de ver, para mi la ley tendría que ser muy clara, prohibido usar teléfonos en centros educativos. Al entrar al centro, todos depositados en una taquilla custodiada y al salir se recoge. Es la mejor solución. Y luego con las excepciones o casos puntuales donde esté justificado su uso o el estar localizado…, pues lo vamos solucionando.

 

La falta de autoridad.

Cansado estoy por temas familiares de ver a docentes como reciben a los padres de alumnos que son citados porque sus hijos han sido avisados por el uso del teléfono móvil en clase, y encima el padre, justificando al hijo por hacerlo. O encarándose al profesorado. Es una lastima como ha cambiado tanto (para mal) la autoridad de un profesor en el aula. Claro está va en la educación de cada uno, pero yo que he sido educado con unas bases muy claras, no se me ocurriría rebajar un grado de autoridad al profesorado en caso de conflicto con el niño. Y en caso de no estar de acuerdo, cuando estemos a solas, sin el niño delante, debato o discuto lo que sea necesario. Pero en el centro, la autoridad del profesor es vital y necesaria para el buen funcionamiento del sistema educativo.

 

La dependencia del teléfono es absoluta.

Y aquí meto también al propio docente, que, desde muy pequeños, están normalizando el uso del teléfono para casi todo. Por ejemplo, en el colegio de mis hijos desde guardería, ya están familiarizados con el teléfono ya que los profesores, los tienen a todas horas porque van documentando todo para luego compartirlo con los padres. Eso tampoco me parece del todo normal o bueno para que luego, cuando son más mayores, les quieras implantar un modelo de uso del móvil en clase diferente, pero bueno. En el colegio se va a aprender. Luego en el patio…, pues es otro cantar, que ojo, yo lo seguiría prohibiendo. Por una sencilla razón, si permites el uso del móvil en clase, o en el colegio, lo que pasará es que, a la hora del recreo, se verán corrillos de gente jugando a un juego en equipo, o mirando videos. Debemos huir de eso. Y es cierto que es una evolución de nuestros antiguos cromos, o similares, pero creo que no es positivo.

 

Conclusión.

Vivimos demasiado pendientes del teléfono móvil. Y me incluyo. He estado tres días sin el iPhone, teniendo que usar uno viejo, y ha sido una tortura. Pero en mi caso, por no poder hacer uso de mis aplicaciones y procesos habituales, es decir, que me ha jodido mucho por tema curro más que por tema ocio. Al final, todo el tema aplicaciones de ocio, las puedes tener en cualquier teléfono. Pero si que me da pena y me sabe mal que las nuevas generaciones, crezcan con esa necesidad de tener un teléfono móvil a todas horas. Y peor todavía el uso y dependencia de las redes sociales. Pero bueno, creo que es una guerra perdida y que nos tenemos que acostumbrar a ello porque no tiene pinta de cambiar. Así que veremos como acaba el tema, pero hago un llamamiento a las autoridades pertinentes, para que saquen una normativa clara y dura sobre el uso del móvil en clase. Al final, nuestros hijos están unas 6/8 horas en el centro escolar, con lo cual, tenerlos desconectados esas 8 horas de tecnología “innecesaria”…, creo que es fundamental para que el rendimiento escolar sea mejor.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner