Latinoamérica para LG son ciudadanos de segunda

 

lg-g5

 

Pues es lamentable, pero no puedo realizar otra lectura de lo acontecido en una empresa que da tantas de cal como de arena, y que personalmente me da la sensación que quizás en otras manos no estarían tan lejos de Samsung entre otras como si que lo están hoy en día. Con la presentación del LG G5 y su apuesta “modular”, no ha tenido la repercusión que se esperaba, y sin embargo sí que lo tienen decisiones comerciales cuanto menos dudosas. Hoy toca hablar de cómo la empresa diseña un terminal para Latinoamérica y otro para Europa alrededores. Hay empresas que ponen un terminal en Europa y otro en Latinoamérica con pequeños matices, hablo de Samsung que en muchas ocasiones lo han hecho, pero con teléfonos de similares características, como uno con Snapdragon y otro con Exynos, ambos con resultados similares pero diferentes costes, pero lo de LG con el G5 es de traca puesto que el que presentan en Latinoamérica no es que tenga pequeños matices, es que en cuanto a potencia no tienen absolutamente nada que ver.

Ahora comentaremos las diferencias, pero si yo fuera ciudadano latino, os aseguro que entraría en cólera al ver las características. Estamos hablando de que el modelo europeo sale con el todopoderoso Snapdragon 820, la estrella de los procesadores, y sin embargo el latino sale también Snapdragon, pero ojo al dato, el 652. Estaba intentando encontrar las palabras para explicar que diferencias hay entre los dos procesadores, y si os empiezo a dar datos creo que incluso os liareis más y pensaréis que es más bueno de lo que realmente es, con lo cual no voy a entrar en esos temas, simplemente os diré que posiblemente estamos hablando de un procesador que es el triple de potente respecto al otro. Por si fuera poco, también montarán diferente RAM ya que en Europa tendremos 4gb mientras que en Latinoamérica tendrán 3gb. No creo que sea determinante, básicamente porque no creo que la diferencia se note, pero es un detalle feo.

No se sabe esto que supondrá en coste del producto, evidentemente no puede ser un precio similar ni mucho menos ya que hay que recordar que el procesador es lo que encarece más el precio del producto, y teniendo en cuenta la diferencia de regiones donde el dinero no vale lo mismo (lamentablemente), veremos cómo queda al cambio el precio de los terminales, porque sería la puntilla que no existiese una diferencia de precio abismal, porque el precio tiene que ser muy diferente si atendemos a la diferencia de características. No descarto que existan otras diferencias, como batería, porque si monta la misma batería, será un sinsentido porque lógicamente no es lo mismo el consumo de un utilitario que el de un Ferrari. Las conclusiones son claras, no me parece bien la estrategia comercial de vender el mismo producto con dos procesadores diferentes, como con Samsung, básicamente porque si vendes el mismo producto con mismo precio, estás engañando al usuario porque no tiene el mismo coste, pero lo de LG ya es lo más, mismo producto con características que no tienen nada que ver, un despropósito. Por cierto, de postre allí no estarán incluidas las gafas de realidad virtual, así que suma y sigue en las diferencias de regiones.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner