PayPal

La mayor red de piratería cae torpemente

 

 

Un caso todavía por juzgar.

Está claro que los acusados van a pagar el pato por su mal hacer. Estamos ante el caso de piratería reciente más importante de los últimos años. Un grupo de personas, cinco concretamente, se han estado lucrando de vender copias piratas de cientos de películas, incluso antes de su estreno. Para ello, se metían en los servidores de las productoras y se llevaban las copias de alguno de los títulos más importantes. Pero todo lo que empieza llega a su fin, y el cazador ha sido cazado.

Estos cinco hombres, de momento acusados de robar propiedad intelectual van a ser declarados culpables con toda seguridad, y la razón es del todo ridícula como veréis a continuación. Como decimos, de momento los cinco acusados son eso, acusados. Hasta que no se demuestre lo contrario, no se les puede condenar. Aunque las pruebas del delito son tan evidentes que parece hasta de chiste. Vamos allá con las pruebas.

 

PayPal es la clave de todo.

Pues aunque parezca mentira, el complejo sistema que tenían para conseguir las películas y distribuirlas era muy profesional, pero lo que es el cobro…, menuda chapuza. Para hacerlo usaban sus cuentas personales de PayPal y bancarias. Vamos, un despropósito en toda regla. Hasta el defraudador más inútil entiende que eso es una torpeza. De allí que desde la acusación, no tengan ningún tipo de dudas de que son y serán declarados culpables.

Porque no tendrán mucho problema en demostrar con las cuentas PayPal que existió fraude. Y por si fuera poca la torpeza de los delincuentes, al parecer, para Amazing Spiderman 2, contrataron un servidor más potente para poder dar cabida a la demanda. Y para ello, el iluminado de turno, transfirió dinero de su cuenta bancaria personal a la cuenta de PayPal para poder pagar el servidor. Vamos, que han dejado tantos rastros que los jueces no van a tener duda alguna.

 

La magia de lo digital.

La era digital nos ha traído muchas cosas buenas. Entre ellas, mejor calidad de imagen. En cuanto a las cuentas… siempre he defendido que debería desaparecer el pago de dinero en metálico y usar el plástico o digital. Aparte de que nos ahorraríamos miles de millones defraudados con chanchullos varios…, a la hora de demostrar delitos como el expuesto, todo es mucho más simple. Seguir el dinero con movimientos digitales es muchísimo más sencillo que hacerlo con dinero metálico, que una vez sale del banco, difícilmente se le puede seguir la pista.

Queda claro con el caso expuesto que los delincuentes eran unas eminencias en el tema de robar propiedad intelectual. Pero que en lo que se refiere a las finanzas…, eran unos completos inútiles, y que con dos dedos de frente o con algún asesor de por medio, su negocio continuaría estando en todo lo alto. Veremos cómo va el juicio, pero vamos, parece que todo está demasiado claro y dudamos que se vayan a ir de rositas.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner