ladrón de tarjetas

Ladrón de tarjetas muy peculiar atrapado en Japón

 

El dependiente inteligente.

De Japón nos llega una noticia curiosa y sorprendente. Se trata de una detención por parte de las autoridades del país, de un ladrón muy peculiar. Se trata de un dependiente al cual se le acusa de robar 1300 tarjetas de crédito. El modus operandi es lo más curioso de todo. Lo hacía gracias a su memoria fotográfica. Tal como suena. El dependiente, al pagarle un cliente con tarjeta, cogía la tarjeta para ponerla en el datáfono. Le bastaban un par de segundos para mirar la tarjeta por delante y por detrás y ser capaz de memorizar todos los datos. Nombre, numero completo de la tarjeta y el código de seguridad que hay detrás. Cuando el cliente se iba del establecimiento, tomaba nota de esos datos y ya tenía una tarjeta con la que hacer compras. Brutal sistema de robo de este ladrón de tarjetas. El tema de apuntar el número rápido es esencial ya que los que tienen esta extraña cualidad, no suelen retener demasiado tiempo esa información en el cerebro. Se estima que en menos de cinco minutos lo van a olvidar progresivamente. Y es que señores, como os he dicho en muchas ocasiones, el cerebro es un músculo brutal que puede almacenar muchísima información. De la misma manera, la información mala o poco útil la suele borrar porque si no se saturaría. En los que tienen esta cualidad, esto ocurre en unos cinco minutos, de otra manera, saturarían el “almacenamiento” en muy poco tiempo.

 

¿Como detuvieron al curioso ladrón?

Las autoridades ya estaban al caso de que estaban existiendo un sinfín de denuncias de robo de tarjetas. Ese robo en sí no era, ya que el ladrón usaba los datos de la tarjeta y no lo hacía con la tarjeta física. Pero obviamente era un robo mediante internet, y aunque no ha trascendido el montante total de sus robos, si que se sabe que se le pudo detener al interceptar, la policía, una de las compras y seguirla hasta su destino. Fue entonces cuando engancharon a este ladrón de tarjetas. Si hubiera sido más inteligente, seguramente hubiera puesto destinos diferentes para recoger la mercancía y no lo hubieran enganchado. Y es que la memoria fotográfica no va directamente ligada con ser inteligente. Puedes tener esta cualidad y ser un zoquete. En este caso, lo que, si sabemos seguro, es que el ladrón era muy espabilado, pero en temas de inteligencia…, no entramos. Pero vamos, tonto del todo no era cuando ha conseguido usar esa cualidad para perpetrar numerosos robos.

 

¿Son seguras las tarjetas?

Con este caso del ladrón de tarjetas…, me surge esta pregunta. Y es evidente la respuesta. Las tarjetas no son seguras. Que alguien pueda robarte una tarjeta y ya poder hacer compras online por tener los datos necesarios impresas en ella, demuestran la falta de seguridad. No debería pasar eso. No se cual sería la solución lógica a este problema, pero está claro que, en temas de seguridad, fallan. También lo hacen con las contactless y el sistema que tienen por el cual se puede pagar hasta 20 euros sin pin. Eso está muy bien a niveles prácticos, es muy cómodo. Pero ante un robo…, el roto que te pueden hacer es importante. Por suerte, los responsables de las tarjetas y los pertinentes seguros, no ponen nunca demasiadas pegas ante una denuncia por robo. Están más que cubiertos. Y es que hace poco, se descubrió una vulnerabilidad que permitía a hackers saltarse el límite de 20 euros sin PIN y salían videos demostrándolo. Desde VISA, dijeron sin cortarse un pelo, que no iban a tomar ningún tipo de medidas porque el número de casos que se encontraban era muy bajo. Sorprendente.

 

¿Solución al problema?

Ante este tipo de problemas de seguridad con las tarjetas de crédito… y teniendo en cuenta que pueden aparecer más casos como el del ladrón de tarjetas, se me ocurre una solución muy sencilla. Hacer como yo, no llevéis tarjeta. Con el sistema Wallet del móvil lo tenéis solucionado. Es el mejor método para pagar seguro. Nadie te va a robar porque no van a poder acceder. Tampoco habrá ningún espabilado con memoria fotográfica que pueda apuntarse los datos porque no los hay. Es sin lugar a dudas un sistema de pagos muchísimo más seguro que las tarjetas de crédito. Por otro lado, y suponiendo que vamos a empezar a ver más casos como este…, no entiendo como no se cambia el sistema actual de las tarjetas. Queda claro que existe un alto riesgo de sufrir un robo y lo que es peor, que no te des cuenta y tengas que demostrarlo.

Conclusión sobre el ladrón de tarjetas.

No puede ser que las tarjetas sean tan inseguras. Y es que no hace falta ser muy inteligente para entender que esto que es noticia por lo curioso del tema, seguro que se pone en práctica o se empezará a poner en otros sitios. Y lo peor es que no se necesita memoria fotográfica para liarla. Basta con que el dueño del establecimiento, tenga una cámara con un buen zoom enfocando un sitio concreto y al pagar con tarjeta la coja y le de una vuelta pudiendo coger todos los datos. Esto me recuerda hace no demasiado, cuando le dabas la tarjeta al camarero para pagar. Ahora creo que ya no pasa en ningún sitio o en muy pocos, obviamente por temas de seguridad y que te puedan hacer lo mismo. Así que ya sabes, si quieres estar seguro…, pásate al sistema de pagos con el móvil. Y si no puedes o no te convence…, nunca le des la tarjeta al dependiente de turno. Seguramente el 98% sean honrados. Pero como te toque el listo de turno…, como la tarjeta caiga en sus manos, que sepas que le bastan dos segundos para poderte dejar un buen agujero.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las ultimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast. Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner