La locura de los NFT

 

Tengo que decir que es un tema que me coge totalmente verde. Mientras te escribo estas líneas, tengo que decirte que no tengo ni pajolera idea de lo que son los NFT, y que voy a documentarme a medida que escribo el artículo para poder darte una visión lo más profesional posible del tema. Pero esta ignorancia del tema concreto, no es un punto negativo, todo lo contrario. Sirve para dar una visión general de lo que está sucediendo con esta moda, porque al final, la mayor parte de la gente tiene la misma visión que la mía actual del tema, los NFT son unos dibujos por los que la gente paga burradas de pasta. Y creo que es necesario ir más allá de ese enfoque tan plano. Vamos al tema, pero antes, como siempre, mención especial para nuestro usuario patrocinador solidario del día, Rafilla, que con sus compras sin invertir dinero, su compromiso con la causa, y su apoyo incondicional, consigue que la web siga fuerte. ¿Cómo? AQUÍ TE LO CUENTO. Súmate a los patrocinadores de la web, es gratis y sin permanencia.

 

¿Qué son?

Para entender lo que son, es elemental tener clara la diferencia entre bienes fungibles y no fungibles, ya que es la clave de los NFT. Bienes fungibles son aquellos que pueden cambiarse, teniendo un valor dependiendo de su número, medida o peso. Los NO FUNGIBLES, son los que no se pueden sustituir. Por ejemplo, un bien fungible, podría ser un billete de 50 euros, que lo puedes cambiar por otro de 50 euros, no pierde valor y es exactamente igual. Como bien no fungible, tenemos el ejemplo más sencillo en las obras de arte. No se pueden sustituir, no se consumen y no es equivalente a otra, son piezas únicas y no se pueden intercambiar sin más.

 

Aprendemos más del NFT.

La definición de los NFT es Non Fungible Token, es decir, un token no fungible. Entendemos por token la unidad de valor que se le asigna a un modelo de negocio, como por ejemplo, el de las criptomonedas. Y ya que saco el tema de las criptomonedas.., decir que ambos negocios son muy similares, pese a que las criptomonedas es un bien fungible y el NFT es un bien no fungible. Los NFT son activos únicos que no se pueden modificar ni intercambiar por otro que tenga el mismo valor ya que no hay dos NFT que sean equivalentes o que tengan el mismo valor. Vamos, que al igual que no existen dos cuadros iguales de Picasso que tengan exactamente el mismo valor ya que son únicos…, pues con los NFT pasa exactamente lo mismo.

 

La descripción más sencilla.

Con todo lo expuesto hasta ahora, podríamos dar como válida una descripción simple de lo que son los NFT. Y se podría decir que son cuadros únicos que en vez de estar expuestos en una galería de arte, están en la red y que el que quiere hacerse con él, lo tiene que comprar con un valor que está por determinar. Ese precio lo decide el vendedor del NFT, con lo cual, nos encontramos con un mercado loco que está dando unas cifras escandalosas. El NFT más caro vendido hasta la fecha, ha tenido un coste de 91.8 millones de dólares y fue vendido en 312.686 fragmentos a 29 mil coleccionistas diferentes. Beeple es el artista que más gana con los NFT o que al menos, tiene el honor de tener los más caros, ya que tiene el segundo y tercer más caros vendidos hasta la fecha con 69 y 30 millones respectivamente.

 

¿Por qué la locura?

Pues básicamente porque la gente es así de idiota (que no se ofendan los que los compran). Los NFT funcionan mediante la tecnología blockchain (cadena de bloques). Vamos, que es la misa que usan las criptomonedas. Los NFT son únicos y están certificados al igual que pasa con las criptos. El motivo por el cual la gente se vuelve loca por los NFT es tan sencillo como describirlo en una única palabra, ESPECULACION. Se trata de comprar un producto único con el único objetivo de especular con él. Se supone que al comprarlo, estás teniendo una pieza única que el día de mañana va a subir de valor. Con lo cual, podrás venderlo por más dinero, o fanfarronear de que tienes una pieza muy cara que compraste por poco o menos dinero. Es el principal objetivo de esta moda, y como comprenderéis, si ese es el objetivo de los NFT…, estoy totalmente en contra de ellos. Por otro lado, si la cosa se ha desmadrado, es entre otras, porque su transacción se suele hacer con criptomonedas, con lo cual…, os podéis imaginar la opacidad con el tema de donde sale el dinero o como se comercializa con él. Vamos, es todo especulación y consumos de recursos innecesarios por el hobby de gastar dinero por gastar.

Me horroriza lo que veo.

Es cierto que como lo veo desde fuera, es una visión virgen y poco condicionada. No estoy metido en el mundillo de los NFT ni quiero estarlo. Y no quiero estarlo, porque todo lo que veo me poner de muy mala leche. Por ejemplo el mono ese que os muestro. En menos de cinco minutos, he visto como ha pasado de un valor al cambio de 2 mil dólares, a más de 4 mil. Y sigue subiendo. No pongo en duda el valor artístico del creador, pero si alguien es capaz de pagar ingentes cantidades de dinero por un NFT de ese estilo…, es que le sobra mucho el dinero y ese es un problema. Estaría bien que si no está regulado todo este mundillo, que me da que no lo está, se empezara a regular. Para evitar que se cometan atrocidades como las que estamos viendo, donde se manejan cantidades de dinero como el que cambia cromos sin que nadie haga nada. Os dejo el LINK de ese en concreto, un “pájaro” que tiene diez mil obras, las que he visto todas son el mono con modificaciones, y a cual más costoso. Os comentaba una de 4 mil dólares a estas alturas, pero voy bajando y veo cantidades como 200 mil, 150 mil, 60 mil…, y no miro más porque me pongo de mala leche.

 

Triste, muy triste.

Al inicio de este artículo, estaba totalmente virgen en el tema de los NFT. He empezado a mirar, a documentarme y a investigar y si os digo la verdad…, hubiera preferido no adentrarme en este mundillo. Porque ahora que conozco algo, no demasiado, tengo que decir que siento más asco que hace una hora de la sociedad. Esto de los NFT es un despropósito. Especulación y gente condicionada por los números. Artistas que por tener miles de seguidores, miles de productos y miles de ventas hechas, sacan cualquier cosa y lo van a vender por precios astronómicos. Mientras tanto…, pocos o nadie se preocupa de un tema básico. El medio que se usa para todo esta fiebre del NFT es la energía. Miles de computadoras rindiendo y consumiendo energía que no nos sobra precisamente, destrozando un poco más el planeta para el hobby de ricachones que no saben como gastarse su ingente cantidad de dinero, en muchos casos, de dudosa procedencia. Es asquerosa la sociedad en la que vivimos, y las atrocidades que se llegan a cometer.

 

Conclusión.

Intuía que el tema de los NFT no me iba a gustar demasiado, pero tengo que decir que después de haber visto lo que se cuece…, me gusta menos. Acepto a los artistas como eso, ejecutores de obras de arte en muchos de los casos. En una inmensa mayoría la verdad es que no hago más que ver auténticas chorradas que se venden por cantidades aberrantes de dinero. El uso que se le vaya a dar es secundario. Cuando tenemos un tipo de negocio que mueve miles de millones sin apenas control, que genera un uso energético equivalente a lo que consumen países enteros, cuando se hace todo eso sin que no exista un control sobre el valor de las cosas o control sobre las transacciones y un sinfín de movidas más…, a mi sinceramente…, me sobran los NFT.

Colaborar es fácil, gratis, ¡y tiene premio!

Servicios como Audible o Amazon Music.  nos generan grandes aportes que invertimos SIEMPRE en la web. Colabora, avísanos y te apuntamos en la lista para conseguir premios. Aquí te lo contamos todo. Las suscripciones se pueden cancelar en el momento que quieras y si necesitas asesoramiento no dudes en contactar conmigo en TELEGRAM o mediante cualquier otra vía.

¿Ganas de más?

Suscríbete a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir la mejor actualidad tecnológica.
* Escucha nuestros Podcast y vive la tecnología de otra manera.
* ¿Reseñas o comentarios? Por correo electrónico, en Comentarios Telegram o contacta conmigo directamente Telegram.
Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner