Las ideas no valen nada

 

Ayer le preparamos un Kahoot a mi hijo para competir con sus amigos ya que hoy, tenían un examen que hacían en esa app. Creo que es una de esas ideas geniales que tienen la recompensa del favor del público, especialmente el estudiantil, al que va dedicado, y que es la fuente de inspiración para el artículo que os comento hoy. Lo poco que valen las ideas de los desarrolladores que deciden lanzar una aplicación, exponer sus ideas en ella, y que, en menos de un día, alguien copie esa idea y acabe ganando el dinero que tu no vas a ganar por ser más cara o motivos similares.

Visitar LaTeclaTec con bloqueadores de publicidad, es cómo ir a comer a un restaurante e irte sin pagar la cuenta. Eres libre de hacerlo, pero ponernos en la lista blanca de bloqueos hará que lo poco que se gana con tu visita, valga la pena.  Espero que disfrutes del contenido, lo veas de la forma que lo veas, un saludo.

 

El problema.

Todo viene a raíz de algo que sucedió hace tiempo y que me dejó impactado. Seguro que muchos de vosotros, recordaréis un juego muy adictivo llamado Threes. Pues bien, ese juego, refleja lo que quiero exponer a la perfección. Un grupo de desarrolladores, expusieron en ese juego, un motón de ideas de un concepto de diversión que visto lo visto…, hay que reconocer que acertaron. El tema es que ese juego nos hacía pensar mientras nos divertíamos con una temática de lo más sencilla y adictiva. El problema es que esa aplicación era de pago, con lo que su expansión fue lenta. La gente hablaba de él, pero no querían pagar su alto coste. ¿Qué pasó? Que, en Android, alguien vio un filón en ese juego y decidió copiarlo. En un fin de semana, ya tenía lista una aplicación que hacía exactamente lo mismo, con maquillaje nuevo y un nombre que seguramente muchos conoceréis. Nacía 1024 o 2048, dos juegos que son unas réplicas exactas del juego original.

 

La idea destruida.

Que pase esto, no sé si deciros que me parece bien o mal. Nunca he estado en contra de que alguien copie la idea de uno, pero siempre y cuando, esto no signifique destrozar su negocio para hacer triunfar el tuyo. Las ideas se deben proteger, y en el caso de Threes, no se hizo. No sé de quien fue la culpa, al final, es licito que alguien quiera ganar dinero con su aplicación. Es la finalidad de cualquier desarrollador. Pero el tema es que, por culpa del sistema, Threes no ganó prácticamente nada con un juego que al final, ha resultado ser de los más copiados y es que si pones en la tienda 1024 o 2048, te va a aparecer una larga lista de juegos basados en lo mismo. Prácticamente idénticos entre ellos, y sin que puedas saber cuál es el bueno.

 

¿Solución?

Pues sinceramente…, no tengo ni la menor idea. Quizás algo al estilo patentes. Y ojo, que entiendo que eso existe en el sector porque, por ejemplo, Tencent denunció a varios desarrolladores que habían copiado su idea de PUBG Mobile y ganó. Curiosidades de la vida, a Fortnite, un juego que era una copia exacta de su juego, no lo denunció. ¿Por qué? No soy directivo de la empresa, pero quizás que sea el juego más exitoso tipo shooter y que Tencent tenga el 50% de las acciones de dicha empresa, ayudaría un poco. El tema es que si una patente demuestra que tus ideas están en el juego y que otro las ha copiado, pues que pague un canon, licencia, o lo que sea. Porque al final, pese a que las ideas implementadas en Threes eran buenas, la ejecución fue mala. Querer cobrar les cerró muchas puertas, y al final, tuvieron que lanzar la versión gratuita. Pero ya era tarde.

 

Grandes empresas al rescate.

Volviendo al tema de Kahoot. Es realmente una aplicación que vale mucho la pena, especialmente para estudiantes. Pero el cómo gana dinero la aplicación es complicado. Es por eso que quizás, grandes compañías como Google, Microsoft o similares, podrían pagar algún tipo de licencia de explotación y sin ser suyas, sí que poner algún tipo de subvención o ayuda para que la aplicación tenga suficientes ingresos como para seguir explotando la idea. Podría ser algo así como un impuesto cobrado a las grandes empresas tecnológicas que sirvan para subvencionar al que tiene las mejores ideas. Como un contrato o premio al mejor desarrollador de las mejores aplicaciones originales. Al final, esas grandes empresas, funcionan porque la gente quiere comprar teléfonos para hacer correr esas buenas aplicaciones. Si no hay esas buenas aplicaciones para que van a querer esos teléfonos. Pues bien, al final, se trata de incentivar al sector con una cantidad simbólica que no afecta a tus arcas.

 

¿Por qué hacer eso?

He visto caer grandes aplicaciones, con ideas maravillosas por el simple hecho de no ser populares, porque otras le han copiado la idea, o simplemente porque no han tenido suficiente apoyo económico para poder mantenerlas. Es una pena que muchas de esas aplicaciones, de ser más populares, o de recibir el suficiente apoyo, podrían facilitarnos la vida muchísimo, aportarnos una barbaridad de cosas, y, en definitiva, dar sentido a las ideas del desarrollador. Pero por no existir un sistema inteligente, que premie el trabajo de esa gente, acabamos teniendo unas tiendas de aplicaciones repletas de apps que hacen exactamente lo mismo, y que, por desgracia, apuestas por ellas y acaban siendo un engaño, las abandonan al tiempo o cosas similares. Mientras que, al lado, la idea original, se desgasta por no llegarte y poder ofrecerte lo que querían. Hay que defender al creador de las ideas, y pese a que expongo una manera de hacerlo, seguro que hay mil. Pero si no se les protege, se les incentiva, se les apoya…, esas ideas mueren o se dilatan tanto que acaban sin identidad.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner