las cookies

Las cookies van a cambiar, internet se revoluciona

 

Las cookies y sus cosas.

Si hablamos de cookies, todo nos lleva a galletas. Pero si lo hacemos hablando de tecnología, nos llevan a un sistema que se supone es positivo para cada uno de nosotros. Las cookies nos evitan dar ciertos pasos como poner contraseñas en redes sociales o cuestionarios innecesarios, entre otras muchas cosas. Pero tienen una parte negativa y/o muy mala. Son pesadas de narices. A día de hoy, seguimos anclados a un sistema que nos obliga a darle “Ok” en cada maldita nueva página que visitamos. Porque claro, hacer un sistema que aceptes una vez y que te diga que cada vez que veas un punto rojo en una esquina o algo similar, es que estarás aceptando cookies. Es un desastre y una desesperación para muchos internautas que acaban, incluso, poniendo plugins que te ahorra darle al clic. Pues bien, las cookies van a cambiar de manos de Google, que han dado un paso que seguro, generará controversia.

 

Google no es internet, pero casi.

La revolución se está montando porque Google, que es el actor principal de internet, ha tomado una decisión que otros ya tomaron antes. Si pensamos en internet, pensamos en Google. La gente hace una década, decía… “busca en internet a ver si encuentras esto”. Ahora dicen “busca en Google a ver si encuentras esto”. Ese cambio y asociación es natural. Google nos ha dado mucho, por más que ahora se quiera derrocar al que nos lo ha dado todo. Hemos pagado un peaje claro, nuestra privacidad. ¿Y que? Yo vivo tranquilo y cómodo con las cosas que me recomienda Google. Que la mayor parte de las cosas están enfocadas a sus intereses…, seguro. Pero a mi me da igual, yo soy el que toma la decisión final. Y si Google me enfoca a un producto que quiero pero que es caro, yo soy el que determina buscar una segunda o tercera opción. Al final es pagar el peaje de la comodidad.

 

Cambio en las cookies.

Las cookies van a cambiar, eso es una evidencia. Pero eso ya hace tiempo que está pasando. Google ha anunciado que, en un plazo de dos años, bloqueará todas las cookies de terceros. Esto significa que dejará de permitir a terceros, recopilar información sobre ti. Vamos, que lo harán ellos así todo pasará todavía más por sus manos ya que hasta ahora, te comías las cookies de terceros y las suyas. Esto que ahora ha revolucionado todo, hace tiempo que lo viene haciendo Safari (Apple) y Firefox (Mozilla). Pero claro, cuando bloquean las cookies de terceros dos navegadores que suponen el 20% de la cuota de mercado, no pasa nada. Pero ojo que no lo haga el que supone el 70% del mercado, la cosa cambia. Y creo que en eso no somos justos. Es cierto que ahora todo el pastel se lo van a comer ellos, pero de igual manera que no se critica al resto por hacerlo, tampoco es justo hacerlo ahora con Chrome. Pero desde luego, esto les va a repercutir negativamente, y más con otros factores que explicamos a continuación.

 

Google se mete en un lío.

Eliminar las cookies de terceros es bueno, lo mires por donde lo mires. Te da mayor privacidad. Pero el problema es que no será del todo así, y lo que pasará es que en vez de mucha gente sabiendo quien eres y lo que haces, lo hará sólo Google. Si cuando Safari y Firefox hacen lo mismo todos dicen que son buenas noticias, no me parece justo que cuando Google lo hace no nos parezca bien. Y todo se basa en tiempo y potencial. Dos años para eliminarlo significa que Google va a potenciar otros sistemas de rastreo. Dos años en internet es una eternidad. Google lo sabe todo, cuando estamos en Chrome, cuando estoy en Safari, en Firefox, cuando estoy aquí o allí, que uso y cuanto tiempo paso en tal sitio. Es por eso que da igual lo que hagas, siempre estarás controlado.

Es obvio que puedes estar menos o nada controlado, pero al final sacrificamos privacidad por comodidad. El problema es que esto seguramente, al menos en Europa, le costará caro a Google. Ellos son una mega empresa de publicidad, con lo cual, quitarse de en medio a todos los terceros, están cometiendo competencia desleal. Estoy seguro que los multarán por ello, al menos Europa. Ellos pasarán a controlar la mayoría de las puertas de acceso. Seguramente esto ya lo tienen más que asumido los de Google, y no me extrañaría que Chrome, pasara a ser una empresa independiente de Google para evitarse problemas.

 

DuckDuck es gran beneficiado.

Sin tener relación alguna, DuckDuck va a ser el gran beneficiado. Primero porque su caballo de batalla es la privacidad. Esto llamará la atención de mucha gente que querrá usarlo. A Google se le va a empezar a cuestionar por el tema de las cookies y aparece una que dice que no usa cookies, con lo cual, verás que esto les cuesta a Google caro. Pese a que al final, estás usando Chrome, seguramente, así que Google seguirá sabiendo mucho o todo. Por otro lado, tenemos el tema de la UE. Con la obligación de dejar elegir buscador, que no navegador, muchos usarán DuckDuck ya que es una de las cuatro que saldrán en nuestra región. Así que DuckDuck tiene la ocasión de oro que andaba buscando. Su crecimiento a lo largo del tiempo siempre ha ido en aumento, siendo uno de los más populares como alternativa. Ahora tienen la ocasión de dar un salto gigante y veremos si lo saben aprovechar. Yo personalmente seguiré usando Google.

 

¿Qué buscador debo usar?

Sinceramente…, cada uno debe hacer lo que quiera. Pero me parece mal que ahora se intente derrocar a Google. Es la moda. Ahora resulta que Google abusa, sabe demasiado… Pero hasta ahora nunca nos ha importado. Si pongo en el buscador reformar piso y el buscador me da unos resultados compuestos por intereses propios, más valoraciones, más cercanía, me parece bien. Si DuckDuck se basa en otros parámetros más neutrales también me parece bien. Pero es que a mi ya me viene bien los enfoques que da Google. Hasta ahora me han ido bien, y uso muchos de sus servicios. Con lo cual, que sepan mucho o todo de mi, me viene bien. Me hace la vida más cómoda. Como dije antes, al final yo soy el que decide si algo me parece bien o no. Google me alumbra el camino, pero yo decido si voy por la parte de la luz o la que no alumbra. Y recordemos que una cosa es el Navegador (Chrome, Safari, Firefox…) y otra es el buscador (Bing, Google, DuckDuck…).

 

Conclusión sobre las cookies van a cambiar.

Sinceramente me da igual lo que haga Google. Ya están los responsables de protegernos para tomar parte. Me importa más que a día de hoy sigamos con los estúpidos carteles de cookies en todas y cada una de las páginas que visitamos. Es un absurdo de mucho cuidado. Al final la gente no lee lo que pone, no le interesa, y con razón. La gente le da a OK y vía. Que ahora Google vaya a cambiar la política de cookies es algo que traerá cola, y veremos como sabe contener el temporal con la que le va a caer. Pero sobre el papel, parece que no es una gran decisión esto de acabar con las cookies de terceros y lo de elegir buscador, todo demasiado junto. Creo que han elegido mal los tiempos y que hará que pierdan un buen tanto por ciento de cuota de mercado en cuanto a buscador. En cuanto a navegador…, creo que Google seguirá siendo el gran dominador del mercado y dudo que vaya a pasarle factura algo de lo que está llegando y llegará.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts

 

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner