La cámara del móvil nunca sustituirá a la réflex

La cámara del móvil nunca sustituirá a la réflex

 

Un dicho que cada vez queda más atrás.

Seguro que esa frase la habéis escuchado en alguna ocasión. Navegando por la red me he encontrado con un artículo muy interesante que hablan de algo relacionado con esto. Parece ser que un grupo de científicos que han desarrollado una red neuronal con el objetivo de hacer que una foto de móvil se parezca lo más posible a una réflex. Para ello han usado una serie de fotos tomadas con réflex y móvil y han hecho que la IA (inteligencia artificial) aprendiera a distinguirlas y a “copiarlas. Es un primer paso que apunta maneras. El proyecto está a la disposición de todos los usuarios que lo deseen en una página web que os convertirá las fotos. Decir que la web funciona terriblemente mal, es más lenta que un caballo de carreras con los tobillos atados, pero bueno, si tenéis paciencia…, conseguiréis el objetivo de convertir una imagen.

 

Las cámaras de móvil cada vez son más potentes.

El software es el elemento clave para llegar a conseguir una apariencia lo más cercano a una réflex. El primero obstáculo que nos encontramos es el tamaño del sensor. Es obvio que en una réflex es mayor, 23.5 x 15.5mm para una gama estándar. Por su parte un móvil tiene 5.5 x 4.1 mm, esto como es lógico es un salto insalvable y que le da a la réflex una ventaja evidente. Pero la ventaja que tiene un móvil es que mediante software puede interpretar y manipular mucho las imágenes. Es lo que han conseguido con el Pixel 2 que actualmente según todos los expertos es la que mejores fotos saca. Y no es que tenga un sensor mejor que los demás que lo tiene, o al menos igual que otros tope de gama, pero es que han usado un software muy potente y el resultado es evidente.

 

Un avance a pasos agigantados.

Las fotos de hace cinco años con las de ahora poco tienen que ver. Las mejoras son cada vez mejor y eso lo notan los expertos. Pero… ¿nosotros? Pues soy de la opinión que más del 80% de nosotros no andamos con modos manuales, tocando balances de blancos, luz, sombras, y mil historias más. No se vosotros, pero yo soy más de intentar tomar fotos en plan que se lo que hago y en verdad no tengo ni idea. Le doy al botón unas cuantas veces y alguna saldrá bien.

Luego me pongo a borrar, me da pereza y acabo dejando muchas fotos casi iguales y sigo adelante. Me da la sensación que la mayoría somos de la misma escuela y seguro que las fotos han mejorado, y de ello nos aprovechamos todos, pero de allí a que le demos el valor que se merece… va un trecho. Esas mejoras para recordar, han supuesto un aumento considerable de las imágenes. Si antes hacíamos fotos que ocupaban menos de un mega, a día de hoy estamos tranquilamente tirando fotos que ocupan entre tres y cinco megas. Es lógico, a mayor número de Mpx, mayor tamaño. Pero bueno, el avance es positivo y vamos a estar dentro de poco cerca de la calidad que otorga una réflex, aunque sinceramente dudo que nunca estemos lo suficientemente cerca.

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner