Las elecciones de la vergüenza

Incomprensible ausencia de tecnología.

Las elecciones que hemos tenido este fin de semana, nos podrán dejar más o menos contentos con el resultado. Como siempre he dicho, en este blog no se tratan ni temas políticos ni de fútbol. Creo que son dos temas que deben quedar apartados de cualquier grupo o blog para evitar entrar en conflictos con los extremos. Dicho esto…, si algo me han dejado este fin de semana las elecciones, al igual que las anteriores, ha sido la vergüenza de ver como ha existido ausencia absoluta de la tecnología. Resulta dantesco comprobar como vas a una mesa electoral, entregas tu DNI, uno de los de la mesa busca tu nombre en las paginas del censo que tiene, eso ordenado alfabéticamente, lo localiza, con la regla traza la línea y le dice el código que tiene tu nombre al compañero que lo anota a boli en una hoja. Este proceso, que, si bien no es extremadamente lento si que es primitivo, es evidentemente sustituible por un sistema informático donde pongas el numero de DNI y quede ya todo registrado. Pero no se hace, y hoy quiero analizar los motivos.

¿Miedo a la piratería?

Sólo se me ocurre eso como motivo de que no se implante la tecnología a las elecciones de la vergüenza. De otra manera no entiendo que no se haga algo que resulta terriblemente sencillo. Es más, creo que, pese a que ya quedan pocos, todavía tenemos gente que no sabe escribir, o lo hace terriblemente mal. Con lo cual, que mejor que un sistema informático, donde no tienes ni que tener conocimientos ya que simplemente es meter unos números y el sistema te dice la persona que es. Vamos, básicamente lo mismo que está en el papel y que escribe el otro en otra hoja, pero simplificado. Te evitas la tortura de un sistema precario, aunque entiendo que efectivo. Quizás ese es el principal problema que tenemos, aparte de la posible piratería. Con esta fórmula, al haber dos personas que nada tienen que ver, se supone que el volumen de error es mucho menor, por no decir que no existe margen de error, o por poner un ejemplo, margen de estafa electoral. Pero estoy haciendo un barrido mental en mi cabeza de posibles estafas con un sistema informático, y tampoco me salen cifras mayores. Si el miedo es la piratería…, con tener un sistema cerrado, sin intervención de internet…, todo solucionado.

 

La tecnología lo haría todo fácil.

Imagina por un momento que nos evitamos todos esos millones de sobres electorales que nos envían a casa. ¿Cuántos de ellos miráis? Personalmente estoy a cargo de la entrega de correspondencia de un bloque grande y os aseguro que más del 80% de esa propaganda electoral se va a la basura. A la mayor parte de la ciudadanía no le importa lo que pongan dentro. Es más, te envían su papeleta que luego encima, también la tienes en la mesa electoral. Doble de todo. Consumo de papel y de tinta innecesario. Por no hablar de los pobres ancianos que son engañados por gente sin escrúpulos que, bajo la gran obra social de ayudarlos a votar, llevándolos al sitio que les corresponda, les engañan votando lo que ellos quieren. Todo el sistema de las votaciones es lamentable. Con la tecnología, y un programa único, la gente puede entrar, ver los programas de cada uno, entrar en el partido político correspondiente y que allí tengan la información, promoción y/ publicidad correspondiente. Es cierto que eso a los ancianos les vendría grande, pero señores, es cuestión de evolucionar. Prefiero que un sistema moderno de votaciones y propaganda electoral empiece a convivir con el sistema precario actual que no hacer nada.

 

Los políticos y sus tonterías en las elecciones.

Como cada cuatro años, si no se adelanta el tema, nos encontramos en la absurda burbuja de tontería generalizada. Las calles repletas de carteles de los partidos, los políticos yendo a sitios donde antes nunca han asistido porque toca estar cerca del pueblo, y luego los ciudadanos bobalicones, embobados con el político de turno. Es todo tan casposo… Luego nos venden la moto de que todo irá mejor, los eliges, suben al poder y te cosen a impuestos y a cosas que no decían. Y todo habiendo gastado varios millones en una campaña que se podría saldar con una inversión mucho menor de usar la tecnología. Pero nada cambia. Y el motivo es sencillo, hay demasiados intereses detrás de toda esta ruleta de despropósitos. Muchas empresas de publicidad que se hacen de oro. Muchas imprentas que también cobran por el servicio. Mensajería, gente de captación de datos para enviar luego los sobres… Un sinfín de gente que en alguna ocasión cobra, y en otras son voluntarios. Pero es todo una rueda mezquina de mediocridad social. Falsedad humana que por unos días dejan de lado eso del reciclaje, de preocuparse del medio ambiente y demás movidas por una gran causa, que su representado ascienda al poder.

Conclusión AAM sobre las elecciones de la vergüenza.

Nunca lo comprenderé. Es por eso que lo titulo las elecciones de la vergüenza. No se me ocurre mejor título para lo que sucede. Vale que se puede aceptar que llenan horas y horas con un especial de las elecciones. Durante todo el día dando datos, debatiendo sobre quien va bien o mal, pero es que todo eso se soluciona tecnológicamente en horas de ahorro de trabajos de gente que se pasa horas haciendo toda la preparación, documentación y recuento de papeletas cuando un sistema informático podría ahorrarnos cientos de millones y decenas de horas de trabajo. No entiendo como para las fábricas y almacenes se permite que las máquinas sustituyan cientos de puestos de trabajo, pero para las elecciones no se usan elementos tecnológicos que ahorran puestos ocupados por la fuerza, ya que recordemos que, si te toca acudir a la mesa tienes que ir si o si, y mal remunerados. Vamos, que los que tienen que estar en la mesa son de esos típicos curros donde el empresario te explota de manera brutal. Pero no pasa nada, es un día, y todos lo silenciamos. Pues no, desde AAM denuncio esa situación, esas condiciones, y ese sistema precario y anticuado. Evolución señores, evolución.

 

¿Me ayudas?

AAM es un blog que inicié como hobby para matar las muchas horas que tengo en el trabajo. Con el tiempo lo he ido haciendo rentable pese a no tener ni idea de web. A día de hoy es un blog que da beneficios, pero está algo estancado. El crecimiento es lento pero progresivo. Ayúdame ha que crezca más rápido. Comparte el blog y/o redes sociales entre los tuyos. El boca a boca es lo que más ayuda a un rápido crecimiento. Os dejo los enlaces. Gracias. TelegramTwitterWeb.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner