Saltar al contenido

LaTeclaTec

Dando con la tecla

El iPhone 12 Pro triplica su coste de producción

29 noviembre, 2020

 

Podremos debatir mil y una vez sobre el precio del iPhone. ¿Vale lo que cuesta o cuesta lo que vale? Pues sinceramente…, vale lo que la compañía quiera que valga. Como siempre, el máximo responsable de los precios del mercado, somos nosotros como usuarios que caemos de cuatro patas. Soy muy de Apple, pero tengo claro que nunca voy a poder comulgar con el precio de sus equipos. Y lo del iPhone 12 Pro, triplicando el coste de producción, me parece aberrante, aunque no es una novedad. Tanto Apple como Samsung llevan años haciéndolo y nunca pasa nada. Vamos a analizar a fondo este tema porque pese a que no tiene demasiado recorrido, si que creo que puede aportar cosas interesantes.

 

¿Por qué no bajan de precio?

Es un eterno debate que siempre tiene la misma respuesta. El valor de la marca. Si Apple baja el precio de los iPhone 12 Pro, al igual que del resto de productos, la marca pierde valor de mercado. Y como los borregos que compramos sus equipos, seguimos allí…, pues pasa lo que pasa. Si dejáramos de comprarlos, o se vendieran mucho menos, no os quepa ningún tipo de dudas que bajarían el precio de mercado. Me parece una aberración que se pueda vender un móvil cuyo coste de producción es tres veces menos. Pero como dije antes, esto no es una cosa nueva, lleva pasando desde hace años y nadie pone freno. ¿Se puede poner remedio a nivel gubernamental? Lo dudo. Es como el que compra un Ferrari o un Porche. ¿Vale lo que cuesta? Para nada, pero como hay gente que lo paga…, pues en eso estamos.

 

¿Valor, exclusividad o tontería?

Seguramente un poco de todo. Sinceramente el que tiene un iPhone 11 y cambia a un iPhone 12 Pro, es más tontería que necesidad. Y ojo, que me parece muy bien que se haga. Cada uno que haga con su dinero lo que le de la gana. Yo os aseguro que si pudiera permitirme el lujo de comprarme cada año el nuevo iPhone, iMac, MacBook y iTontería que saliera, lo compraría. Pero no por destacar, o por exclusividad. Lo haría porque realmente me gustan los productos de Apple. Disfruto con cada centímetro de ellos. El cuidado que tienen en cada una de las partes. Vivo la historia que tanto impacto me creó. Existe algo tan grande tras Apple, que yo como persona tecnológica, lo vivo con cada equipo que toco. Quizás para otros es una chorrada, pero para mi es un sentimiento. Me impactó tanto la historia de Jobs, como se hizo todo, que en parte veo en sus equipos esa historia más allá de un equipo con un alto precio.

 

Precio del iPhone 12 Pro.

Estamos hablando de un terminal que cuesta 1200 dólares mientras que el precio de producción es de 406 dólares. Que vaya por delante que esto no es determinante ni ejemplo de nada. Al precio del coste de terminal hay que sumarle muchas otras partidas como son el empaque, que como apunte deciros que Jobs compró una empresa dedicada al embalaje porque tenía que ser todo perfecto, así que ya os podéis imaginar el nivel de locura del maestro, costes de publicidad, transporte y otros muchos extras que evidentemente elevan el precio del terminal. No es lo mismo lo que gasta en publicidad Apple, Samsung o alguna más, que lo que gasta BQ (no se si existe todavía), LG o similares. Pero como es evidente, ni por asomo todas esas partidas justifican el elevado precio del terminal. Quizás pongamos que sumando extras la cosa se pueda ir a 600 por poner un dato, sigue saliendo muchísimo más. El desglose de las piezas mas importantes es la siguiente. Pantalla (70$), Modem 5G Qualcomm (90$), Procesador (40$), Memoria (13$), Almacenamiento (19$), Sensor cámara (7$).

El modem.

Realmente me sorprende que el coste más caro de las piezas importantes del iPhone 12 Pro sea el modem. Me sorprende porque me parece del todo innecesario montar un potente modem en los tiempos que corren. El 5G es un absurdo innecesario para la mayor parte de los usuarios. Dudo que muchos necesiten dicha tecnología a corto plazo. Y con corto plazo, me refiero tranquilamente a dos o tres años como poco. Que está bien que lo lleve, por supuesto. Pero es más por aparentar que por necesidad. Y eso, lamentablemente en tecnología lo vemos demasiado. Ser el más es lo que mola y lo que te posiciona. Da igual si es necesario o si se usa. Lo tienes y punto. Y así, a mi entender, vamos mal. Vivimos de excesos innecesarios y luego nos quejamos. Pues eso es lo que tenemos, un móvil con piezas caras e innecesarias. Aunque seamos sinceros, si le montan un modem 4G no te baja de 50$, pero bueno.

 

Lo más sorprendente.

Si creemos que desde dentro ven con malos ojos el precio de los terminales o algo por el estilo…, nada más lejos de la realidad. El precio de los iPhone 12 Pro, para los inversores es bajo. Y así lo han reflejado en más de una ocasión a la prensa filtrándose el malestar de los inversores porque la compañía ha reducido el beneficio neto por cada terminal que vende ajustando precios. Y es que mal que nos pese, al final Apple si que ha reducido el precio del terminal. Ahora mismo podemos encontrar modelos de la compañía por debajo de los mil dólares, algo que me parece aberrante en un terminal, pero es que hay que verlo con perspectiva. La empresa ha modificado mucho el precio de los terminales, incluyendo modelos más económicos. Pero de allí a que los inversores estén descontentos por ajustar el precio…, me parece un insulto.

 

Xiaomi es la otra realidad.

Si miramos en Xiaomi, vemos una situación muy pareja. El terminal más top de la compañía, hace tres o cuatro años, costaba 300 euros. Ahora más del triple. Han mejorado varios aspectos del mismo, pero de allí a inflar tanto el precio…, me parece desproporcionado. Pero como el mercado lo demanda, pues lo haces. Si la gente no te lo compra no vas a poner ese precio, es de cajón. Y las demás gamas de la compañía, las irán subiendo, porque al final la gente ve Xiaomi y ve una marca molona. Lejos quedaban los tiempos donde iluminados como yo, importábamos los terminales de una marca china que seguramente era una mierda (según decían todos los apagados) y que no duraría ni un mes un teléfono así. Pues bien, ahora los ves haciendo cola en las presentaciones y en las tiendas cada vez que sale un terminal. Curioso.

 

Conclusión sobre el iPhone 12 Pro.

La conclusión que saco es clara, el valor del terminal lo impone la compañía porque nosotros se lo permitimos. Me parece bien que la gente gaste todo el dinero que quiera en un terminal por exclusividad o por lo que le de la gana. Pero lo que no me parece bien es que esa locura se traspase a otras empresas, que sin valer ni por asomo lo mismo, se suben al carro y empiezan a meter terminales top de precios cuando la marca ni los materiales lo valen, como el caso de Xiaomi. Es cierto que han dado un salto de calidad, no lo discuto, pero hasta el punto de triplicar el precio del terminal top… pues como que no. Es la parte mala de todo este asunto. Que todos quieren ser top y exclusivos y así nos va. Acaban metiendo mejores componentes y más potentes, pero que no se deberían ser tan reflejados en el aumento de costes del terminal, porque no lo son. Así que quizás habrá que pensarse el dejar de apoyar a estas grandes compañías. Yo en móviles nunca lo he hecho. No me he gastado nunca más de 306 euros que es el terminal más caro que he comprado (Xiaomi Mi5), ya que el iPhone 8 Plus que tengo no vino de una compra sino de un cambio con un amigo. En ordenadores y portátiles…, ya es otra historia.

Te invitamos a suscribirte a nuestro Twitter o canal de Telegram para recibir las últimas noticias del blog. Si te has quedado con ganas de más, puedes pasarte por nuestro Podcast.Por último, si deseas contactar conmigo puedes hacerlo a través de Telegram.

 

 

Siguenos en Feedly
Escuchanos en Google Podcasts
Escuchanos en Apple Podcasts
Escuchanos en Spotify Podcasts