JustEat, las malas artes del líder del sector (actualizado)

justeat

Hoy toca una pequeña rajada contra una empresa que vaya por delante, me parece una excelente opción y pese a la mala experiencia, seguiré usando. Supongo que a estas alturas todos los lectores saben que JustEat es una de las empresas líderes del sector de comida rápida a domicilio. Si voy a hablar de ella es porque va totalmente ligada a Android puesto que los pedidos se hacen mayoritariamente mediante terminales Android. El sistema es excelente, la aplicación te muestra un listado de restaurantes que te pueden traer comida a domicilio. Haces el pedido y en un rato lo tienes en casa. Suelo pedir mucha comida en JustEat, y tengo que ser justo y decir que en el 95% de los casos el pedido llega bien y todo en orden, pero, ¿qué pasa con ese 5%?, pues es a lo que vamos hoy, porque la cosa tiene miga.

En mi último pedido realizado (este pasado viernes), hemos tenido problemas, igual que el anterior pedido con problemas el causante del lío fue un Kebab, no digo que siempre sean ellos, pero en mis dos incidencias, ha sido el mismo tipo de restaurante. Realizado el pedido y pasados unos 20 minutos, me llaman del restaurante diciendo que donde está mi domicilio, vivo en las afueras de Barcelona, concretado el sitio (llegan a mi casa porque sale en JustEat), pasan 50 minutos y el pedido no está en casa. Llamo para saber qué pasa, y me dicen que están a punto de llegar, que tardarán cinco o diez minutos. Pasa más de media hora y ejecuto reclamación a JustEat. ¿Solución?, la empresa en vez de ponerse del lado del cliente, defiende y entiende al restaurante, intentando mediar siempre poniéndose a favor de ellos. La comida mientras tanto llega, 2 horas tarde y fría.

¿Cómo termina el asunto? Me emplazan a mañana para darme una respuesta, algo que me parece sencillamente vergonzoso. Para una empresa con unos beneficios más que considerables, creo que poco les cuesta asumir el reembolso de los 13 euros de la comida, asumiendo que como empresa que me ofrece el servicio ha fallado, y por su lado reclamar o presionar al restaurante con las medidas que crean oportunas. La anterior vez con problemas, pasó exactamente igual, y la solución fue que el restaurante me ofreció un servicio gratis, que posteriormente al aceptar, intento renegociar diciendo que solo me daba un producto gratis, evidentemente ya no tenía ningunas ganas de que me preparasen nada, pero después de eso menos. Ahora no sé qué pasará, pero lógicamente no tengo ganas de saber nada de un restaurante que no ha respondido, pero el restaurante en este caso a mí me da igual, el feo es de JustEat como empresa que me da el servicio.

Lamentablemente voy a seguir comprando en JustEat, ¿motivo?, como dije antes me parece una buena opción, aunque ahora que vuelvo a la gran ciudad, quizás pruebo “La nevera roja” puesto que actualmente no llega nada a mi lugar de residencia. Me parece muy triste que JustEat se comporte de esta manera, y entiendo que toda empresa busca su propio beneficio, pero saber quedar bien con los clientes es elemental, y el intentar escudarse en que el repartidor no encontraba la calle y que por eso ha llegado con 2 horas de retraso, me parece de todo menos serio, así que como seguramente al señor JustEat no le llegan este tipo de problemas, porque lo único que le interesan son los números, y le da igual lo que haya detrás, quizás a los usuarios o algún responsable de división, le interese el tema. No entiendo porque grandes empresas se dejan destruir por problemas insignificantes de fácil solución, pero bien, ellos sabrán lo que hacen.

Actualización: estoy recibiendo «críticas» por decir que quizás empiezo a usar La nevera roja a modo de castigo o queja. Desconocía que la nevera roja fue comprada por JustEat, pero es un dato indiferente para el argumento que uso. Me da igual que el dinero acabe en las mismas manos, o que usen el mismo servicio, es a modo de queja, que será más o menos efectivo, pero es una queja. Si muchos clientes con quejas hacen igual, al final de año cuando hacen balance y ven que los usuarios de un servicio caen en picado respecto al del otro, seguro que no les pasa desapercibido. Ese es el tema, más allá de si una empresa es de la otra, que por desgracia en nuestro día a día nos lo encontramos demasiado a menudo

chevron_left
chevron_right
Cookie Consent Banner by Real Cookie Banner