La tierra prometida (Bastarden)

Pues hoy me he dado cuenta que no hace falta saber danés para entenderlo. Pese a que, para el resto del mundo, dejando de lado Dinamarca, Bastarden ha sido traducida como La tierra prometida, estoy seguro que no os hace falta un traductor para entender que quiere decir Bastarden. Estamos ante una película danesa, protagonizada por el mismismo caníbal. No, no estoy diciendo que la película sea de caníbales, sino que el protagonista es el mismismo Hannibal Lecter, o lo que es lo mismo, Mads Mikkelsen. En este caso, su papel está lejos del del caníbal, pese a que su nivel interpretativo, está perfectamente a su altura.

Toda la info de la película a un click

Mads Mikkelsen.

El danés de 58 años, cuenta con una extensa filmografía formada por 60 títulos, de los cuales, seguramente siempre será recordado por su brillante papel de Hannibal Lecter en Hannibal. Sin embargo, cabe destacar que estamos ante un actor que, pese a su enorme fama o caché, nunca ha dejado de lado su tierra natal, y la mayor parte de sus grandes obras, no tan comerciales como Hannibal, Dr. Strange, Rogue One o Animales fantásticos, son de su tierra. Además, son títulos que tienen una valoración en páginas especializadas realmente altas, como es el caso de la más famosa de las que tiene, que sinceramente, desconocía que era danesa. Estoy hablando de La caza (The Hunt en danés Jagten), donde Mads Mikkelsen consigue cautivarnos a todos con una brutal interpretación. 

¿Su mejor obra?

Pues la verdad…, me ha gustado mucho en La tierra prometida, pese a que no creo que sea su mayor obra. Si tenemos en cuenta su gran importancia, seguramente Hannibal debería estar por encima. Ya no solo por la repercusión que tuvo su personaje, sino porque la serie como tal, es muy buena. Sin embargo, ni La tierra prometida ni Hannibal, yo me quedaría con la película que os he mencionado. La caza, para mi es una película que merece ser vista, y por eso os la recomiendo ya que la podéis ver de forma totalmente gratuita a través de Pluto TV, algo que a día de hoy parece una utopía. Cine y de calidad en abierto y bajo demanda, cualquiera se pensará que es un chiste, pero no, no lo es. Encima sin registros. Así que totalmente recomendable. 

La tierra prometida.

Vamos a darle un repaso a esta maravillosa película, destacando por encima de la enorme interpretación de Mads, los maravillosos paisajes que se nos muestran. En tiempos digitales, donde el CGI, los platós enormes donde se falsifica prácticamente todo y los ordenadores, toman en control de prácticamente todas las grandes producciones, nos encontramos una película donde se nos deleita con unas maravillosas vistas, una época (1755) donde las cosas, eran de una manera, cuanto menos, curiosa. Me ha gustado ver como se nos muestra una etapa de la historia, donde los poderosos hacían las cosas a su manera, no demasiado diferente a como se hacen hoy en día. Tan diferentes, pero tan iguales a la vez. Es una película de cocinado lento, con lo que no esperéis acción y trama alocada porque estamos lejos de algo así.

Lo mejor.

De La tierra prometida, me quedo con varias cosas. Entre ellas, la dedicación y tenacidad del personaje que interpreta Mads, convincente en sus ideas y llevadas hasta el último extremo. Su personaje me ha encantado, aparte de su gran interpretación. Una sinfonía perfecta entre la esencia de las películas western, llevadas a un terreno mucho menos cansino, con pinceladas de violencia, amor, aventuras, y dramas personales. La tierra prometida lo tiene todo para ser especial, y para ser considerada mucho más que una película buena. Creo que se merece un rango superior, aunque no sabría explicaros cual debería ser la palabra que la definiera. Para darle el broche de oro a la historia…, se trata de un acontecimiento histórico real que sucedió en el tiempo que narra la ficción.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner