El peligro de la luz azul

 

Hoy quiero hablaros de la luz azul. Y lo haré con la tristeza de saber que es un tema muy complejo lleno de tecnicismos y explicaciones que me encantaría daros pero hacerlo se haría aburrido y complejo de entenderse por ponerlo por escrito, más que nada. Es por eso que voy a resumirlo y simplificarlo al máximo esperando que se entiendan todos los conceptos que quiero introducir. La luz azul es mala y buena. Hoy toca hablar de ella porque está presente en casi todo a nuestro alrededor y quizás es bueno, entender que es, que hace, que problemas conlleva, para entender a que nos exponemos. Para empezar, diré que ni los científicos se ponen de acuerdo en calificar cuales son realmente los problemas a los que nos exponemos al estar siempre en contacto con esta luz azul. Y es por eso que no se soluciona el problema porque a largo plazo, no se mojan a decirnos si es realmente problemático. Empezamos con un interesante tema, pero como siempre, antes os recomendaré uno de mis podcast. Todos en tu app favorita buscando LaTeclaTec.

Ir a descargar

¿Qué es la luz azul?

El ojo humano es muy complejo. La percepción de los colores tal y como los vemos, es complicado. Por ejemplo, la luz blanca típica de cualquier bombilla que podamos tener a nuestro alcance, realmente no es una luz blanca. Detrás de ella hay una combinación de colores que al proyectarse en el complejo sistema que tienen, se refleja esa luz blanca que vemos. Otro ejemplo. La luz solar que vemos, si pensamos en su color…, pues realmente lo que nos llega es una luz que contiene rojo, naranja, amarillo, verde y azul. Y no solo eso, sino que aparte también contiene diferentes tonalidades de esos mismos colores dependiendo de muchos factores. El conjunto de estos colores combinados es lo que nos llega como luz solar. Pues bien, si pensamos en bombillas, pantallas de ordenador, de móvil, televisiones, paneles informativos…, todo, contiene luz azul. Y esa luz azul, está científicamente probado que provoca una serie de problemas a corto plazo. El problema es que no se ha determinado que problemas conlleva a largo plazo, aunque viendo lo que provoca a corto, es de imaginar que bueno no puede ser.

Problemas conocidos de la luz azul.

Científicamente está probado que la luz azul o su sobreexposición, provoca alteración en el ciclo del sueño. Es decir, si estás demasiadas horas delante de una pantalla de móvil o televisión, por ejemplo, serás más propenso a dormir mal. Es por culpa de la luz azul. Quizás el punto donde más miedo se puede poner en los lectores es que la luz azul puede provocar daños en la retina y muerte de la célula ocular. Otro síntoma evidente es el cansancio y el estrés visual. Se sospecha que la luz azul puede ayudar a la formación de cataratas. Existen otro muchos problemas asociados, pero no están científicamente probados. Lo que está claro es que si vemos la población…, ahora nuestros pequeños con muy corta edad ya tienen gafas, sinónimo de la sobreexposición que tienen a pantallas y la luz azul. Y si crees que no eres buen padre por dejarles mucho la Tablet o el móvil…, no te hagas mala sangre, son una parte importante, pero no la única. Tiene exposición constante a la luz azul y todo suma.

 

Solución al problema.

Lamentablemente no tenemos solución. Es más. En vez de mejorar el sistema lo empeoramos. El uso de pantallas LCD mejoraba de largo en este aspecto a las actuales. Las bombillas de antes eran mucho mejores que las LED que son terriblemente peores en cuanto a luz azul. En definitiva, que estamos encaminados a que el uso de luz azul sea cada vez mayor. Y lo triste es que si lo solucionamos, que se puede mediante lentes especiales o software que los propios equipos llevan, el resultado es terrible, lo ves todo como mal. Por suerte, el cuerpo es muy sabio y con el paso de los años, aprende a filtrar mejor esa luz azul y en parte, soluciona por si mismo esta sobreexposición, pero no es suficiente. Hace muy pocos días, Xiaomi ha presentado una lámpara de escritorio que dicen es la primera que tiene 100% ausencia de luz azul. Su precio no es elevado. Esperemos que este sea un punto de partida para que más fabricantes apuesten por la misma tecnología y empecemos a ver como en vez de minarnos con tecnología con luz azul a doquier, sea todo lo contrario.

 

Conclusión sobre la luz azul.

Como veis, tenemos un problema que como de costumbre, la evolución tecnológica y el consumismo puede más que el raciocinio. Es de traca que se sepa que toda la tecnología que tenemos y de como ha evolucionado, lo ha hecho con exceso de uso de luz azul que nos está perjudicando y que provoca problemas varios a corto plazo y queda pendiente saber a largo plazo hasta donde llega. Así que ya sabes, si tienes sequedad o cansancio ocular, sueño malo o problemas relacionados, seguramente es porque has pasado muchas horas delante de una pantalla de ordenador o móvil. Pero al final, no nos quitemos culpa, los máximos responsables somos nosotros. Hemos pasado de una media de 1,5 horas al día en dispositivos móviles al día a más del doble en muy pocos años. Y en tiempo total al día delante de una pantalla hemos pasado de seis horas a más de nueve también en pocos años. En definitiva, la tecnología es claramente perjudicial, pero nosotros nos subimos al carro dándole horas y horas de visionado.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner