Mi Watch S1 Active

Estar sin reloj estaba empezando a ser un problema para mi día a día después de que hace un par de semanas, mi viejo y bien aprovechado Samsung Galaxy Watch, perdiera la vida. Ante las pocas o inexistentes ofertas del mercado, de relojes de las características que buscaba…, me he decidido a comprar el Mi Watch S1 Active, y hoy, os voy a contar muchas cosas sobre él, alternativas y experiencia de usuario para el poco tiempo que llevo con él.

Compra casi obligada.

Que vaya por delante que vengo de un Samsung Galaxy Watch Active, de hace cinco o seis años, modelo de mujer (es decir el pequeño) y que estaba encantado con él. Que soy de los que cree que Samsung es la mejor en esto de los relojes, porque son los que más me gustan, y que, si no tengo un Galaxy Watch, no es por falta de presupuesto, ya que, por precio, prefiero infinitamente gastarme 180 en el Galaxy 4 o 5, por ejemplo, que 100 en el Mi Watch S1 Active. Pero ante las deficiencias del mercado, donde relojes “de mujer” guapos, y, sobre todo, compatibles con iPhone, no existen…, he tenido que dar el salto a relojes grandes. Y es que el último Galaxy Watch compatible con iPhone, es el 3, algo que me revienta y que debería estar prohibido por las entidades que regulan todo el mercado.

Análisis del Mi Watch S1 Active.

De primeras, es un reloj que tengo que decir que me ha sorprendido para bien. Es cierto que al venir de la gama de relojes que vengo, he encontrado algunas deficiencias o retrasos, pero en términos generales…, me ha gustado bastante. Es un reloj muy grande, pero para los que están acostumbrados a los que nos ofrece el mercado…, no le sorprenderá. Grande no va acorde a peso, ya que el reloj no pesa nada. Viene con dos botones en la parte lateral derecha. El superior para menús y demás y el inferior, para deportes. No es configurable para realizar cualquier otra función que no sea deportes, algo que me da pena porque me daría un montón de posibilidades.

Los botones.

Aquí es donde el Mi Watch S1 Active, me ha decepcionado un poco. Y es que, pese a que toda la superficie de la pantalla es táctil, para “despertarlo” tienes que presionar el botón o hacer doble toque. Esto, a mi gusto, es un atraso y es que prefiero como el Galaxy, poder tocar la pantalla para despertarlo o realizar cualquier función. Es cierto que este sistema tiene ventajas como evitar toques falsos, pero sinceramente…, prefiero el otro formato. Al igual que os decía antes, preferiría mejor personalización y que el botón inferior, fuera más configurable que no únicamente para programar un deporte o que te salgan todos.

¿Mi Watch S1 Active o Mi Watch?

Pues este es un punto conflictivo entre los que se hayan decidido por Xiaomi. Y es que estamos ante dos relojes que son prácticamente iguales y que se diferencian por muy pocas cosas. En mi caso, la decisión de coger el Mi Watch S1 Active, no ha venido por diseño, calidad de fabricación o rendimiento, donde el Mi Watch es algo superior. Tampoco por la función de poder contestar llamadas, exclusivo del Mi Watch S1 Active ya que el Mi Watch no lo tiene. El motivo de la decisión ha sido por el marco de la caja del reloj, inexistente (mejor diseño) en el Mi Watch, y por el diminuto bisel sobresaliente del maco donde se aloja el cristal. Eso permite protegerlo de golpes sin necesidad de “violarlo” con protectores. 

Cosas malas.

Principalmente, en el cambio de Samsung a Xiaomi, he notado nostalgia de la parte de aplicaciones. El Mi Watch S1 Active no tiene una tienda de aplicaciones para poder descargar chorradas. Es cierto que al final, en Samsung sí que lo tenía y nunca hacía uso de ello, pero es un detalle a tener en cuenta. Por otro lado, de manera oficial, encuentro escasez de “pieles”. En Samsung tenía miles de “pieles” para darle una nueva interfaz al reloj, en cambio en Xiaomi eso no es del todo así. Por otro lado, hablando de interfaz…, Xiaomi cuida muy poco este aspecto. Tener un reloj tan hiper grande de pantalla, y que luego las notificaciones, como cuando pagas, te salga en pequeño en la esquina superior izquierda, ocupando un 10% de toda la pantalla…, queda feo.

Las actualizaciones, criminales.

Seguramente el punto del Mi Watch S1 Active que más me ha decepcionado. Que un reloj esté actualizado, como la mayoría de aparatos tecnológicos, es bueno, pero en este caso, estamos ante algo malo. Nada más abrirlo, actualización, una hora aproximadamente donde el teléfono y el reloj estaban esperando. Pero es que no ha pasado ni una semana y nos encontramos con otra. Y de nuevo, una hora aproximadamente donde el reloj, se queda con el contador. No puedes hacer nada con él, y el móvil…, casi lo mismo. No me he atrevido a dejarlo en segundo plano por ser iPhone y porque los mensajes que te dan son confusos “no salgas de la ventana que estás”. En definitiva, el sistema de actualizaciones es un desastre.

La pantalla.

Mucha gente se decide por el Mi Watch por su pantalla de zafiro, y es que el Mi Watch S1 Active no la tiene. Pero al final, esto no es para nada determinante, especialmente cuando un alto número de usuarios decide ponerle un protector de pantalla. Esto y nada es lo mismo, porque precisamente el cristal de zafiro, le da el extra de protección con lo que si luego le vas a meter un protector…, compra el Mi Watch S1 Active. Por lo demás, ambas pantallas son iguales, con lo que no es un argumento de peso suficiente. El del Mi Watch es más redondeado con lo que para protectores, es menos agradable o sencillo.

Personalización.

Aquí de nuevo tengo que decir que he encontrado bastante a faltar a Samsung y su manera de hacer las cosas. He encontrado varias “pieles” que me han gustado, pero la mayoría presentan el mismo problema. Son muy chulas, pero si quieres tener el reloj “siempre encendido”, al simplificarse pasan a ser una estándar numérica bastante fea. Eso dificulta la experiencia de usuario y con los Samsung sí que tenemos cientos de “pieles” donde queda muy bien encendido, y con el siempre encendido se simplifica un poco, pero manteniendo la esencia. Este es uno de los mayores inconvenientes que he encontrado con el Mi Watch S1 Active. 

Otros aspectos.

El tema de la duración de batería…, nunca ha sido un problema para mí. Los Samsung te van a aguantar uno o dos días como mucho, mientras que el Mi Watch S1 Active te aguanta dos semanas sin demasiados problemas. Pero es que al final, por el tipo de uso que hago yo, que en casa no llevo nunca el reloj…, me da igual. Estoy más que acostumbrado a llegar a casa y dejarlo en la base de carga. Respecto al poder pagar…, otro aspecto que, en mi caso, es indiferente. La guerra absurda de marcas, hace que no podamos usar el sistema de pagos con el reloj al tener un iPhone. Como digo, estoy acostumbrado y no me quita el sueño, aunque sería cómodo poder hacer uso del sistema de pago con reloj. 

Conclusión.

El Mi Watch S1 Active tiene un motón de sensores de sangre, estrés, sueño…, sinceramente…, me da igual. Soy de los que quiere el reloj para ver notificaciones y mirar la hora. Eso me lo hace uno de 20, de 50, de 100 o de 600. Con lo que por el precio que tiene el de Xiaomi (100 euros ahora mismo) …, me parece correcto. Me ha faltado la opción de poder reorganizar el menú, y darles prioridad a iconos como el de cuenta atrás, alarma o cronometro, pero bueno, al final son detalles que no quitan importancia a que Xiaomi ha trabajado muy bien el tema de los relojes, que es muy completo y que es una compra muy interesante.

Comprar 100 euros tienda Xiaomi

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner