Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

Los muertos de Google

28 noviembre, 2019

 

Hay muchos muertos de Google.

Continuamente sacamos pecho de las grandes aplicaciones de Google, pero tendemos a olvidar todas las que se quedan por el camino. Aplicaciones que no pasan el corte y acaban desapareciendo sin hacer demasiado ruido, la mayoría de ellas. Quizás pensamos que son pocas las aplicaciones que caen en las manos de Google, de creación propia o de compra, las que acaban desapareciendo. Pero nada más lejos de la realidad. Hay un buen puñado de ellas, y hoy le vamos a rendir un tributo. Porque es importante saber de dónde venimos para ver a donde vamos, igual de importante es saber que fueron y como acabaron algunas aplicaciones que son o han sido importantes pero que murieron por aparición de otras que las solaparon o simplemente porque dejaron de ser interesantes o rentables. Vamos a analizar los muertos de Google, que obviamente, hace referencia a las aplicaciones desaparecidas.

 

Alguna de sus pérdidas sonadas.

El terreno de lo social, nunca ha sido el fuerte de Google. Curioso como una empresa que lo sabe todo de nosotros, es tan mala para hacernos coincidir. Seguro que se están arrepintiendo de no haber comprado en su día WhatsApp. Sinceramente, no entiendo como no entraron más grandes empresas en la puja por hacerse con ella. Era la aplicación social más usada del mundo, con mucha diferencia y sin embargo, Facebook se la llevó sin sudar demasiado y sin aportar una gran cantidad económica. A día de hoy, y tras Buzz, Orkut, Wave y Google+, Hangouts o Google Talk, por poner algunos ejemplos, Google, sigue sin dar en la tecla de lo social y se sigue arrastrando intentando conseguir una aplicación que sea digna de competir con WhatsApp o Telegram.

 

muertos de Google

 

Morir para dejar paso a algo mejor.

Dos aplicaciones con futuros muy diferentes fueron Google Reader y Picasa. Ambas de Google aunque la segunda adquirida que no inventada. Google Reader desapareció para dar paso a Google Currents que era mucho peor y también desapareció. Por su parte, Picasa también dejó paso a otra, Google Fotos. En este caso, fue una desaparición con buen final ya que Google Fotos sigue y es un pilar importante para Google. Seguro que muchos de vosotros recordareis también iGoogle. Aquella página de inicio personalizable que duró dos telediarios. Google Video también fue una aplicación que se quedó por el camino en favor de YouTube, otra que todo el mundo piensa que es de Google pero que lo es mediante compra que no invención. Inbox fue otra que se sacrificó para dejar paso a algo mejor, Gmail.

 

¿Cuántos muertos de Google hay?

Hasta la fecha, se han contabilizado un total de 164 “muertos de Google”. Seguro que no te imaginabas que fueran tantos. Se han hecho estadísticas y se estima que Google las mata transcurridos un periodo de cuatro años de vida. Si en ese plazo no han funcionado, Google no tiene ningún problema en eliminarlas. Podría seguir por el camino de mencionar cada una de las aplicaciones que Google ha ido matando a lo largo de su historia, pero no creo que sea del todo interesante. Especialmente porque muchas de ellas no son demasiado conocidas, y las más relevantes ya las hemos comentado en los párrafos de arriba. Con lo cual, os dejo un artículo donde hablan de cada una de ellas por si os interesa darle un vistazo. Lo podéis ver aquí mismo. Tengo que reconocer que no me parece un periodo excesivamente corto a modo de margen para una aplicación. Si esa es la media…, Google es bastante generosa con las aplicaciones que hace o compra. Otro tema es que la percepción que tenemos sobre los muertos de Google, seguramente es otra. Es la de una empresa que triunfa en todo lo que toca, y realmente eso no es así.

 

Conclusión sobre los muertos de Google.

Siempre he tenido claro que Google dejaba por el camino un montón de programas. Muchos de ellos que funcionaban o eran buenos. Creo que es normal y que no hay nada que achacarle a eso. Lo que tengo muy claro es que Google hace las cosas terriblemente bien y consiguen que ese índice de fracasos, que posiblemente para otra empresa sería una catástrofe, para Google quede en algo anecdótico, y si eso pasa, en gran parte es porque tienen un índice de acierto brutal. Y con eso nos tenemos que quedar. Que son ambiciosos, que prueban cosas, algunas fallan, muchas aciertan, pero allí están, a toda máquina. Especialmente como hemos comentado, muchos de esos muertos de Google son programas que han servido para sentar las bases de otros mucho mejores o de fusionarse para acabar siendo mejores. Para mí, la lectura de este artículo no puede ser otra que una versión positiva de tantos cadáveres de Google por el camino y el gran resultado que han obtenido de tanto muerto.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts