Las impresoras 3D son un verdadero peligro

Las impresoras 3D son un verdadero peligro

 

Hacer fotos de ciertas cosas puede ser un error.

Hoy me quiero centrar en un artículo que he leído donde una persona consigue hacer una copia de una llave en su impresora 3D a partir de una fotografía. Esto más que nada es para que tomemos conciencia del peligro que tienen las redes sociales y lo que ponemos en ellas. Imaginar que hacéis una foto de la mesa porque es preciosa y encima hay unas llaves. Llega alguien, ve la foto, hace una copia exacta mediante programas como OpenSCAD que programa al milímetro las dimensiones y con la impresora 3D la imprimimos. Saben dónde vives porque no paras de poner fotos, van, abren con su llave clonada y listo. Un atraco limpio y lo más importante, el seguro posiblemente no te lo cubre ya que no hay cerradura forzada ni nada extraño.

 

Muchos métodos, es simplemente uno más.

Es cierto que suena a película de ciencia ficción. A una tipo Misión Imposible, pero puede pasar. Es cierto que hoy en día existen métodos iguales o mejores mucho menos rebuscados, pero como dije antes, esto más que nada es para tomar conciencia de todo lo que subimos. Quizás deberíamos tomar unos segundos a mirar lo que sale en las fotos antes de subirlas a redes y foros, y no mirar tanto si sales precioso en la foto. Detalles que pasan por alto como llaves, cosas destacadas que sitúan donde estás, papeles con datos personales…, todo eso se puede filtrar y acabar volviéndose en tu contra.

 

Las impresoras 3D siguen avanzando lentamente.

Quizás estoy equivocado en mi valoración, pero me da la sensación que las impresoras 3D evolucionan favorablemente. El claro síntoma de ello es el precio. Pese a que todavía cuestan un ojo de la cara, ya empezamos a verlas por cien, trescientos, seiscientos… Al principio esos precios se multiplicaban por mucho. Pero siguen estando lejos del alcance de la gente, hay que contar que al precio de la impresora le tenemos que sumar los “cartuchos”. Pero está claro que cuando sean accesibles a todos por precio, van a ser el invento del siglo.

 

Multitud de posibilidades, buenas y malas.

Empezamos por las malas. Es de cajón que habrá gente que la usará para hacer armas de fuego, armas blancas y piratear lo que le dé la gana con ánimo de lucro. Pero también se van a usar para reproducir miembros amputados, para aliviar el gasto en casa pudiéndote hacer complementos caseros… Imagina poder cambiar el diseño de tus gafas cuando quieras. Eso será posible en tu casa con una impresora 3D. Perdón, será no, es posible. Lo mismo para bolsos, carcasas de móvil o cualquier cosa que se os ocurra. El sinfín de posibilidades es inagotable.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner